El Hincha, Rosario Central

Copa Liga Profesional

Central no mostró su mejor versión y perdió ante Aldosivi en el Gigante


Franco Trovato Fuoco

Una mala noche. No le salió casi nada. El técnico decidió rotar y su idea no funcionó. Perdió ante uno de los equipos más humildes del torneo. Central cayó por segunda vez de manera consecutiva. Y encima Gamba se retiró lesionado. Más allá de la derrota y que no jugó bien, otra vez en el partido de Central el árbitro fue protagonista. Como sucedió hace días en La Plata, el juez del encuentro perjudicó al Canalla. Echenique no cobró lo que fue un claro penal, cuando el partido es-taba 0-1.

De cuatro partidos el Canalla solamente lleva sumados el 25 por ciento de los puntos, muy poco. Claro que el gran objetivo es la Copa Sudamericana, pero en esta seguidilla de encuentros por el torneo local sin competencia internacional solamente pudo vencer a Vélez.

Hasta que Juan Pablo Romero evitó el 0-2 el primer tiempo, dejaba la sensación de injusticia. Es que la visita aprovechó la que ocasión que tuvo y el Canalla no pudo anotar en las dos claras de peligro que generó. Con la tapada del juvenil, segundos antes de que terminara la primera etapa, la desventaja parcial no dejó tan expuesta la falta de justicia.

Central no hizo una buena primera parte. Es que lo que programó el Kily desde el comienzo no funcionó. Alan Marinelli no hizo bien las cosas jugando en la mitad de la cancha y Franceso Lo Celso tuvo un desempeño similar. No hubo tándem para nada, es que al rendimiento de los que estuvieron en el medió se sumó un muy discreto partidos de los laterales. Así y todo Central tuvo dos claras, una con Gamba como protagonista y la otra con Marinelli, que ya estaba jugando arriba por la salida prematura del mendocino; en las dos jugadas el que ganó el duelo fue Devecchi.

El gol del Tiburón encontró a un sector izquierdo canalla muy vulnerable. Lo Celso no ocupó de buena manera su espacio y tanto Blanco como Ávila no presentaron buenas armas para defender el arco de Romero. La primera parte no solamente dejó el gol en contra, sino que también arrojó un signo grande de interrogación por la salida de Gamba, quien volvió a jugar luego de la lesión.

En los primeros veinte minutos del complemento el desarrollo del juego fue parejo y el marca-dor no cambiaba. Es por eso que el Kily tuvo que retroceder sobre sus pasos y mandó a la cancha a Zabala y Pupi Ferrerya, dos que estaban en el banco por la rotación. A partir de ahí el partido fue de Central pero llegó una jugada puntual: Ojeda tiró el centro y la pelota le dio claramente en la mano a Coloccini; era penal pero Echenique lo ignoró. Tras ese yerro arbitral el nerviosísimo de apoderó de los jugadores y del cuerpo técnico auriazul y por si esto fuera poco Lodico marcó el segundo y liquidó el partido.

Central perdió. La rotación que ideó el técnico no funcionó para nada. Y habrá que ver si no pierde a Gamba para lo más importante que tiene por delante. El Canalla sumó su segunda derrota en fila y si bien lo que viene es Sarmiento todos los cañones apuntan a los cuartos de final de la Sudamericana.

La previa del partido

Participar de la Copa Sudamericana y estar en cuartos de final es un privilegio que Central disfruta, tanto el plantel como sus hinchas. Pero esta situación supone una inevitable seguidilla de partidos, que sumada a un plantel no tan largo y con inconvenientes físicos o producto del covid-19, obliga a Cristian González a priorizar algunos partidos y considerar cierta rotación del plantel para evitar lesiones o un desgaste innecesario previo a lo que por ahora es el cruce más importante: la ida del martes 10 ante Bragantino.

Por ese motivo, el DT canalla analizó en la previa si era mejor guardar jugadores para el partido de este lunes ante Aldosivi, o el viernes ante Sarmiento, un par de días antes del cotejo de ida ante los brasileños en el Gigante. Y la decisión fue presentar una formación alternativa, con varios titulares y otros futbolistas a los que le viene bien el rodaje, como los casos de Lucas Gamba y Milton Caraglio.

Así, el Canalla saldrá a jugar con el Tiburón sin Jorge Broun y Marco Ruben, aún ausentes por covid-19, pero además lee dará descanso a Almada, Diego Zabala y el Pupi Ferreyra, tres de los futbolistas que más minutos llevan acumulados entre Sudamericana y torneo local.

Tal vez se podría suponer que era una buena chance para darle descanso a Emiliano Vecchio, quien viene con algunos problemas físicos. Pero el Kily sabe que el capitán canalla es una pieza que no tiene recambio y por eso seguirá entre los once, y tal vez no lo utilice el viernes ante Sarmiento, mucho más cerca del cruce ante Bragantino.

Obviamente el Kily prioriza la Sudamericana, y es lógico, pero tampoco quiere relegar puntos en el torneo local, donde el Canalla arrancó irregular, con una victoria en el Gigante y dos caídas fuera de casa.

Y ese es un punto difícil de manejar, porque irremediablemente la cabeza de los jugadores está en el partido por la Sudamericana, aunque está claro que el funcionamiento sólo se puede afianzar si el equipo tiene un buen rendimiento en el torneo local, algo que por ahora no logró.

El partido también es una buena oportunidad para el Kily para saber cómo está Lucas Gamba, que vuelve tras la lesión, y también le dará más rodaje a un Milton Caraglio que claramente aún no está en su mejor versión física y futbolística, algo que logrará con partidos.

Con Marco Ruben aún en duda para el choque ante Bragantino, el entrenador canalla seguramente analizará el rendimiento de Gamba y Caraglio, para saber si puede ser la dupla titular ante los brasileños, algo que podría depender de lo que suceda hoy ante el Aldosivi, un partido que vale tres puntos, aunque la cabeza de todos esté en la Sudamericana.

Comentarios