País

Cazadores y pescadores furtivos en lancha dispararon e hirieron a tres guardaparques en Misiones

Fue en la madrugada de este viernes, durante un operativo de control y fiscalización ambiental que había comenzado el miércoles. Tres hombres y una mujer descargaron una "lluvia de perdigones" contra la patrulla. Los agentes, con chalecos antibalas, recibieron impactos en cuello, brazos y piernas.


Fotos: Ministerio de Ecología de Misiones.

Fue en la madrugada de este viernes, en el sitio conocido como “Monte Quemado”, en Isla del Sol, dentro del área protegida del arroyo y lago Urugua-i, en Misiones. Cuatro pescadores y cazadores furtivo que se movían en una embarcación de gran porte y habían sido descubiertos en el marco de un operativo ambiental respondieron con una “lluvia de perdigones” ante la voz de alto del equipo de guardaparques por guardaparques y policías. Tres agentes públicos resultaron heridos. Sus agresores terminaron detenidos poco después.

El operativo que culminó con violencia se había iniciado alrededor de las 16 de este miércoles con el objetivo de control, fiscalización y prevención de ilícitos ambientales.

Al frente estaba una patrulla compuesta por Guardaparques del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de Misiones y personal de la División Defensa del Medio Ambiente y Ecolacustre de la Policía provincial.

Los agentes de fiscalización partieron desde la Unidad Ambiental del Parque Península para cumplir con un control vehicular sobre los caminos que circundan al Área Protegida, y con embarcación por agua. La estrategia es de posts de esperas en lugares estratégicos del Perilago Urugua-i durante la noche y la madrugada. El jueves ya se habían decomisado 200 metros de redes de pesca ilegales, 50 metros de espinel y un bote de madera.

Cuatro violentos en lancha

Los operativos continuaron en la tarde del jueves, por tierra y agua. Y en los primeros minutos del viernes, cerca de las 0.30, el equipo náutico escuchó el sonido de una embarcación a motor frente al sitio conocido como “Monte Quemado”. Era un bote de madera de gran porte que transportaba una gran cantidad de pesca, redes y carne de fauna silvestre faenada, con cuatro personas: tres hombres y una mujer.

Lejos de acatar la orden de detener los motores, los ocupantes de la embarcación comenzaron a disparar con armas de fuego, tipo escopeta, a los Guardaparques y policías. Un guardaparques y un agente policial recibieron perdigonadas en piernas, brazos y cuello, pese a que portaban chalecos balísticos, que absorbieron otros varios impactos.

El equipo de control ambiental repelió el ataque, de acuerdo a la información oficial, y priorizó la retirada para poder asistir a los heridos, que primero fueron trasladados a un centro asistencial cercano y luego derivados al hospital Samic de Eldorado.

Lo que siguió fue el aviso del incidente al Ministerio de Ecología y a la Policía de Misiones. poco después de la agresión, a las 5 de este viernes, un rastrillaje por la zona terminó con la detención de los furtivos, que quedaron a disposición de la Justicia y, de acuerdo a información preliminar, son reincidentes en delitos ambientales.

Comentarios