Edición Impresa, Policiales

prófugo de vera

Cayó narco paraguayo evadido

Se había escapado tras escalar los muros de la Alcaidía de la Unidad Regional XIX el 30 de enero pasado, tomar un remisero como rehén y recorrer casi 300 kilómetros, hasta abandonarlo en la autopista Brigadier López, cerca de Santa Tomé.


El hombre que estuvo veinte días prófugo tras escaparse de la Alcaidía en Vera fue recapturado anteanoche en un control vehicular de la ruta 19 a la altura de la localidad de Franck. El hombre había sido detenido en octubre pasado cuando personal de Gendarmería Nacional le descubrió más de 200 kilos de marihuana escondidos en la Volkswagen Amarok que conducía a la altura del peaje de Reconquista.

La aprehensión se produjo anteanoche cuando personal de la Policía Vial realizaba controles vehiculares en medio del Operativo Verano en el kilómetro 20 de la ruta 19. A las 22, los uniformados pararon al conductor de un Volkswagen en la que viajaban tres hombres y una mujer. Los pasajeros dijeron que eran de nacionalidad paraguaya y que volvían de visitar a unos familiares en la ciudad de San Francisco, provincia de Córdoba, indicó un parte de prensa del Ministerio de Seguridad de Santa Fe.

El conductor se identificó como Rubén V., otro de los ocupantes dijo llamarse Francisco G. y la mujer mostró documentación que la identificaba como Francisca G. Sólo uno de los pasajeros del VW adujo que había perdido el DNI y comenzó a ponerse cada vez más nervioso. Ante las preguntas, el hombre y la única mujer que había en el auto ofrecieron dinero en efectivo a los policías para que los dejaran seguir viaje. Ante la negativa de los uniformados, el hombre reveló su identidad y reconoció que estaba evadido de la Alcaidía de la Unidad Regional XIX.

El hecho se informó a la fiscal Yanina Tolosa, quien dispuso la detención e incomunicación de todos los ocupantes del auto. Además, la fiscal le formó una causa al prófugo y a la mujer por tentativa de cohecho; quedaron alojados en la comisaría 4ª de Franck y se informó al juzgado Federal.

Los 200 kilos de marihuana

Miguel Antonio Ferreira Vera tiene 31 años, es oriundo de Coronel Oviedo (Paraguay) y está domiciliado en la ciudad bonaerense de Lanús. El 20 de octubre pasado, fue apresado por personal de Gendarmería cuando viajaba junto a su pareja Silvina Brítez Pérez, de 25, y una beba de meses, en una camioneta VW Amarok. Ese día, los gendarmes revisaron la 4×4, descubrieron 320 paquetes de marihuana que estaban escondidos en la camioneta, los cuales tuvieron un peso total de 204 kilos.

Luego de la detención, el hombre fue alojado en la Alcaidía de Vera, mientras que su mujer recibió la prisión domiciliaria por tener una hija menor de edad en su vivienda de la provincia de Buenos Aires. Ambas medidas fueron dictadas por el juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde.

El gran escape

La fuga de la Alcaidía se produjo a las 18.30 del lunes 30 de enero. Ese día, Ferreira Vera aprovechó la distracción que provocó un temporal en la ciudad para quedarse en el patio. En ese lugar, apiló dos mesas las cuales lo ayudaron a trepar el paredón, después sorteó una alambrado con púas y llegó a los techos para luego ganar la calle. Minutos antes de las 19, el prófugo tomó un remís en la estación de servicios Shell que está a una cuadra y media de la Alcaidía y, amenazando con un cuchillo al chofer, continuó la huida hacia Santa Fe.

A las 2 del 31 de enero, el chofer pudo avisar que había sido abandonado a casi 270 kilómetros de Vera, en las afueras de Santo Tomé, y que fue obligado a conducir el remís a punta de arma blanca en dirección sur por la ruta 11.

El 2 de febrero, hubo una información de que el prófugo estaba en la ciudad de Sauce Viejo. Los uniformados montaron un operativo y lo buscaron por distintos barrios de la localidad. Sin embargo, ese día Pereira Vera se escabulló por la zona rural.

A esta situación se sumó la desaparición de la pareja del prófugo, Silvina Brítez Pérez, la cual tenía prisión domiciliaria en el sur bonaerense. En ese marco y mientras buscaban a su pareja en Sauce Viejo, la Justicia federal libró una orden de captura para ella.

A los tres días, la joven se entregó en una comisaría bonaerense de Morón.

Contactos

En medio las fugas, una de las versiones que manejaban los pesquisas era que Ferreira Vera seguía en la provincia, ya que tenía estrechas conexiones con un incipiente clan narco que opera en un barrio de la capital provincial. Estos trascendidos se afirmaron tras la recaptura del paraguayo, quien luego de 20 días prófugo cayó en un control policial en la ruta 19, cerca de la localidad de Franck. Este punto está a unos 30 kilómetros de la ciudad de Sauce Viejo, el lugar donde lo buscaron en un primer momento y que está a otra media hora de la capital provincial.

Comentarios