Ascenso, El Hincha

ahora a ganar como local

Central Córdoba se trajo un empate milagroso ante Luján

Central Córdoba se trajo un punto de su visita a Luján, que falló un penal sobre la hora.


Central Córdoba rescató una igualdad en su visita a Luján, tras ir perdiendo dos veces y que le sancionaran dos penales dudosos en contra, uno en el final del partido. Fue 2-2 y ahora esta obligado a ganarle el martes a El Porvenir como local para ratificar el punto obtenido ayer fuera de casa.

Lesionados y en duda. Alfredo Resler y Lucas Bracco debieron ser reemplazados por sendas molestias: el volante por un golpe en la canilla y el defensor por una fuerte contractura en el gemelo derecho. ¿Llegarán al duelo del martes ante El Porvenir?

Podría decirse que la súplica fue tanta que la Virgen terminó concediendo un milagro: es que el Charrúa llegó hasta Luján, la capital de la fe, con la necesidad de llevarse un triunfo, pero durante el desarrollo del partido tuvo que pedir que no se ponga más complicada la mano.

Cuando el árbitro sancionó nuevamente penal para el local (el segundo de la tarde) parecía que la derrota era inevitable, pero el palo fue el salvador, porque devolvió el disparo de Andrés Guzmán y dejó que el Azul peregrinara a Rosario con un punto que le sirve sólo para sumar en la tabla y en lo anímico, ya que en lo futbolístico necesitará mucho más.

En el primer tiempo le costó hacer pie en el Municipal y arrancó en desventaja por una pena máxima que el árbitro sancionó por una infracción en el borde del área. Guzmán le dio fuerte al medio y puso el 1-0. Pero a los 44 minutos, en la primera llegada clara, Lucas Lazo mandó un córner que encontró la cabeza de Alfredo Resler, tapó el arquero Lescano y en el rebote, Gerardo Pérez la empujó para el 1-1.

En el arranque del segundo tiempo, una distracción en defensa le costó otra desventaja: centro al área y Martín Zuccaro definió solo para poner arriba al dueño de casa. Ariel Cuffaro Russo se vio obligado a cambiar piezas por lesiones y los ingresos de Diego Migueles en el medio y Cristian Sgotti acomodaron el equipo y se vio lo mejor del Charrúa, que fue a buscarlo con todo, tuvo chances y lo empató promediando la media hora de juego, tras una mala salida del arquero Lescano y una definición de Cristian Yassogna.

Fue 2-2 y mucho por mejorar, porque es muy difícil que dos milagros seguidos puedan ocurrirle al mismo equipo. “No me siento cuestionado, hay que tener paciencia y me siento respaldado por la dirigencia y los jugadores”, declaró el DT, quien el martes en Tablada se jugará una parada importante ante El Porvenir.