Mundo

Lo detuvieron otra vez en Colombia

Cayó Popeye, sicario de Pablo Escobar y amigo de Los Monos

Había purgado su condena, pero ahora le adjudican maniobras de extorsión a familiares de narcos para "recuperar" bienes y dinero de sus épocas activas. También lo denunciaron por amenazas a candidato presidencial de izquierda


A Jhon Jairo Velásquez lo conocen como Popeye, aunque no por comer espinaca: fue jefe de los sicarios al servicio del abatido capo narco Pablo Escobar, líder del cartel de Medellín. Había salido de la cárcel en 2014, tras cumplir una pena original de 23 años de detención, y desde entonces se convirtió en un activo –y polémico– usuario de las redes sociales. Por esas vías, precisamente, subió un video de apoyo a la banda rosarina Los Monos, cuyos más notorios miembros fueron condenados en abril pasado por la Justicia santafesina. Este viernes, lo detuvieron de nuevo en su país, Colombia, por presuntos hechos de extorsión y amenazas.

Popeye quedó otra vez tras las rejas cuando se presentó ante la Fiscalía de La Alpujarra, en el departamento Antioquia. Allí fue notificado sobre dos procesos abiertos en su contra por delitos de concierto para delinquir y extorsión, en base a varias denuncias. “Pretendía recuperar bienes, dinero que dejó hace años en manos de narcos y que muy seguramente heredaron o recibieron familiares de los mismos. A ellos los venía presionando y son los que lo denunciaron”, señaló una fuente policial a medios colombianos.

Velásquez tiene 56 años, se presentaba como el “asesino de confianza” de Escobar y pagó hasta 2014 una pena original de 23 años de prisión. La Fiscalía también lo investiga por amenazas cursadas a traves de su cuenta de Twitter –que firma Popeye leyenda– contra seguidores del candidato presidencial de izquierda Gustavo Petro.


El senador de izquierda Iván Cepeda lo había denunciado el martes último a raíz de una serie de mensajes intimidantes contra Petro y sus seguidores en vísperas de la elección presidencial de este domingo. “Hemos recibido formalmente la denuncia de ese caso, y la dirección del crimen organizado abrió ya la investigación correspondiente”, dijo entonces el fiscal general Néstor Humberto Martínez. Popeye no se hizo cargo de esas acusaciones, y explicó que su cuenta de la red del pajarito fue pirateada. La detención del sicario, sin embargo, no es por estos supuestos hechos.

Popeye, quien confesó haber cometido más de 300 asesinatos, generó un canal propio de YouTube el 1º de agosto de 2015 bajo el perfil Popeye Arrepentido. Tuvo éxito: sumó más de 500.000 suscriptores. ​Por esa red social saludó a la banda de Los Monos en un video de 40 segundos. “Hola, soy Jhon Jairo Velásquez, el asesino de confianza de Pablo Escobar Gaviria, desde las calles de Medellín y en compañía del alma de Pablo Escobar, venimos a saludar a mi guerrero Martín Medina, a su esposa y a la familia Cantero”, se explayó el sicario nacido en Yarumal, Antioquia.

Popeye, ex sicario de Escobar Gaviria, saludó a Los Monos

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios