El Hincha

Copa Argentina

Central, dos gritos y carnaval toda la vida

El Canalla se impuso por 2-1 sobre Newell's y avanzó a semifinales de la competencia. Germán Herrera, con un taco, y Fernando Zampedri, convirtieron los goles del equipo de Bauza. Descontó Torres para la Lepra. Expulsados Paredes, Bernardello y Carrizo


Foto: Amilcar Orfani

Noventa minutos a todo o nada. O quizás un rato más si existe definición por penales. Newell’s y Central van por más que la clasificación a semifinales de la Copa Argentina. Juegan el partido del año. A pesar de que el Clásico se juegue a 350 kilómetros de Rosario, con la restricción de puertas cerradas para los hinchas y en cancha de Arsenal de Sarandí.

Carrizo engancha ante Nadalín. Producción fotográfica: Juan José García.

El Patón Bauza mantuvo a los mismos once que arrancaron en la derrota contra Patronato en Paraná. Matías Caruzzo se recuperó de una contractura y permanece entre los titulares. Y Omar de Felippe dispuso el ingreso del paraguayo Teodoro Paredes en la zaga, en reemplazo de Stefano Callegari.

Minutos iniciales de estudio en cancha de Arsenal. Dominio repartido y partido parejo entre Newell’s y Central. Muchos pelotazos y pocos espacios. Insinuó algo más el Canalla con la tenencia del balón. A los 13 minutos buscó sorprender Camacho con un zurdazo desde casi media cancha, sin puntería.

Newell’s se aproximó con un par de centros cruzados y con un derechazo sin precisión de Amoroso, sobre los 17 minutos de la etapa inicial. Apareció Formica con un par de intervenciones, se proyectó Bíttolo por izquierda y siempre apareció un jugador rojinegro libre por derecha, ya sea Fertoli o Leal.

Creció Newell’s. Tuvo mejor juego asociado que Central. Un centro rasante de Fertoli cruzó toda el área chica de Central. También llegó Amoroso a la misma posición y exigió al arquero Ledesma. Otro envío de Fertoli no pudo conectar Leal de cabeza. Final del primer tiempo.

Central salió a jugar más adelantado en el segundo tiempo. Aparecieron los volantes auriazules para ejercer el control de la pelota. Y entre Camacho, Carrizo y Ortigoza empezaron a hacer jugar a los demás. En un córner estuvo cerca el Canalla, cuando Ortiz no pudo empujar la pelota al gol y Amoroso salvó el peligro.

De una infracción infantil de Paredes llegó el gol de Central. Porque en ese tiro libre de Gil que exigió a Aguerre, sobrevino el córner del propio Colorado que aprovechó Herrera con una pirueta de taco para poner en ventaja al Canalla.

En cuatro minutos, Central pasó a ganar por dos goles. En un contragolpe fulminante, Camacho asistió al medio y Zampedri clavó un derechazo cruzado inatajable para Aguerre. Delirio canalla. Un rato antes, Herrera había estrellado un derechazo en el palo.

Luego llegaron las expulsiones. Primero para Carrizo y Paredes. Y luego vio la roja Bernardello por reaccionar en una infracción. Descontó Torres en el último minuto. Y a Newell’s no le alcanzó. Loustau decretó el final y el comienzo del carnaval canalla.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios