El Hincha, Rosario Central

Copa Sudamericana

Central cayó ante Bragantino en el Gigante y complicó sus chances de clasificar


Franco Trovato Fuoco

En un partido digno de una liga comercial, de las tantas que hay en Rosario, Central cayó de manera justa ante Bragantino por 4-3 y ahora deberá ir por una remontada heroica a Brasil. El Canalla hizo todo para perder y el rival lo aprovechó. Si bien el equipo del Kily llegó a la igualdad parcial tras ir perdiendo por dos goles, no lo hizo por jugar de buena manera, sino por el gran amor propio del equipo y la jerarquía de Marco Ruben, pero una nueva falla lo condenó.

Central hipotecó su clasificación a la semifinal de la Copa Sudamericana. Tras el paso en falso de anoche tendrá que ir a Brasil a ganar por dos goles (o por una diferencia de 1 en un resultado de 5-4 en adelante).

Los primeros veinte minutos de partido fueron fatales para Central. Es que en esa parte del juego hubo un equipo que hizo lo que quiso en cancha: Bragantino. La visita manejó la pelota desde el primer minuto e impuso condiciones. ¿Central? Una sombra. El equipo del Kily no se hacía de la pelota y quedaba a merced de los brasileros. Con paciencia y haciendo de manera inteligente su tarea y en un descuido defensivo donde ningún jugador canalla tomó las marcas, llegó al primero de los brasileños. Todo comenzó de una bocha que llegó desde la izquierda y encontró a Praxedes en soledad dentro del área.

El gol fue un mazazo para los del Kily y sin siquiera poder reponerse, recibió otro golpazo. Almada, de pésimo partido, empujó de manera ingenua a un rival, el peruano Haro marcó penal y llegó el segundo, esta vez de Artur, que ahí comenzó su noche soñada.

Recién ahí Central reaccionó. Se puso a tiro con el primer gol de Marco en Copa Sudamericana y tuvo un par de chances más para empatar. Pero esa reacción fue por puro amor propio, lejos estuvo de una mejora futbolística.

Cuando todo hacía parecer que al descanso iba a llegar sólo un gol abajo, Bragantino con la fórmula que implementó para llegar al primero marcó el tercero. Centro, descuido defensivo canalla y Artur a la red.

Un primer tiempo para el olvido para Central. Un equipo que se vio superado siempre por el rival, con yerros conceptuales en muchos de sus jugadores y problemas en casi todas sus líneas. Así, para Bragantino todo se hizo sencillo.

Cuando se levantó el telón para el segundo acto la historia fue otra. Lautaro Blanco, de un primer tiempo para el olvido, metió dos asistencias precisas: en una Ruben marcó el segundo tras un gesto técnico de un atleta y en la otra Caraglio con la potencia de un tanque marcó la igualdad, de cabeza.

Parecía que era el momento del Canalla, no fue así. El partido se rompió, se hizo ordinario y el desenlace de la historia quedó para cualquiera. Pero Almada volvió a fallar, como en toda la noche, y Artur volvió a acertar, otra vez más. Todo el esfuerzo que había hecho el Canalla para igualar el juego lo dilapidó en un grosero yerro del zaguero central.

Un verdadero partido de liga comercial fue el que se vio en el Gigante. Donde el equipo del Kily se vio superado de principio a fin y si bien se puso en partido tras remontar el 0-2 solamente lo hizo porque nadie le puede discutir el gran corazón que tiene y la jerarquía de su número nueve. La serie quedó complicadísima para el Canalla, pero no está cerrada. Es que Bragantino también mostró fallas y dejó abierta esa ilusión. Aunque para buscar la heroica, Central no puede fallar más.

La previa del partido

Mantener encendido el sueño copero. De eso se trata. Rosario Central dará su primer paso en busca de las semifinales de la Copa Sudamericana. Para ello, buscará un buen resultado en el partido de ida de los cuartos de final ante Bragantino de Brasil, que le permita afrontar con expectativas la revancha. El primer duelo entre Central y Bragantino se dará este martes desde las 19.15 en Arroyito, y contará con el arbitraje del peruano Diego Haro.

Como contrapunto al flojo arranque en el torneo local, donde sólo sumaron tres puntos sobre los quince que hubo en juego, los auriazules vienen cumpliendo con una buena tarea en Copa Sudamericana. El canaya se quedó con su grupo tras sumar once unidades, producto de tres triunfos, dos empates y un traspié. Luego, por los octavos de final de la competencia, Central eliminó a Deportivo Táchira. Y lo hizo tras igualar como visitante (2-2) y luego vencer a los venezolanos en el Gigante (1-0).

Para el juego ante los brasileños de Bragantino, Kily González realizaría tres cambios en relación a los que vienen de derrotar a Deportivo Táchira 1 a 0 en Arroyito en la etapa anterior de la Copa, la vuelta de octavos de final de esta Sudamericana. Dos de esas variantes marcarán los regresos de los referentes Jorge Broun y Marco Ruben, ambos recuperados de Covid. Fatu Broun volverá al arco y desplazará al banco a Juan Pablo Romero; mientras que Ruben hará lo propio con Luca Martínez Dupuy en ofensiva. La otra modificación también será en ataque, y contemplará el ingreso de Milton Caraglio, que llegó como refuerzo en este mercado y tras ser habilitado para jugar esta instancia copera, debutará en la competencia en lugar de Alan Marinelli.

El que no estará a disposición de Kily es Lucas Gamba. El ex Huracán se resintió de una molestia muscular jugando días atrás frente a Aldosivi en Arroyito, por el torneo local. Y quedó sin chances de participar en el partido de ida ante Bragantino. Gamba podría reaparecer en la revancha, el martes de la semana que viene, en Brasil. Pero dependerá de cómo evolucione durante los próximos días del problema muscular que padece.

En cuanto a Bragantino, es un equipo brasileño que viene en ascenso con el respaldo de la firma internacional Red Bull, y con buen presente en el Brasileirao donde marcha en el cuarto lugar de la tabla de posiciones. Viene de empatar sin goles como local el último viernes ante Sport Recifes, partido en el que el técnico Mauricio Barbieri preservó algunos habituales titulares.

En quince fechas del torneo brasileño de primera división, Bragantino ganó siete juegos, empató otros siete y perdió sólo uno. En esos encuentros anotó 25 goles y le convirtieron 16, y su goleador en el torneo es Ytalo, con 6 conquistas.

En cuanto a su participación en la actual edición de Sudamericana, Bragantino ganó con autoridad el Grupo G, dejando atrás a sus tres rivales: Emelec de Ecuador, Talleres de Córdoba y Deportes Tolima de Colombia. Lideró su llave con 12 puntos, producto de 4 victorias y 2 derrotas. Eso sí, enfrentando a los cordobeses se registró una curiosidad: cayó contra Talleres en Brasil (0-1) y ganó en Córdoba (1-0).

Comentarios