El Hincha, Rosario Central

Copa Diego Maradona

Central perdió 3-1 con Vélez y se quedó sin chances de jugar por el ingreso a la Sudamericana 2022

Centurión, Almada y Monzón anotaron para los de Liniers y Marinelli descontó para el Canalla. El elenco del Kily terminó jugando con 9 jugadores por las expulsiones de Bottinelli y Martínez.


Telam.

No pudo. Central cayó ante Vélez y se quedó sin la posibilidad de jugar por el ingreso a la Sudamericana 2022. El equipo del Kily no pudo con el Fortín, que desde hace varios años lo vence cada vez que se cruzan. Fue derrota en San Juan y final de torneo sin la mueca de sonrisa que fue a buscar a San Juan. Se quedó sin premio, el que pudo buscar por haberse quedado son su grupo luego de hacer bien las cosas una vez que quedó sin chances de ir por el lado de los ganadores.

La noche no comenzó bien para el Canalla. Es que nuevamente un yerro defensivo le permitió a Vélez ponerse en ventaja. Laso salió lejos la cueva sin mirar que estaba Bouzat a quien le terminó haciendo penal que Centurión cambió por gol. El tanto en contra no hizo mella en las intenciones de Central que fue decidido a buscar la igualdad. Con Vecchio como conductor el equipo del Kily impuso condiciones en campo rival y tras gran remate de su capitán, Marinelli marcó el empate.

Un primer tiempo que terminó con un justo resultado. Y que a pesar de no haber tenido tantas ocasiones de riesgo para los arqueros fue entretenido y bien jugado, por momentos. Central con la pelota se sintió más cómodo, aunque le faltó peso arriba para complicar más a Hoyos.

Tras la pausa del entretiempo Central tuvo su momento para ponerse en ventaja. Pero el chaqueño Ferreyra definió mal cuando había sido habilitado por Marinelli. Más allá del yerro en el arco rival el Canalla siguió insistiendo con buen trato de pelota y tratando de generar sociedades que no aparecían. Kily sacó a Ojeda, de flojo partido, y mandó a la cancha a Lo Celso en busca de que el equipo crezca en volumen de juego, Sin embargo, el Canalla dejó de hacer lo que estaba haciendo y el rival emparejó el desarrollo del juego. El quedo que mostró Central es algo que se vio bastante durante todo el torneo. Es que al equipo le ha costado durante toda la temporada tener una conducta regular en el aspecto físico.

Todo lo contrario le sucedió a Vélez que con los cambios, tiene más recambio, se reinventó en la cancha y llegó a la ventaja, otra vez desde el punto penal. Encima en esa jugada Bottinelli vio la roja. A pesar de que el rival también se quedó con 10, Bottinelli se fue expulsado y el juego terminó un rato antes del final.

Ahora Central deberá cambiar de chip. Ya que antes del pequeño descanso jugará en San Nicolás por Copa Argentina. Allí tendrá que lidiar con la mochila de la obligación que significa jugar ante un rival que milita en otra categoría como es Boca Unidos de Corrientes.

Comentarios