El Hincha, Rosario Central

Panorama auriazul

Central renueva ilusiones con el Kily al mando y varias ausencias de peso por culpa del Covid

Cristian González se pondrá desde este miércoles otra vez al frente del plantel canalla, que inicia con la pretemporada en el predio de Arroyo Seco, donde no estarán Vecchio, Infantino, Ojeda y Gamba, contagiados al igual que Covea y Zabala. Hasta Ruben se lo pierde, aislado por precaución

Prensa RC

Central inicia este miércoles la pretemporada en el predio de Arroyo Seco, escenario elegido nuevamente para preparar el plantel con la intención de afrontar la Liga Profesional y la Copa Argentina. El plantel se sometió a los hisopados correspondientes y habrá varias ausencias de peso: Emiliano Vecchio, Gino Infantino, Emmanuel Ojeda y Lucas Gamba dieron positivos de Covid 19, así como cuatro auxiliares del plantel. Tampoco estará Marco Ruben, por contacto estrecho. Y en sus respectivos países aguardan el venezolano Michael Covea y el uruguayo Diego Zabala, ambos con coronavirus también.

Luego de buenos momentos y otros llenos de dudas, el Kily González volverá a estar al frente del Canalla, en una clara señal de la dirigencia con respecto al proyecto que se inició hace un año y medio, que implicaba apostar por los juveniles del club.

El DT cumplirá su cuarta pretemporada al frente del equipo, pero esta vez no tendrá a su lado a Diego Ordoñez y Horacio Carbonari como ayudantes de campo. Sí a Ricardo De Alberto, el hombre de máxima confianza del entrenador.

Antes de tomarse vacaciones el técnico dejó una lista de refuerzos y pidió que puedan estar en el arranque de la temporada. La dirigencia y Raúl Gordillo, secretario deportivo, hicieron los deberes y el lunes confirmaron la llegada de Walter Montoya y el arquero Gaspar Servio, dos de los apuntados en primer lugar por el Kily.

Y puede haber más. En estos días la intención es acelerar la negociación por Mauricio Martínez, otro de los nombres que apuntó el Kily para reforzar la zaga central. El jugador tiene contrato con Racing, pero Fernando Gago ya le avisó que no lo tendrá en cuenta. El club de Avellaneda quiere una cifra cercana a los 500 mil dólares por un préstamo, pero desde Central ofertaron la mitad de ese dinero. Por eso la idea es apurar la operación y en caso de no llegar a buen puerto salir a buscar otras opciones. Aunque fuertes cercanas informaron que Caramelo tarde o temprano volverá a ponerse la camiseta auriazul.

En tanto, la operación por Juan Cruz Komar se dificulta con el correr de los días, debido a las altas pretensiones que tiene Talleres por desprenderse del jugador.

Y otro que está en el radar canalla es el lateral izquierdo Santiago Montiel, que se desempeña en la reserva de River. Pero con esta negociación no hay mucho apuro ya en esa posición el entrenador cuenta con Lautaro Blanco, uno de los puntos más altos que tuvo el equipo en la temporada pasada.

Lo real es que al Kily, por ahora, la dirigencia le cumplió con algunos de sus pedidos. El técnico cuenta con mucha jerarquía del mediocampo para adelante ya que antes de fin de año se confirmó la continuidad de Marco Ruben y Emiliano Vecchio.

Con la llegada de Montoya el DT logra cubrir la banda derecha, una posición en el cual no pudo encontrar el jugador ideal. Además, tiene a Emmanuel Ojeda, Gino Infantino y Lucas Gamba como buenos complementos.

Resta saber el arribo de dos o tres centrales de jerarquía para reemplazar la salida de Gastón Ávila principalmente y de Nicolás Ferreyra y también para darle cierta competencia en el puesto a Facundo Almada.

Con eso el Kily podrá armar un equipo competitivo, que seguramente no negociará la intensidad a la hora de atacar (todo un sello del DT), pero que deberá saber retroceder y defender (el talón de Aquiles) para no sufrir los partidos y ser un verdadero protagonista de los torneos que le toque jugar.

Comentarios