Policiales

En Cañada de Gómez

Cayó un jefe policial antinarcóticos con las manos en la masa

Lo agarraron en plena transacción con otro agente en un camino rural a 50 metros de una ruta nacional. Ambos quisieron escapar y arrojaron dos bolsas con cocaína por la ventana. Este lunes fueron indagados por la Justicia Federal de Rosario y quedaron presos


Ambos uniformados son investigados por la Justicia Federal de Rosario. Foto archivo: Juan José García.

Dos policías santafesinos fueron detenidos este sábado en “plena tranza” por sus superiores, quienes realizaban controles sanitarios relacionados al aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional para evitar la propagación de una epidemia Covid-19 en Cañada de Gómez. Lo que llamó la atención de los jefes fue una transacción a primera hora de la tarde realizada por dos personas sobre un camino rural, a unos 50 metros de la ruta nacional 178. Las sospechas se confirmaron cuando intentaron identificarlos. Cada uno se subió a su auto para fugarse hacia lados opuestos, aunque sin éxito, ya que ambos fueron detenidos luego de arrojar bolsas de nylon con cocaína por una ventana. Y la sorpresa fue mayor aún cuando los reconocieron. Uno era el Jefe de la Unidad Antinarcóticos de esa ciudad cabecera del departamento Iriondo y el otro, un agente que brindaba servicios en la vecina localidad de Bouquet, del departamento de Belgrano.

El caso quedó en manos del Juzgado Federal 4 de Rosario y de la Fiscalía 3 a cargo de Adriana Saccone, donde ambos efectivos policiales fueron indagados y quedaron detenidos, según informaron fuentes judiciales. Agregaron que uno de ellos, de apellido Marquesin, es el jefe de la Brigada Antinarcóticos de Cañada de Gómez y que el otro, cuyo apellido es Chávez, brinda servicios en la seccional 6ª de Bouquet. Ambos uniformados fueron acusados este lunes, tras lo cual quedaron con prisión preventiva.

El operativo tuvo lugar en la ruta nacional 178, a la altura del kilómetro 186, alrededor de las 15.30 del sábado pasado. A esa hora, los jefes de Orden Público y de la Unidad Regional X se encontraban realizando operativos de control en el marco de la emergencia sanitaria cuando notaron una situación extraña.

Según voceros, dos masculinos, junto a dos vehículos, estaban detenidos en un camino rural a unos 50 metros de la ruta. La extraña reunión les llamó la atención y decidieron identificarlos. La reacción no fue la esperada.

De acuerdo a la versión oficial, uno de los hombres se subió al auto y maniobró a toda velocidad hacia la ruta, donde fue detenido. Al entrevistarlo se mostró “nervioso” y se identificó como Jefe de la Brigada Antinarcóticos de Cañada de Gómez.

El otro hizo lo propio pero en sentido contrario. Subió a su auto y aceleró por el camino rural. Durante la persecución realizó una maniobra en la que arrojó dos bolsas de nylon trasparentes por la ventanilla. También fue reducido y al identificarlo descubrieron que era una agente que brinda servicios en la seccional 6ª de Bouquet.

Según los voceros, el contenido blanquecino de las bolsas era cocaína tras un peritaje que dio positivo, con un peso superior a 200 gramos.

Tras las detenciones, las autoridades dieron aviso a la División Judicial y a la Brigada Antinarcóticos de la Unidad Regional X, además al magistrado Marcelo Bailaque titular del Juzgado Federal 4 de Rosario, quien ordenó la intervención de la Gendarmería Nacional, que concretó las detenciones y algunos allanamientos posteriores.

Comentarios