Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

Mercado auriazul

Central acordó de palabra por Galván


Quedan apenas algunos detalles por limar para que Jonathan Galván se convierta en refuerzo centralista. Los auriazules llegaron a un acuerdo de palabra con sus pares de Aldosivi de Mar del Plata por la compra del 50 por ciento del defensor de 25 años. Ahora sólo resta la oficialización del acuerdo de parte de los clubes.

Además, hubo algunos avances, mínimos, en la intención de concretar las llegadas del arquero Diego Rodríguez y del volante Leonardo Gil.

En cuanto a Galván, en principio, los Canallas estarían abonando unos 500 mil dólares por la mitad de los derechos económicos del jugador. Y pasarían a manejar los derechos deportivos del defensor al menos por los próximos tres años, tiempo que figuraría en el contrato que firmará para convertirse en futbolista auriazul.

En tanto, la dirigencia de Central continúa trabajando por la contratación de los refuerzos solicitados como “prioritarios” por Paolo Montero. El lunes pasado, al término del primer entrenamiento de la pretemporada, el DT Canalla puntualizó la necesidad de sumar cuanto antes a dos jugadores: el arquero Diego Rodríguez, y el volante Leonardo Gil.

Por este motivo, los directivos auriazules se reunieron ayer por la tarde, con la intención de elaborar propuestas para avanzar en la búsqueda de concretar estos objetivos. Y si bien sigue habiendo complicaciones para que estas negociaciones prosperen, los mandatarios de la entidad de Arroyito aún mantienen expectativas de que se pueda llegar a buen puerto por los apuntados de Montero.

Los mandatarios auriazules se habrían comunicado ayer con los representantes de los futbolistas en cuestión, para hacer saber las intenciones de contratar a estos jugadores.

Adrián Castellanos fue contactado por el Colo Gil, que también está en los planes de Racing. Mientras que Ezequiel Manera recibió un llamado por la situación de Rodríguez, cuya salida de Independiente sigue trabada.

Se arma para la Copa

Rosario Central continúa con la preparación para afrontar el partido del próximo sábado por Copa Santa Fe. Ese día, desde las 16, los auriazules disputarán en el Gigante su encuentro eliminatorio por los octavos de final de la competencia ante los rosarinos de Alianza Sport.

El técnico del equipo será Leonardo Fernández, actual entrenador de la reserva, que ya tiene un equipo titular en mente. Los que podrían estar desde el arranque este sábado serían: Ledesma o Miño; Gómez,  Alfani, Martinich, y Rizzi; Lioi, Mansilla, y Becker; Pereyra; Migone y Protti.

Arreglo con Larrondo

Rosario Central tiene previsto resolver antes de mañana el conflicto judicial que le planteó al club Marcelo Larrondo. Para cumplir ese objetivo los auriazules tendrán que abonar una cifra cercana a los 900 mil pesos. Ese es el monto que se le adeuda, en todo concepto, al ex delantero Canalla. Hasta que este inconveniente no quede zanjado, los de Arroyito seguirán inhibidos en AFA.

Hace unos días atrás, tomó estado público que, más allá de que había firmado un acuerdo para no reclamar ninguna deuda, Marcelo Larrondo inhibió a Central en AFA. Y lo hizo tras demostrar que se le debían dos meses de sueldo (mayo y junio de 2016).

Así, más allá del acuerdo privado que había rubricado en su momento el actual jugador de River con los directivos auriazules, legalmente le asiste el derecho a elevar el reclamo. Y es lo que finalmente hizo Larrondo, quien en las últimas horas se fue de pretemporada con los Millonarios a los Estados Unidos.

Ruben llegaría al arranque del torneo

En el arranque de la pretemporada, dos futbolistas cumplen con tareas diferenciadas, ya que se reponen de distintas cirugías. Son los casos de Marco Ruben y de José Luis Fernández. Ambos jugadores llevan adelante las correspondientes tareas de rehabilitación, aunque con distintas expectativas de regreso a las canchas.

Y esto tiene que ver con el tipo de lesiones que sufrió cada uno de ellos. En este sentido, el encargado de pronosticar la probable fecha de vuelta al ruedo de Ruben y de Fernández, fue Marcos Diez, médico del plantel Canalla.

En el caso de Ruben, tras la operación que le practicaron en el pie izquierdo, Diez confió en que se apunta “a que esté en condiciones de jugar para el arranque del torneo”, que está previsto para el fin de semana del 20 de agosto próximo.

En cambio, en el caso de Fernández, intervenido por una ruptura de ligamentos cruzados en la rodilla derecha, Diez explicó que la idea es que “pueda participar a pleno desde el arranque de la próxima pretemporada”. Pero no descartó que, en caso de que responda convenientemente con las tareas de rehabilitación, “tenga chance de jugar algún partido sobre fin de este año”.

Ruben fue operado a mediados de junio último, cuando le practicaron una resección de exostosis en hueso calcáneo del pie izquierdo. Según contó Marcos Diez, el objetivo planteado durante la pretemporada “es que cuando arranque el torneo esté a disposición; esa es la idea, pero será evaluado diariamente”.

Más tarde, el facultativo auriazul resaltó que “Marco está muy bien, sin dolor, sin molestias; y en estos días estuvo entrenando mucho movilidad y fuerza”. Diez también contó que Ruben “está ahora arrancando el trabajo de campo, y sobre el fin de semana ya tiene que estar haciendo trabajos físicos en campo”. Pero insistió que en el caso del goleador, “lo importante es que está sin dolor, eso es muy bueno”.

La situación de Fernández es diferente a la de Ruben. A principio de mayo pasado, al volante le realizaron una reparación de ligamentos cruzados en la rodilla derecha.

“No cumplió tres meses de la cirugía; y días atrás fue revisado por el cirujano que lo intervino, que nos confió que su evolución está dentro de los plazos previstos”, señaló Diez sobre la actual condición de salud de Fernández. Y luego, el médico profundizó el cuadro de situación: “Hasta que no se cumplan los cuatro meses no se lo va a llevar al campo para hacer trabajos de mayor intensidad”.

Y más tarde, Diez advirtió que la intención “del cirujano apunta a que Fernández recién esté en condiciones óptimas como para realizar la próxima temporada”. Aunque dejó en claro que “si la recuperación se da antes de ese plazo, y puede jugar, se verá”.

Y también aprovechó para explicar que “los seis meses que se hablan siempre como tiempo de rehabilitación para una operación de cruzados son relativos, ya que eso depende de cada jugador”.

Comentarios