El Hincha, Rosario Central

Copa Diego Maradona

Central no jugó nada bien y lo único positivo fue el resultado para seguir como líder de su zona

Necesitaba ganar para seguir arriba en el grupo A, y lo hizo. No jugó un buen partido, no hay dudas de eso. Pero con muy poco le alcanzó al Canalla para derrotar a Aldosivi en Mar del Plata. Fue por la mínima, 1-0, gracias a una certera media vuelta de Alan Marinelli en el primer tiempo


Necesitaba ganar para seguir arriba en el grupo A, y lo hizo. No jugó un buen partido, no hay dudas de eso. Es más, fue de los más flojos de los últimos tiempos. Pero con muy poco le alcanzó a Central para derrotar a Aldosivi en Mar del Plata. Fue por la mínima, 1-0, gracias a una certera media vuelta de Alan Marinelli dentro del área a los 16 minutos del primer tiempo. Esa fue la diferencia. Con ese gol, los de Arroyito lograron el objetivo.

Esta vez, la forma quedó de lado. El rendimiento auriazul fue pobre. Y el equipo del Kily González terminó sufriendo, jugando un segundo tiempo para el olvido. Defendiendo muy metido en su propia área, con dientes apretados y cinco jugadores en la última línea; todo esto ante un rival endeble, que no tuvo ideas en ataque, y apenas si mostró vergüenza deportiva para buscar infructuosamente el empate.

¿Los puntos clave de la victoria? Muy pocos. El momento de Marinelli, autor de cuatro goles en los últimos tres partidos; la revancha de Marcelo Miño, recomponiendo imagen con su correcto desempeño protegiendo el arco auriazul cada vez que lo llamaron; y el manejo de Emiliano Vecchio, que pese a no estar en plenitud física sigue siendo el más claro de un equipo que todavía no tiene una estructura definida.

En una de las pocas acciones colectiva de ataque que hilvanó en todo el partido, Central dejó expuesta la endeblez y lentitud de la última línea de los marplatenses, y abrió el marcador. Fue a los 16 minutos, tras una trepada de Martínez por derecha que, gracias a un yerro de Schunke, terminó en gol de Marinelli tras una rápida media vuelta dentro del área.

¿Los defectos del canalla? Fueron muchos. Durante varios pasajes del encuentro, en casi todo el complemento, el equipo del Kily defendió muy metido en su propia área; le entregó le pelota y el terreno al rival, le dio facilidades para que imponga condiciones. Además, Central no mostró capacidad, ni inteligencia, para manejar los momentos del partido. Ayer, por ejemplo, no supo sacar provecho, entre otras cuestiones, de la ventaja en el marcador. Y volvió a evidenciar inconvenientes para recuperar la pelota, no por nada es uno de los equipos con peores números en ese rubro en la Copa Diego Maradona.

Fue un mal partido de Central, indiscutible. Pero el de Aldosivi fue igual o peor. Y el analista positivo, que habitualmente trata de ver algo de agua en el vaso, planteará que los auriazules llevan cuatro partidos sin perder, con dos victorias y dos empates. Y que a dos fechas del final de la Fase Complementación, se mantienen en la parte alta de la tabla del grupo A. Y que dependen de sí mismo para quedarse con ese primer lugar y ganarse el derecho a jugar una final contra el vencedor de la zona B.

Eso sí, más allá de que pueda quedarse con el grupo, hay cuestiones que no pueden quedar de lado. En nueve partidos disputados en esta Copa Diego Maradona, el DT canalla todavía no encontró el equipo. Ni en cuanto a nombres, ni en cuanto a sistema. Y eso debe preocupar y mucho al Kily González. En especial, apuntando a la evaluación que el entrenador debe realizar del plantel de cara al futuro cercano. Eso también incluye el acertar en los puestos a reforzar durante el próximo mercado. En ese sentido, el margen de error será bajo. Y allí habrá otro desafío para el Kily, tan complejo como conseguir el boleto a Sudamericana 2022 que otorga esta competencia.

Comentarios