El Hincha, fpt, Rosario Central

Pone primera

Central comenzó a realizar los testeos para volver a las prácticas el próximo lunes

El protocolo es el mismo que confeccionó AFA para el regreso de los entrenamientos de los planteles masculinos. El club auriazul informó que para aquellas futbolistas que no cuentan con transporte particular propio se pondrá a disposición una trafic que las buscará y llevará de sus casas al predio


Prensa Rosario Central.

Ya está todo listo. Protocolo confeccionado, testeos realizados. Solo resta esperar los resultados que estarán mañana. El plantel de Central, después de 6 meses, volverá a la Ciudad Deportiva de Granadero Baigorria para comenzar con los entrenamientos.

El protocolo es el mismo que confeccionó la AFA para el regreso de los entrenamientos de los planteles masculinos. Aunque Central realizó adaptaciones producto del trabajo en conjunto del Licenciado de Seguridad e Higiene, el Cuerpo Médico y los encargados del predio.

El ingreso al predio auriazul será por la puerta principal sobre Avenida Andrés Vietti y de allí se dirigirán directamente hacia las cuatro canchas que están ubicadas al lado de las de Hockey. Antes de ingresar a la cancha designada tomarán una botella de agua, que no podrán compartir, y una barrita de cereal.

El plantel se dividirá en seis grupos de trabajo y cada uno estará integrado por 6 futbolistas que en esta primera etapa entrenarán de forma individual. El gimnasio se adaptará al aire libre para evitar aglomeraciones y se minimizará al máximo el contacto con los elementos, que luego de cada uso serán desinfectados.

“No se pueden usar el vestuario, van a tener que ir cambiadas, no van a poder compartir la botella, tampoco hay tiempo de hacer sociales. Llegan, entrenan y se van”, le explicó a El Hincha Carla Facchiano, encargada del fútbol femenino auriazul.

Cuando Claudio Chiqui Tapia anunció el regreso a los entrenamientos de los equipos masculinos y femeninos de Primera, los delegados del femenino decidieron que no era el momento y que antes de volver, tenían que tener una mayor organización. Principalmente porque en aquel momento, hace más de un mes, CABA y Gran Buenos Aires marcaba preocupantes números de contagios de Covid-19. Y Central, el único equipo del interior del país que participa del torneo semi profesional, en aquel momento no registraba altos números. Ahora, la realidad es otra y en Rosario el momento es preocupante: números alarmantes y saturación de camas. Por eso, desde Central se hizo mucho hincapié en los cuidados de las futbolistas no sólo en los entrenamientos sino también fuera de ellos.

La semana pasada el plantel participó de una charla a cargo del cuerpo médico auriazul en el que se les explicó la importancia de cumplir los protocolos sanitarios para evitar los contagios y entender la gravedad de la situación: si una jugadora presenta síntomas todo el grupo que integra deberá suspender los entrenamientos durante 14 días. Así lo informaron desde el Canalla.

“Se habló de la vida fuera del club, se entiende que algunas jugadoras también trabajan y tienen que seguir haciéndolo, pero se les insistió en las medidas de cuidados que tienen que tener. También en la parte social”, explicó Facchiano.

La dirigenta auriazul además resaltó el trabajo de todos los actores del club de Arroyito que hicieron posible el regreso: “Quiero remarcar el profesionalismo y el trabajo de todo el club, de todos los que componen la máquina de la Ciudad Deportiva. Fue un gran trabajo que se hizo para que se pueda volver”.

“Somos el único equipo femenino de la ciudad habilitado para entrenar y que podamos hacer lo que más queremos, que es volver a pisar una cancha, y que se pueda seguir haciendo, depende de los cuidados y de los esfuerzos de todos y todas”, continuó.

Uno de los puntos a analizar cuando se anunció el regreso era la movilidad. La realidad del fútbol femenino es distinta al masculino en muchos sentidos, pero en esta situación aparecía una problemática clara: el traslado. No todas las futbolitas cuentan con movilidad propia y utilizar el transporte público era inviable. En Central, del plantel de 30 jugadoras, 14 no cuentan con vehículo propio, por eso desde el club pondrán a disposición una trafic que las buscarán y llevaran a sus casas, cumpliendo con el protocolo de distanciamiento.

Lo que viene

Esta Fase 1 del regreso a las canchas, vale destacar, no es una obligación sino una autorización. De no haber modificaciones posteriores, a partir de la segunda semana de octubre podrán avanzar a la Fase 2 y comenzar con las prácticas grupales, mientras que desde el 26 de ese mes en adelante pasarán a la Fase 3 y podrán realizar partidos amistosos.

Aún no hay fecha para el reinicio de los partidos oficiales, aunque la intención es poder disputar algún tipo de competición a modo de torneo de transición antes de fin de año.

Comentarios