El Hincha

Superliga

Central volvió al triunfo y piensa en las dos Sudamericana

Con goles de Cabezas y Zampedri el equipo de Leo Fernández se impuso 2-1 ante Belgrano. La visita descontó tras un penal de Lema. Ahora piensa en el partido del jueves contra San Pablo


La tarde lluviosa encontró una ráfaga de alivio. Fue un rato donde el tiempo dejó de ser desapacible. Fueron no más de 15 minutos donde Central fue superior y sólo le bastaron tres para abrir y liquidar el juego. El equipo de Leo Fernández se quedó con un triunfo necesario. Una victoria que apaciguó lo hecho en Paraná y quedó como buen antecedente para lo que vendrá el jueves.

Un triunfo que le permite al Canalla continuar en busca del objetivo de jugar la Sudamericana de 2019. Y que sin dudas hizo que cambie el escenario de cara al juego más importante en lo que va del año, como es el que jugará por la actual edición de la Copa.

Otra vez de pelota parada. Y ya es un clásico. Esta vez ni siquiera importó que no estuviera Leonardo Gil. Es que fue Maxi Lovera el que se vistió “de colorado” y ejecutó de buena manera el córner que terminó en la palomita de Cabezas en la red. El colombiano, la figura de la cancha, volvió a demostrar su crecimiento y no solamente por su gol. Instantes más tarde llegó el golpe de nocaut con el tanto de Fernando Zampedri, que cortó una sequía de 660 minutos.

¿Y antes? Fue una media hora muy mal jugada. El Canalla jugó igual de mal que lo hizo en Entre Ríos. Marcó mal, no tuvo juego y fue un equipo largo. Pero no sucumbió en su arco porque Belgrano no estuvo fino de cara a Ledesma.

¿Y el segundo tiempo? Para Central fue tranquilo. Y cuando el rival lo inquietó respondió bien el arquero. Además, el entrenador pudo hacer jugar a Marco Ruben y así el delantero podrá llegar con algo de ritmo para el jueves.

El Canalla se sacó un partido difícil de encima. Y lo hizo con un equipo remendado por las adversidades previas. Y lo consiguió justo en el partido que debía; es que el encuentro de no haber terminado de manera favorable hubiera significado quedarse sin objetivo por delante con mucho tiempo de anticipación. Pero sin dudas un resultado que el plantel lo deberá tomar como inyección anímica de cara al jueves. Ganó y en la Superliga continúa, pero ante San Pablo seguramente será otra historia y a lo hecho ante el Pirata deberá agregarle un plus.

Si te gustó esta nota, compartila