País

La Matanza

Cerró la fábrica de alfajores Grandote tras dos meses sin abonar sueldos

Se trata de la firma La Nirva, que paralizó su producción en octubre de 2018 y mantenía una deuda salarial desde agosto. Hay 65 trabajadores afectados que iniciaron un acampe en la puerta de la fábrica y desde el gremio advierten por el impacto que puede generar en proveedores


La empresa productora de los alfajores Grandote cerró las puertas de su planta en el conurbano bonaerense tras dos meses de atraso con el pago de salarios y aguinaldos. Los 65 empleados afectados vienen denunciando el incumplimiento en los haberes, paralización de la producción y malas condiciones laborales.

La firma La Nirva, productora de los tradicionales alfajores está ubicada en la localidad de Lomas del Mirador, La Matanza. Desde el año 2017 pertenece al grupo Blend, y desde el 1 de octubre de 2018 decidieron paralizar las producción aunque de todas maneras hacían cumplir el horario al personal y pagaban los sueldos al día.

La Nirva se encontraba bajo Procedimiento Preventivo de Crisis desde principio de este año y desde agosto no abonaba los sueldos. La caída de consumo agudizó la crisis en el sector y la problemática derivó en el cierre. Ante esta situación los empleados decidieron realizar un acampe en la puerta del establecimiento.

Los operarios pertenecen al Sindicato de Pasteleros pero el cierre impacta en empresas proveedoras. Por este motivo, desde el Sindicato de la Alimentación (STIA) advirtieron que la situación puede repercutir en otras plantas y llamaron a solidarizarse con los trabajadores.

Más allá del no pago de haberes desde agosto de 2019, ya en octubre de 2018, los empresarios decidieron paralizar la producción pero con normal cumplimiento de horario laboral. Los trabajadores denunciaron en más de una oportunidad que las condiciones laborales no eran las mejores, e incluso manifestaron que lo hacían en espacio sin luz, sin agua ni gas.

Marcelo Cáceres, delegado del gremio de Pasteleros y empleado de la firma, aseguró: “Dijeron que era para reestructurar, pero lo primero que hicieron fue echar a 80 compañeros, a los que ni siquiera les pagaron las indemnizaciones”.

 

Comentarios