Policiales

Adelanto de El Ciudadano

Historia de la sofisticada banda que vaciaba cajas de ahorro

Fiscalía, con auxilio de PDI, descubrió otra modalidad de fraude a través de la obtención de tarjetas de débitos: es la propia víctima quien da los datos al caer en ardid. En Rosario, a una mujer se le esfumaron 25 mil pesos tras operar en una sucursal bancaria de zona norte. Hay dos detenidos


(Nota de archivo: publicada originalmente el 22 de junio de 2018)

Video de la versión oficial publicado este miércoles 18 dejulio

Una banda de bonaerenses que implementó una nueva modalidad de estafa a clientes de cajeros automáticos fue desbaratada esta semana por personal de la Policía de Investigaciones de Santa Fe (PDI). A solicitud de la Unidad de Investigación y Juicio de la Fiscalía Regional Rosario, los uniformados atraparon a la mayoría de sus integrantes en diferentes ciudades de la provincia de Buenos Aires. En Rosario, llevaron adelante el ardid en un cajero automático de la sucursal del Banco Macro de bulevar Rondeau que tuvo como víctima a una clienta a la que le sacaron en febrero pasado 25 mil pesos. En el transcurso de la pesquisa, surgió que el trío está sindicado por 32 hechos en diferentes lugares del país. A uno de ellos se le suma un pedido de captura del juzgado bonaerense de Mercedes por otra docena de estafas similares.

El caso, que ocurrió el 25 de febrero pasado en un cajero de la sucursal bancaria de Superí 645 y quedó a cargo de la fiscal de Investigación y Juicio Juliana González, descubrió una nueva modalidad de estafa con pescadores en cajeros automáticos tanto de la red Link como Banelco.

La mecánica es la siguiente: alguien pone un artefacto en la entrada del cajero para que la tarjeta de débito quede trabada. El estafador espera en los alrededores a que el cliente entre para hacer una operación. Apenas advierte que la víctima tiene problemas para sacar la tarjeta, simula ser un cliente casual y ahí despliega todo el ardid: el defraudador muestra toda su solidaridad con el cliente y le hace “el favor” de llamar con su celular a la red de cajeros Banelco o Link. Del otro lado de la línea está el segundo integrante de la banda, quien simula estar encargado de la operación de reintegro de la tarjeta. Con soltura se apodera de todos los datos personales y termina la comunicación con la confirmación de que la tarjeta trabada ha sido inhabilitada y dada de baja. Pasado un rato, aparece el tercero de los estafadores y se dedica a sacar el dispositivo junto con la tarjeta, la cual queda en poder de la banda sólo por unas horas. Si la víctima tiene plata en la caja de ahorro, retiran todo lo que pueden; también sacan préstamos y hacen transferencias. Después la tiran. En el caso de Rosario, la víctima sufrió la pérdida de 25 mil pesos.

Luego de que la clienta del cajero del barrio Alberdi advirtió la sustracción del dinero y realizó la denuncia, la fiscal ordenó una serie de medidas al personal de la PDI para dar con la banda. Primero los detectives analizaron las secuencias captadas por las cámaras de seguridad de la entidad financiera y descubrieron que eran tres los integrantes de la banda. La pesquisa continuó y los policías establecieron las identidades luego de implementar una serie de medidas en el tráfico de antenas de la zona norte. A raíz de escuchas telefónicas, descubrieron cómo implementaban el ardid y también dieron intervención a los investigadores de la ciudad de Buenos Aires, la DDI de la localidad bonaerense de Moreno y la Policía de Mar del Plata, ya que registraron 32 hechos realizados bajo la misma modalidad en esas zonas.

Fue en ese marco que esta semana los uniformados de la PDI hicieron allanamientos en la ciudad bonaerense de La Reja, en el partido de Moreno, y apresaron en una vivienda de Joaquín V. González al 2300 a Fernando L., de 38 años. Este hombre ya contaba con un pedido de captura del Juzgado de Mercedes, provincia de Buenos Aires, por 12 hechos cometidos con idéntica modalidad.

En el segundo operativo, los uniformados irrumpieron en una casa de Rodríguez Peña al 3400 de Mar del Plata y detuvieron a Manuel A., de 35 años. Al tercero de los estafadores lo allanaron en su vivienda del Gran Buenos Aires, pero sigue prófugo de la Justicia.

Los policías santafesinos incautaron celulares y vestimenta similar a la utilizada por el trío el día del hecho en Rosario.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.