Edición Impresa, Policiales

habitué de la crónica roja

Cayó Papucho, un histórico del clan de Las Flores

Papucho Reyna, familiar de los Cantero, fue detenido ayer en la zona sur.


Papucho, como se lo conoce a Rubén Darío Reyna, es familiar de Celestina Contreras y ambos fueron detenidos ayer en el marco de la causa por narcotráfico conocida como Los Patrones, dijeron fuentes federales. Los Reyna tenían su base en el territorio histórico de Los Monos, donde las calles tienen nombres de flores, en la zona sur. Son hijastros de Juan Carlos Fernández, alias Mono Grande, fallecido en confusas circunstancias en 2003. Por parentesco, el nombre se trasladó al clan que se hacía fuerte en La Granada comandado por su concuñado Ariel Máximo Cantero —padre de Pájaro, Guille y Monchi—, quien está procesado y preso en el caso que investiga la asociación ilícita.

En los allanamientos de noviembre de 2015, los pesquisas no dieron ninguna referencia de que Papucho estuviera involucrado en la causa Los Patrones. Por esa época sí fueron detenidos como responsables de cuatro puntos de venta algunos de sus familiares con domicilio en Estrella Federal al 1900, a pocos metros de la subcomisaría 19ª. Por Los Patrones fue apresada su esposa, Norma Bullón, sus hermanas Patricia y Vilma Reyna, y su cuñado Juan Carlos Sánchez, pareja de esta última.

Papucho había estado detenido por una tentativa de homicidio en 2002 y una década más tarde fue procesado por un tiroteo que acabó con un muerto a la salida de un after de Maipú al 800. Gustavo Serra fue asesinado tras una discusión con integrantes de la banda narco de los Gordos, asentada en barrio Tablada. En esa oportunidad, la Justicia le achacó haber contestado a tiros las balas que terminaron matando a Serra, pero luego quedó desvinculado. Como instigador del crimen de Serra fue encausado César Treves, sindicado cocinero de los Gordos y conocido luego por amenazar con matar –según una escucha telefónica– a quien instruyó la megacausa Monos, el juez Juan Carlos Vienna.

El fin de Los Garompa

En 2003, a la muerte del Mono Grande se sumó una balacera que tuvo como víctimas a Norma y Vilma y fue el detonante para que Los Monos terminaran por diezmar a sus contrarios en la disputa por los dividendos del narcomenudeo: los Garompa.

Por esa época, las mujeres estaban cerca de la casa de Papucho cuando fueron atacadas desde un auto. Norma recibió un tiro en la espalda, mientras que Vilma pudo esconderse detrás de un árbol. La ofensiva de los Monos dejó un par de crímenes. El más resonante fue el asesinato de Fernando Corso, alias Gordo Pel, por entonces líder de los Garompa. El hombre fue secuestrado y torturado hasta la muerte. Su cadáver fue hallado en Centeno y Circunvalación. Aunque no hubo encausados por este homicidio, la hipótesis de los pesquisas siempre se dirigió a los Monos.

Nexo entre Los Patrones y Corona Millonaria

La Dodge RAM incautada el 23 de junio

Los allanamientos donde cayó Cele, madre de los herederos del Clan Cantero, tienen conexión con la causa Corona Millonaria la cual se conoció la semana pasada cuando desbarataron la banda de Junior, acusada de suministrar, fraccionar, distribuir y vender estupefacientes en distintos barrios de la ciudad. Las fuentes judiciales habían adelantado que tras un año y medio de investigación donde se realizaron escuchas iba a haber novedades en cuanto a otras conexiones. Si bien ayer los voceros no explicaron cuál es el nexo con la banda de Los Monos, dijieron que la celda de la Unidad Penal 11 de Piñero allanada este sábado pertenece a un miembro de la bande de Junior. “El interno es un eslabón intermedio y hace un tiempo que está detenido. Se le notificó que está relacionado a la causa Corona Millonaria y a estos últimos allanamientos”, fue lo único que informaron las fuentes.

Hace una semana la División Antidrogas Rosario de la Policía Federal detuvo a ocho hombres y dos mujeres en 15 allanamientos. Los apresados fueron indagados al lunes siguiente por el magistrado Marcelo Bailaque, a cargo del Juzgado Federal Nº 4. En esta pesquisa, incautaron un millón de pesos en efectivo, una Dodge RAM y autos y motos de alta gama. Los pesquisas bautizaron el operativo Corona Millonaria debido a que los panes incautados –en total 2 kilos– estaban envueltos con papeles de diferentes colores y tenían la palabra impresa de la conocida cerveza mexicana.

Comentarios