El Hincha, Rosario Central

Copa Liga Profesional

Central jugó uno de los peores partidos del torneo y cayó ante Estudiantes en el Gigante

Central empezó de la peor manera la semana más importante del semestre. Es que con la derrota no solamente hipotecó la chance de la clasificación, sino que volvió a jugar de mala manera. No tuvo cambios de ritmo, careció de juego y no tuvo reacción en un partido clave

Fotos: Franco Trovato Fuoco

Central empezó de la peor manera la semana más importante del semestre. Es que con la derrota no solamente hipotecó la chance de la clasificación, sino que volvió a jugar de mala manera. El equipo del Kily jugó uno de los peores partidos del torneo. No se le cayó una idea en toda la noche. No supo qué hacer con la pelota. No tuvo cambios de ritmo, careció de juego y no tuvo reacción en un partido clave.

En un muy mal partido el Canalla perdió de manera justa. Es que más allá de que el rival pateó en un par de ocasiones, Central no hizo nada. Y otra vez se volvieron a ver los problemas de siempre con y sin pelota.

En el juego de anoche el Kily adelantó a Emiliano Vecchio y así Rodrigo Villagra fue el volante más retrasado. Con esta corrección y manteniendo el sistema de juego 4-3-3 el Canalla salió a jugarle al Pincha. Un rival prolijo que se paró con dos líneas de cuatro y únicamente apostando a la rapidez de sus hombres de punta.

La posición de Estudiantes en la cancha hizo que fuera el equipo del Kily el que intentara, desde los primeros minutos, ser el protagonista del encuentro. Por momentos el Canalla impuso condiciones desde la posesión de la pelota, pero nuevamente aparecieron los viejos problemas de generación y la falta de juego.

Los minutos fueron pasando y el partido entró bajo el adjetivo de inmirable. Es que ninguno de los dos supo cómo lastimar al otro y la pobre pelota estuvo más en el aire que al ras del piso.

Vecchio tuvo un primer tiempo para el olvido y como es sabido sino juega el diez no juega nadie en este equipo. Marinelli no hizo pesar nunca su velocidad por la derecha y Pupi Ferreyra fue livianito por la izquierda. El marcador en cero fue un castigo para ambos equipos pero fue lo más justo; ya que Central y Estudiantes no supieron como lastimarse.

Tras el descanso el juego siguió en la misma sintonía. Pero en una jugada donde se resintió Ávila del hombro, Estudiantes cambió de frente la pelota y aprovechó la quietud de Torrent para armar la jugada que Cauteruccio, en el primer tiro al arco del Pincha, convierta el gol.

Los minutos fueron transcurriendo y el partido a Central le pedía variantes. Sin embargo el Kily recién movió el banco tras la expulsión de Villagra pero no lo hizo en pos de buscar el empate ya que el que ingresó fue Ojeda.

Un partido para el olvido. Otro más. Un rendimiento que no hace otra cosa que dinamitar aún más el ciclo del Kily González. Pero lo más importante es que con la derrota se alejó de la posibilidad de cumplir el objetivo a pesar de que matemáticamente continúa con chances. Claro que jugando como jugó anoche una posible clasificación solamente será la causa de un milagro.

La previa del partido

Como una final. Así debe afrontar Central el partido en Arroyito ante Estudiantes, rival directo en la lucha por clasificar a la siguiente instancia de la Copa de la Liga. Dejar los tres puntos en casa significará sin duda una inyección anímica importantísima tras la pobrísima actuación en Paraguay por la Sudamericana, pero sobre todo en la previa del Clásico ante Newell’s, el duelo más esperado por los hinchas y que determina gran parte del éxito –o fracaso- de la temporada.

Depende de sí mismo el Canalla, ya que si baja al Pincha del Ruso Zielinski se acomoda entre los mejores de la zona A cuando quedarían apenas dos partidos más por delante, sin contar claro con los que deberá jugar por Copa Sudamericana (el miércoles recibirá a San Lorenzo). Y después se viene nada menos que la Lepra, también de local. A todo o nada, de la misma manera que debe salir a jugar en el Gigante ante el elenco de La Plata.

A pesar del flojísimo nivel mostrado ante 12 de Octubre, Cristian González redoblaría la apuesta con el esquema 4-3-3 utilizada en los últimos partidos. Aunque habrá algunas diferencias con respecto al once inicial que arrancó jugando en el estadio Luis Alfonso Giagni de Villa Elisa.

Aunque al principio se especuló con que el Kily iba a preservar a Joaquín Laso, único jugador del plantel que suma cuatro amonestaciones, para tenerlo en el Clásico del próximo domingo ante Newell’s, finalmente no será así. Aunque muy cuestionado por los hinchas, para el DT el ex Tigre y Vélez es titular indiscutido en la defensa.

En tanto que Gastón Ávila, totalmente recuperado de la molestia que lo obligó a dejar la cancha el último martes en la excursión a tierras paraguayas, continuará como marcador de punta por el sector izquierdo, así como Fernando Torrent por derecha. Nicolás Ferreyra completará la línea del fondo canalla.

Y más adelante el Kily mantendrá en el equipo al uruguayo Diego Zabala, así como a Rodrigo Villagra y Emiliano Vecchio, todos como “volantes internos”, dejando como puntas de lanza a Lucas Gamba, Marco Ruben y un atacante más que saldrá de Alan Marinella o Luciano Ferreyra.

¿Y en la vereda de enfrente? Estudiantes, que viene de igualar sin goles como local ante Gimnasia en el clásico de La Plata, tiene a Fabián Noguera, David Ayala y Leandro Díaz en duda debido a distintas molestias musculares, pero Zielinski los esperará hasta último momento. Además, Iván Gómez no formará parte de la delegación tras la muerte de su mamá a causa del Covid y sería reemplazado por Lucas Rodríguez.

“Este campeonato es particular. Creo que se va a resolver en la última fecha y el que tenga mejor sprint va a clasificar. Con Central va a ser una final”, expresó el Ruso Zielinski cuando le preguntaron sobre el choque ante el Canalla. Y por Arroyito opinan lo mismo.

Comentarios