Edición Impresa, El Hincha

Central goleó a Ferro en el debut de Palma

Central, en el debut de Omar Palma como técnico, mostró otra actitud y derrotó sin problemas a Ferro Carril Oeste. Palma: “El equipo se brindó por completo”

Hacía falta un cambio. Un golpe de efecto. Un mensaje nuevo. Los últimos resultados así lo exigían. Por qué no también dio resultado esto de que el equipo estuviera en manos de un hombre que conoce el club. Alguien que haya ganado algo con Central. Lo concreto es que sin hacer un gran partido, el canalla se reencontró con la victoria que necesitaba. Así sumó tres puntos que permiten mantener viva la esperanza de llegar, al menos, a jugar una Promoción por el ascenso. Algo que hace unos días atrás parecía complicado. Y hoy, por estas cosas del exitismo futbolero, asoma como más factible. Y aunque se trate de una sensación, les permitirá a los canallas vivir una semana más tranquila.

Fue un contundente 3 a 0 sobre Ferro  en el Gigante. Con el estreno de Omar Palma como técnico. Y esta vez, a diferencia de otras ocasiones, el equipo encontró la serenidad para cerrar el partido. Es que después de mucho tiempo, el hincha terminó disfrutando un triunfo sin tener que mirar el reloj.

El primer tiempo fue más de lo mismo. El equipo no tuvo solidez. Le costó generar situaciones de gol y fue permeable. El mediocampo no contuvo, y tampoco hubo capacidad para manejar la pelota con criterio. Rivarola estuvo perdido. Méndez, a destiempo y desordenado. Y Ballini, incómodo sobre la derecha.

 Sin hacer demasiado, Ferro dejó una mejor imagen en los primeros 25. Inclusive podría haber traducido esa sensación en el marcador, cuando Meza Sánchez sacó un remate desde el borde del área, pero Broun reaccionó en forma notable y sacó la pelota al córner.

Pero de a poco, Central se acomodó. Méndez fue a la derecha y Ballini al centro. El equipo ganó en equilibrio, y mejoró. Pero no lo suficiente como para desarticular al ordenado Ferro. Así se fueron los primeros 45, con los jugadores caminando hacia el vestuario bajo una estridente silbatina desaprobatoria de parte de la gente.

Para el complemento, Palma decidió el ingreso de Kily González en lugar de Rivarola. Y antes de saber los efectos de la variante en el funcionamiento, el equipo ya ganaba 1 a 0. Carrizo sacó un centro desde la izquierda que parecía controlado por Nereo Champagne. Pero el arquero calculó mal, y le sirvió el gol al debutante Rafael Delgado, que se disfrazó del Chelito para anotar el primero.

 A pesar de estar arriba en el marcador, a Central le costó adueñarse del trámite, manejar el ritmo. Pero sobre los quince, una grosera falla de Villavicencio terminó en infracción de tarjeta roja sobre Biglieri. Abal aplicó el reglamento y Ferro quedó con diez.

A favor del canalla, Bianco prefirió no hacer cambios para reacomodar la defensa. Ferro quedó expuesto, perdió orden y equilibrio. Por eso no extrañó que, en una contra, entre Méndez y Carrizo empezaran a liquidar el partido. El juvenil primero, y Lucho Figueroa después, estiraron cifras tras precisas asistencias de Méndez.

Ganó Central 3 a 0 y, por las ventajas que contó en el complemento. Pero en el camino trazado hacia el objetivo, no hay demasiado tiempo para disfrutar. Quedan once finales para los de Omar Palma, que ya saben que el margen está agotado. Y que, para seguir descontando puntos a los de arriba, sólo sirve sumar de a tres.

Comentarios