Edición Impresa, El Hincha, Fútbol, Rosario Central

mercado canalla

Central tiene al Toro en rodeo propio

Después de varias idas y vueltas, el delantero Fernando Zampedri se convirtió en refuerzo Canalla.


Ahora sí. Fernando Zampedri se convirtió ayer en el segundo refuerzo de este libro de pases. Y lo hizo tras cumplir con la revisión médica, por la mañana en el Sanatorio Mapaci y luego firmar un contrato por cuatro años de duración con la entidad de Arroyito, por la tarde en la sede de calle Mitre.

Así, Paolo Montero cumplió con uno de sus deseos, sumar un delantero de área para acompañar a Marco Ruben. Y Zampedri llega precedido de la gran temporada que cumplió en Atlético Tucumán, donde jugó 32 partidos (22 por torneo local y 10 por Copas Internacionales), marcando 17 goles.

“Cuando me dijeron del interés de Central por contratarme, no lo dudé, les dije que le dieran para adelante”, dijo ayer Zampedri, apenas finalizada la revisación médica. Luego, el atacante de 29 años señaló: “Estoy muy feliz y no tengo dudas de que este es un muy buen paso en mi carrera”.

—¿Cómo pensás que se pueden complementar haciendo dupla con Marco Ruben?

—Eso se verá cuando nos vayamos conociendo en los entrenamientos. Lógicamente que espero poder aportar lo mejor para el equipo y también para el grupo.

—¿Ya hablaste con Montero?

—Sí, charlamos. Pero, en este tipo de situaciones, cuando te llaman los entrenadores, te hablan de lo que pretenden y de lo que buscan con tu llegada. Obviamente que ya nos conoceremos personalmente y profundizaremos varias cuestiones.

—¿Te vas a sumar a la pretemporada desde el arranque, este lunes?

—Eso lo tengo que hablar con Paolo en las próximas horas. El tema es que yo terminé de jugar con Atlético Tucumán hace un par de días y no tuve vacaciones. A lo mejor me dan unos días de descanso. Pero si me tengo que sumar desde el lunes, no tendré inconvenientes.

—Estaba previsto que hicieras la revisión médica el jueves. ¿Por qué se dilató tu llegada?

—Por cuestiones de movilidad. Llegué a Tucumán el mismo jueves y no tenía forma de ir a Rosario ese mismo día.

—Hiciste fuerza para llegar a Central, pero en Tucumán colaboraron también. Mario Leito, presidente de Atlético, dijo que no pusieron trabas para tu salida en agradecimiento a lo que diste en tu paso por el club.

—Sí, es así. Estoy muy contento por todo lo que me tocó hacer y vivir en Tucumán. Pero uno hace un esfuerzo buscando crecer. Y por eso hoy me pone feliz tener esta oportunidad en Central.

—¿Esta chance te llega en un momento de madurez?

—Sí. La madurez es importante para un jugador. Uno ya está más tranquilo y piensa mucho más las cosas. Y eso ayuda.

—¿Ya te empezaron a hablar de la importancia del Clásico y el folclore del fútbol de Rosario?

—No, todavía no. Pero uno como jugador ya sabe de que se trata y de cómo se disfrutan los Clásicos en Rosario.

Un comunicado oficial que generó dudas

Antes de que se cerrara la llegada de Zampedril, hubo un nuevo capítulo de la novela. Fue a primera hora de la mañana, cuando desde Atlético Tucumán dieron a conocer un comunicado oficial en el que aseguraban que no estaba cerrada la transferencia del delantero a la entidad de Arroyito.

Los dirigentes auriazules, que ya habían anunciado la contratación por redes sociales en la noche del jueves, se mostraron sorprendidos. Y tras algunas averiguaciones, explicaron que se trataba de una “cuestión interna”, entre el representante de Zampedri y las autoridades del Decano.

Sin embargo, en el texto del comunicado, no se hacía referencia alguna al representante del delantero. Y sí se hacía hincapié en que, más allá del anuncio en redes de parte de los Canallas, la operación todavía no estaba “finiquitada”.

Más tarde, todo se encaminó y la transacción se cerró. En principio, los auriazules abonaron 2,5 millones de dólares por el pase de Zampedri, que estaba compartido por el Decano (70 por ciento) y un grupo empresario (30 restante).

“Me contaron algo sobre el comunicado, pero fue un malentendido, está todo ordenado”, contó Zampedri al ser consultado sobre el hecho, que generó intranquilidad respecto de que la operación llegara a buen puerto. “¿Si estuvo en peligro? No, quedaron de lado los rumores, quería venir acá y cumplí con mi deseo”, dijo.

A marcar las prioridades

Tras las llegadas de Parot y Zampedri, y el inminente arribo del uruguayo Santiago Romero, la dirigencia canalla trabaja por la contratación de otros jugadores solicitados por Paolo Montero. ¿Las urgencias? El arquero y el marcador central zurdo. Y, al menos por ahora, no asoma sencillo cumplir con el deseo del DT auriazul.

Por el arquero, la directiva hará un último intento el lunes para conseguir los servicios de Diego Rodríguez. En caso de no lograr el objetivo, buscarán otra alternativa. En cuanto al defensor, después de los infructuosos intentos por comprar los pases del colombiano Tesillo y de Matías Caruzzo, se estudian otras opciones. Pero todavía no hay un nombre apuntado.

En tanto, ya hay oferta para Aldosivi de Mar del Plata por el 50 por ciento del pase de Jonathan Galván. El defensor, que también puede desempeñarse como volante, podría convertirse en refuerzo Canalla en las próximas horas.

Comentarios