El Hincha, Rosario Central

Copa Sudamericana

Central no dejó dudas ante San Lorenzo y se trajo tres puntos claves para seguir prendido

Central dejó atrás el mal trago que le propinó Platense y recuperó la memoria. Ahora el Canalla depende de sí mismo para avanzar en la Sudamericana, el objetivo máximo del Kily y sus muchachos


Pasaron 16 años para que Central vuelva a ganar en el Nuevo Gasómetro. Y valió la pena tanta espera. El Canalla edificó un triunfazo de principio a fin para derrotar 2-1 a San Lorenzo. De esta manera el equipo del Kily sigue en carrera por el primer lugar del grupo A, que hoy es propiedad de Huachipato, justamente el próximo rival.

Central no tenía mucho margen para regalar puntos y más sabiendo que los chilenos habían ganado un par de horas ante en Paraguay. Para eso el Kily preparó un equipo de mucha intensidad. El DT auriazul fue pilló y al tener en cuenta que el Ciclón estaba estallado de problemas lo fue a presionar. Así contó con varias situaciones, pero siempre le faltó algo para vulnerar el arco azulgrana. Torrico salvo algunas y el palo le devolvió una definición de Ruben el área chica.

San Lorenzo era una canción desesperada, pero se encontró, sin patear al arco, con una ventaja impensada por una pifia de Gastón Ávila. Central no se achicó para nada y siguió conduciendo el trámite a su gusto, con Vecchio jugando increíblemente libre de mar-cas. Daba la impresión que al local le daba lo mismo ganar que perder.

En el complemento la tónica fue la misma. Central comandaba y el Ciclón miraba. El empate canalla estaba al caer. Restaba afinar la puntería. Esa que tuvo Gattoni para quebrantar a su propio arquero. A esa altura el empate hasta era generoso. El equipo del Kily hizo todo para ir ganando de manera cómoda.

Y la ventaja llegó. Otra vez presión ante la salida de San Lorenzo y eso genero que Ruben reciba una pelota de espaldas al arco. El nueve aguantó la marca y le cedió a Vecchio el gol. El capitán hizo el resto. Amagó una vez y le dio un pase a la red para el delirio del Kily, a esa altura del partido estaba expulsado, que se fundió en la platea con Ricardo Carloni.

Central dejó atrás el mal trago que le propinó Platense y recuperó la memoria. Ahora el Canalla depende de sí mismo para avanzar en la Sudamericana, el objetivo máximo del Kily y sus muchachos.

La previa del partido

Tiene una chance inmejorable. Central visita a San Lorenzo por la cuarta fecha del grupo A de la Copa Sudamericana sabiendo que, si gana el partido, seguirá dependiendo de sí mismo para ser el primero del grupo, único que avanza a octavos de final de la competencia.

Además, si los auriazules se imponen se darán el gusto de eliminar al Ciclón que, antes de que comenzara su participación en el torneo, era el favorito a quedarse con el pasaje a la siguiente fase. Y ahora se encuentra en un pico de crisis futbolística, que incluye la renuncia del técnico Diego Dabove tras la derrota del último domingo ante Racing, que determinó también que San Lorenzo no clasificara entres los mejores 4 de su grupo en el torneo local.

Un empate con los azulgranas también mantendría a Central con vida para ganar su zona en esta Sudamericana. Pero, para que esto se materialice, también deben igualar 12 de Octubre y Huachipato, que juegan a las 19.15 en Asunción. Con tres fechas disputadas, paraguayos y chilenos lideran el grupo A invictos y con cinco puntos cada uno; mientras que los auriazules suman cuatro unidades y San Lorenzo cierra posiciones con un punto y como el único equipo de la zona que todavía no ganó.

El partido de este miércoles entre San Lorenzo y Rosario Central se disputará desde las 21.30 en el Nuevo Gasómetro, contará con televisación en directo por la cadena Espn 3 y DirecTv, y será arbitrado por el brasileño Bruno Arleu.

Eliminado de Copa Argentina en el debut ante el débil Boca Unidos de Corrientes, por 32avos de final, y sin lograr clasificar para los cuartos de final de la Copa de la Liga, Kily González necesita maquillar este semestre cuya única alegría concreta fue la victoria en el Clásico. Y la única posibilidad de mejorar lo hecho es ser primero en su grupo de Copa Sudamericana, chance que por ahora se mantiene matemáticamente abierta.

Para afrontar este compromiso frente a San Lorenzo, Cristian González aún no dio señales del posible equipo titular. Pero hay buenas chances de que ante el Ciclón vayan desde el inicio los mismos que protagonizaron el Clásico ante Newell’s. De ser así, el equipo canalla tendría un solo cambio respecto de los que vienen de perder visitando a Platense por 4 a 1. La variante sería en el mediocampo y marcaría el regreso de Emiliano Vecchio, recuperado de covid-19, en reemplazo de Rodrigo Villagra.

En la vereda de enfrente estará San Lorenzo, de flojísimo semestre. Tras la derrota del domingo ante Racing en Avellaneda, que lo dejó afuera de los mejores cuatro de su grupo en el torneo local, renunció el técnico Diego Dabove. Y el equipo será conducido en forma interina por Leandro Romagnoli, acompañado del Beto Acosta y Diego Monarriz como ayudantes de campo.

Si bien el once del Ciclón no está confirmado, no jugaría Diego Braghieri, con un problema físico. Aunque, como contrapartida, en ataque reaparecería como titular Franco Di Santo, autor del primero de los goles del Ciclón en el triunfo ante Central por 2 a 0 en el Nuevo Gasómetro. Ese partido, correspondiente al torneo local, se disputó el pasado 3 de abril.

Comentarios