Ciudad, Coronavirus

Pandemia

Cementerios del Gran Rosario otorgarán parcelas gratuitas a víctimas de coronavirus

La iniciativa surgió de tres lugares de entierro de Pueblo Esther, Granadero Baigorria y Pérez. Apunta a solidarizarse con los familiares de personas fallecidas en el contexto de la pandemia y de la crisis económica que trae aparejada. Sólo se cobrarán gastos e impuestos


Tres cementerios del Gran Rosario ofrecen parcelas gratuitas para víctimas de la pandemia de coronavirus. Se trata de una iniciativa que hicieron pública hace unas semanas y que pretende generar un alivio a aquellas familias que tuvieran que atravesar por esa situación y que, dado el contexto económico producido por las políticas para frenar la circulación social del virus, no puedan hacer frente a ese gasto, que puede llegar hasta los 38 mil pesos.

Los cementerios que se pusieron en línea para garantizar el acceso gratuito a parcelas fueron tres: El Prado, ubicado en la localidad de Pérez; Parque de la Eternidad, de Granadero Baigorria; y Aires de Paz, de Pueblo Esther. “Acceder a una parcela es costoso. Necesitás disponer de un dinero de manera inmediata y en estas situaciones difíciles puede haber personas que vayan a requerir el servicio y que, con todo lo que está ocurriendo con la economía, no puedan pagarla”, explicó a El Ciudadano Nicolás Dirienzo, encargado administrativo de Aires de Paz.

El acuerdo al que llegaron los dueños de estos tres cementerios del Gran Rosario fue que los familiares de aquellas personas que fallezcan por Covid-19 en el contexto de la pandemia, puedan acceder a una parcela sin cargo. “Los precios varían según el cementerio, pero hoy una parcela puede estar, en promedio, entre 22 mil y 38 mil pesos”, detalló Dirienzo.

“La idea es que si alguien tiene inconveniente con un familiar fallecido por coronavirus, que se le faciliten todos el tema de accesos y permisos para ingresar y resolver el problema. Cuando eso pasa en dos o tres horas tenés que decidir todo, y eso también implica una decisión económica”, dijo el encargado.

Lo que proponen estos cementerios, entonces, es no cobrar por el título de uso de la parcela, y que el que la requiera sólo se haga cargo de los gastos para realizar el entierro y los impuestos correspondientes, que varían según el cementerio. En Aires de Paz, esos costos rondan los 6 mil pesos.

Cuando pensaron la iniciativa, estos espacios lo hicieron mirando hacia Europa: en Argentina las muertes siguen sin superar la centena, pero los ejemplos de Italia y España ponían sobre la mesa la posibilidad de contar muertos de a miles. Esa situación no es la que hoy se vive en el país.

Entierros

En el contexto de la pandemia, los cementerios también debieron ajustar sus prácticas. Una ceremonia que hace unos meses podía congregar a una pequeña muchedumbre, hoy se reduce, obligatoriamente, a tres, con el distanciamiento social requerido. Si hubiera más personas, estas deberán aguardar afuera hasta que se pueda realizar un recambio.

Además, a los ataúdes de aplica un protocolo sanitario de seguridad para evitar la propagación del virus. “No tuvimos instrucciones sobre cómo manejarnos, pero sigue habiendo entierros y aplicamos las recomendaciones de desinfección y de aislamiento social del gobierno”, remarcó Dirienzo.

Comentarios