El Hincha, Rosario Central

Copa Liga Profesional

Central fue perjudicado, jugó mal y perdió ante Gimnasia en su visita al Bosque


Nicolás Aboaf

Central fue perjudicado, jugó mal y perdió. El equipo del Kily dio un paso en falso en su visita a La Plata y cayó ante un discreto rival cuya única pelea en este certamen es la de sumar puntos para el promedio. El encuentro fue de bajo vuelo. Tuvo un protagonismo desmedido de Ariel Penel y sus colaboradores. El mejor del Canalla fue otra vez el arquero Juan Pablo Romero, quien evitó que la caída fuera por goleada.

Una derrota dolorosa, como todas, pero que mostró a un equipo sin ideas y que solamente fue para adelante por el gran amor propio que muestra siempre este Central. Un conjunto que tiene un plantel corto, que no tiene tantos recambios y que extrañó horrores la ausencia de Marco Ruben.

En la primera parte hubo groseros fallos arbitrales y los mismos perjudicaron a Central. Es que en el centro de Vecchio que Ávila no pudo marcar, hubo un agarrón a Caraglio (que cayó incluso) pero Penel no lo cobró. En la jugada que terminó con el tanto del equipo de Mariano Messera, el juez marcó una infracción a favor de Gimnasia que no se pudo apreciar; y por si fuera poco el tanto no debió ser validado por posición fuera de juego; pero la jueza de línea no observó la ubicación del Morales en el tanto.

En cuanto al juego, el equipo del Kily generó poco y nada durante todo el partido. Es que Emiliano Vecchio jugó muy atrás y a pesar de que está en un gran momento, el hecho de ir a buscar la pelota casi a la línea de los centrales le sacó protagonismo en la generación. Y más que el diez careció de socios, ya que ni Zabala, ni Ferreyra hicieron buen partido por las bandas; algo que sumado a que Messera mandó a tapar las subidas de los laterales auriazules fue fatal para cualquier chance de generación de fútbol.

Algo para revisar también fue la actuación del doble nueve. Claro que el rendimiento de los delanteros se vio algo perjudicado por lo poco que generó el equipo en La Plata. Pero así y todo a ambos le costó mucho llevar peligro al arco de Rey.

Tras un primer tiempo donde el Canalla fue mejor, en el complemento el local manejó la pelota y tuvo el 2-0 que evitó Romero; todo esto hasta la media hora de juego donde el Kily mandó a la cancha a Marinelli y a Lo Celso que ingresaron de buena forma. Pero así y todo el resultado no cambió y fue otra vez Romero quien se quedó con un cabezazo del Pulga.

Más allá de que fue un partido donde la terna arbitral fue protagonista, Central no jugó para nada bien. Esto es algo que debe quedar asentado en la libreta de apuntes del cuerpo técnico de cara a lo que va a venir. Es momento de revisar y cambiar las formas, porque se sabe que en cuanto a los nombres es solo esperar que estén todos los futbolistas a disposición.

Comentarios