Política

Rumbo a las urnas

Celeste Lepratti: “Hay que generar cercanía entre la gente y el Concejo”

La precandidata a renovar su banca de concejala por Igualdad y Participación habló del rol que deben ocupar los concejales y manifestó su preocupación por la situación social


Celeste Lepratti buscará renovar su banca para darle continuidad a su tarea.

A casi cuatro años de asumir una banca en el Concejo Municipal, Celeste Lepratti buscará renovar para darle continuidad a su tarea. En este caso se presentará como precandidata por el partido Igualdad y Participación, que entre sus referentes cuenta con Rubén Giustiniani y Silvia Augsburguer.

La actual concejala se refirió a su alejamiento del Frente Social y Popular (FSP) en función del rumbo que tomó ese partido de cara a las próximas elecciones. Además, reparó en la necesidad de “generar más cercanía” entre el Concejo y los barrios más relegados en un contexto social “muy complicado”.

Lepratti destacó que existe “cierta quietud en el reclamo”, incluso ante “políticas que vienen desmantelando todo a nivel nacional”. Ante esa situación aseguró que seguirá trabajando “para revertir la desigualdad”.

—¿Cómo se puede generar una mejor relación entre el Concejo y los barrios?

—Para la banca que integro fue un desafío hacer eso porque todavía no estaba plasmado. El Concejo es una institución lejana para muchos sectores, buscamos la forma de llevar iniciativas que tengan que ver con lo que las vecinas y vecinos desean para vivir mejor. Venimos haciendo mucho hincapié con lo que pasa con las infancias, que son los sectores más vulnerables y vulnerados. Buscamos el constante contacto invitando a que se acerquen. El Concejo lamentablemente aparece como un lugar cerrado, ha sido una apuesta revertir esa situación. Hay que generar más cercanía entre la gente y el Concejo.

—¿Qué te interesó de la propuesta de Igualdad y Participación?

—El espacio político de Igualdad y Participación ya había conformado un interbloque en la legislatura provincial con el Frente Social y Popular (FSP), entonces ya había un recorrido de trabajo en conjunto que tenía aspiraciones a algo más que un interbloque, algo que finalmente no dio sus frutos. Yo sentí que algunas decisiones que se tomaron en el FSP para ampliar el frente no tenían mucha coherencia. Aliarse con espacios que hasta ayer decíamos que pertenecen a la vieja política y representan un modo que no queremos es una de esas decisiones. El FSP siempre levantó banderas que se identificaban como nuevas, alejadas de los partidos tradicionales. Cuando se empezó a hablar de jugar una interna del Partido Justicialista, o de apoyar a una candidata del PJ, nos alejamos.

—¿Cómo ves la situación social?

—Llama la atención la calma social porque lo que se está viviendo es muy complicado. Hay situaciones que nos recuerdan a otros momentos, y sin embargo hay cierta quietud en el reclamo, en cómo organizarse para revertir esto. Creo que lo que más me llama la atención es lo que sucede casi siempre, la clase que sigue cómoda aunque ahora está perdiendo privilegios. Esa clase aún no ha demostrado mucho ante políticas que vienen desmantelando todo a nivel nacional y repercute en la provincia y en la ciudad.

—¿Qué sucede con la emergencia social y alimentaria que se aprobó a fines del 2018?

—La emergencia alimentaria no se está ejecutando con compromiso y voluntad para aplicar las herramientas que se aplicaron. La crisis se sigue profundizando, eso es muy doloroso, no se va a salir de esta de un día para otro, ni va a cambiar la situación del país en diciembre aunque elijamos nuevas autoridades. Desde abajo y desde la necesidad la gente se organiza y se va para adelante. Mucho de la quietud tiene que ver con los parches que se van poniendo, pero preocupa el rumbo que va a tomar el país.

Comentarios