El Hincha

Fútbol Femenino

Central ganó, gustó, goleó y gritó bicampeón

El Canalla derrotó 7-0 a Semillero y se quedó nuevamente con el título de la Liga Rosarina, que lo tuvo siempre como protagonista.


Juan José García

“El triunfo no está en vencer siempre, sino en nunca desanimarse. Fuerza chicas”. La frase estaba pintada con tinta azul sobre un trapo amarillo que colgaba del alambrado que rodeaba la cancha de Cosecha donde Central se jugaba el título de la Rosarina ante Semillero. Y no hubo dudas que ese grupo de compañeras que este domingo se coronaron bicampeonas de Rosario reflejan esa frase. Algunas son madres, otras estudian o trabajan y, además, se hacen tiempo para entrenar, por amor a la camiseta, por amor al fútbol.

Y esto se hace extensivo a todas aquellas jugadoras que integraron los 20 planteles de este Torneo Apertura que llegó a su fin, y que ya tiene dueñas.

Fueron 19 fechas. Y Central fue el mejor con 17 partidos ganados, 103 goles a favor y sólo 8 en contra. Ninguna derrota. Números contundentes que no hacen más que reflejar en la tabla lo que Central hizo en la cancha: ganó, gustó y goleó durante casi todo el torneo.

“¡Dale campeón…!”, se empezó a escuchar una vez comenzado el segundo tiempo. Y en realidad debería haber sido “dale campeonas”. El fútbol femenino de Central volvió a quedarse por segundo año consecutivo, con el título de la Liga Rosarina. Y fueron ellas, las que merecen que se las distinga por el logro.

Las canallas llegaron a esta última fecha con una mínima ventaja de dos unidades sobre su escolta Social Lux. Tenían que ganar, y lo hicieron. Y sin que el partido se permitiera pensar en sorpresas.

Desde temprano comenzaron a llover goles en el área de Semillero, rival de la jornada. A los 4 minutos, Virginia Gómez (jugadora de la selección argentina), tomó la pelota en el borde del área y se hizo cargo de patear un tiro libre. La estampó en la red para comenzar a ilusionarse con el título.

Pocos minutos después, luego de un centro desde la derecha, Romina Escalada se encontró sola en el área para cabecear y poner el 2-0.

Luego llegó el turno de Mayra Sánchez, que a los 18 ponía el marcador en una distancia que parecía irremontable para la visita.

En el segundo tiempo, la historia no se modificó. Central siguió siendo el dueño del partido, ante un Semillero que intentó, pero no pudo.

A los 3 minutos Paula Salguero ya había puesto el 4-0. No podía faltar el tanto de Érica Lonigro, la gran goleadora del equipo auriazul, que colaboró a los 7 minutos para poner el 5-0. Escalada nuevamente, a los 16, marcó el sexto. Y a los 20, Salguero ingresó al área rival en soledad, le hicieron una falta muy dura y el árbitro pitó penal. Gómez se paró desde los doce pasos, pateó fuerte y sin titubear y puso el 7-0 definitivo. El triunfo que Central necesitaba para ser el bicampeón.

Y las Guerreras festejaron en Cosecha. Junto a familiares, compañeras y amigos que se acercaron al predio de Cristalería para alentarlas. Ojalá el próximo lunes, que la primera masculina juega en el Gigante, puedan festejarlo allí. Se ganaron ese honor.

Acá están, estas son…

Melani Álvarez
Nadia Capo
Roció Sebastianelli
Cecilia Centurión
Romina Escalada
Graciela Paris
Maira Sánchez
Camila Bellavia
Paula Salguero
Virginia Gómez
Érica Lonigro
Valentina Mana
Pamela Juárez
Luana Rodríguez
Rebeca Foray
Camila Rodas
Nanci Trescher
Soledad Quiroz
DT: Rosana Gómez
Ayudantes: Facundo Newton y Jésica Oroño

La palabra de las protagonistas

Las emociones siguieron una vez finalizado el partido. “Hay mucho sacrificio detrás de esto. El esfuerzo es mucho y la motivación sale desde el corazón. Yo estoy muy orgullosa de formar parte de este grupo”, le confesó a El Hincha Rosana Gómez, entrenadora Canalla. “Quiero devolver el apoyo y la confianza que me han dado desde la institución. Es un orgullo formar parte de la familia de Central”, continuó en referencia al apoyo que reciben desde el club de Arroyito.

Virginia Gómez, mediocampista canalla y de la Selección argentina también se tomó unos minutos para hacer un balance y destacar las virtudes del equipo: “Somos muy unidas, muy compañeras y amigas. Entrenamos un montón,
la comunicación, el respeto y la humildad hicieron posible este nuevo campeonato”.

“Es una felicidad enorme. Me perdí un par de partidos porque estaba en la Selección y lo extrañé demasiado. Para mi Central es todo porque soy hincha del club”, culminó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios