Edición Impresa, El Hincha

Puede ser un arma

Central: la altura desaprovechada

A pesar de los 23 córners a favor, en los dos últimos partidos Central no lastima. Burgos mide 1,92 y Torsiglieri 1,90.


Si bien hasta ahora solamente se jugó una fecha, no es un dato menor que Rosario Central haya sido el equipo que más córners tuvo a su favor (13) y que no los pudo aprovechar. Es más, en el encuentro del último miércoles frente a Atlético de Rafaela, el equipo de Eduardo Coudet tuvo 10 tiros de esquina. Esto sumado a los que generó ante Defensa y Justicia suman 23 y sólo un par de ellos fueron cabeceados por jugadores propios.

Además, hay que recordar que el gol con la mano de Mathías Abero vino tras un córner en contra. Lo que habla a las claras que el Canalla desaprovecha esta situación y en dos juegos ya la sufrió. Y eso que tiene zagueros centrales altos: Esteban Burgos mide 1,92 y Marco Torsiglieri 1,90 metro.

Los dos defensores auriazules cabecearon muy poquito en ataque y si bien sacaron varios envíos que cayeron al área propia, de cabeza, en defensa lo padecieron en el gol de Abero y en la previa al primer tanto de la Crema.

p18f2-quique-
No pesa en ataque. Marcos Torsiglieri, a pesar de su 1,90, aún no convirtió goles. (Enrique Galletto)

Sin dudas que la defensa de Central no sólo genera dudas por abajo sino también por arriba. Y eso que el Canalla es uno de los dos equipos de Primera que cuenta con dos defensores titulares de 1,90 o más de altura. ¿El otro? Boca tiene a Santiago Vergini (1,91) y a Fernando Tobio (1,90), que si bien no jugaron juntos en la primera fecha, la idea del entrenador xeneize es que ambos formen la dupla de centrales titular.

En total hay 16 equipos de los 30 de Primera División que tienen al menos un defensor de esa altura o más.

La lista completa es la siguiente: Arsenal: Tomás Berra (1,91); Atlético Tucumán: Franco Sbuttoni (1,95); Atlético de Rafaela: Gastón Campi (1,92) y Rodrigo Colombo (1,92); Belgrano: Nicolás Ferreyra (1,94) y Cristian Lema (1,90); Boca: Fernando Tobio (1,90) y Santiago Vergini (1,91); Colón: Germán Conti (1,92); Estudiantes: Jonathan Shunke (1,94); Huracán: Mario Risso (1,93); Newell’s: Nehuén Paz (1,91); Quilmes: Sergio Escudero (1,94) y Cristian Trombetta (1,93); River: Arturo Mina (1,90); Talleres: Carlos Quintana (1,91); Temperley: Gastón Bojanich (1,91); Tigre: Mariano Echeverría (1,92) y Unión: Fernando Sánchez (1,92).

Los ejecutantes

Claro que el hecho de que el Canalla no lastime a pesar de la altura de los zagueros centrales que van en busca, al área rival, de cada envío aéreo, es falla también de los ejecutantes. Los jugadores que tienen el encargo del cuerpo técnico de ejecutar la pelota detenida ya sea a través de un córner o tiro libre son: Walter Montoya, Giovani Lo Celso y José Luis Fernández.

En el primer partido del torneo y en el de Santa Fe se pudo apreciar varios yerros en los envíos. Uno de los que más falló fue Lo Celso, quien en el juego por el campeonato hasta tiró un tiro de esquina que salió del campo de juego por detrás del arco y ante Atlético varios de sus centros fueron rechazados por los rivales en el primer palo.

Van al área rival y defienden

Además de los centrales, siempre y cuando el Chacho pueda poner el equipo ideal, van al área rival a cabecear y defienden la pelota parada Damián Musto (1,82), Teófilo Gutiérrez (1,78) y Marco Ruben (1,79).

Comentarios