País, Policiales

Cita con somnífero

Cayó en Rosario Mariela, célebre viuda negra de Río Negro

En enero había burlado una prisión domiciliaria dejando la tobillera dentro de una mamadera. El lunes la detuvieron de casualidad en un control vehicular en Empalme Graneros. Iba con una moto con pedido de captura. Su marido, también señalado por estafas, fue detenido el sábado con un auto robado


En Río Negro era una especie de celebridad de la crónica policial por su prontuario de ladronzuela. Se encontraba prófuga desde enero, cuando se las ingenió para quitarse una tobillera electrónica que dejó dentro de una mamadera y emigró junto con su familia. La viuda negra de Cipolletti, como la llama la prensa, fue detenida de pura casualidad este lunes durante un control vehicular en barrio Empalme Graneros. Se manejaba en una moto que tenía pedido de captura. Ahora espera una audiencia de extradición que la forzará a regresar al sur argentino, previo a una acusación por encubrimiento.

En septiembre de 2021, la viuda negra Mariela Muñoz, de 31 años, había sido condenada por una seguidilla de cinco robos cometidos en localidades del sur como Plottier, Centenario, Neuquén y San Martín de los Andes.

Muñoz, que según la prensa sureña dormía a sus víctimas con somníferos, cayó en un control de rutina apostado por Gendarmería Nacional en French al 1300 cuando iba en una Honda Wave roja que había sido denunciada por robo el 30 de mayo pasado en la comisaría 1ª de Lanús, en provincia de Buenos Aires.

Una vez en la comisaría 12ª de barrio Ludueña consultaron si tenía antecedentes. El sistema arrojó que estaba prófuga desde el 28 de enero pasado por una causa por robo agravado de un juzgado de Cipolletti. A ese dato lo completaron varios portales de diarios digitales que ilustraban las noticias con fotos de la mujer.

Desde la 12ª se comunicaron con el fiscal David Carizza, quien pidió que se dé cuenta a la Justicia rionegrina para dar aviso de la recaptura. Allí fue que una autoridad judicial de esa provincia ordenó su arresto. Muñoz, acusada de tres robos y dos hurtos, tiene dos condenas en su contra –una con una pena de tres años en suspenso, y otra de un año y seis meses de ejecución condicional– que fueron unificadas en una pena única de cuatro años y seis meses de cumplimiento efectivo, señaló el portal Infobae.

Según la prensa rionegrina, Muñoz también cometió robos con la tobillera puesta. En diciembre del año pasado fue a la casa de un hombre al que contactó a través de redes sociales, llevó una sidra a la que le puso un somnífero y luego se llevó 30 mil pesos y ropa.

“El 30 de diciembre, una jueza revocó la prisión domiciliaria de la condenada, pero nadie la controló. La huida fue casi una burla: dejó el dispositivo electrónico adentro de una mamadera”, publicó el diario Río Negro. La mujer tenía pedido de captura desde el 18 de enero.

El sábado pasado fue arrestada su pareja, Gustavo Fabián Nancuzpe, de 27 años, en un procedimiento hecho en Campbell y Martínez de Estrada, también en Empalme. El hombre iba en un Volkswagen Gol gris a alta velocidad. Al detenerlo, se constató que el auto había sido robado el pasado 5 de junio en Rosario.

Además, el hombre también tenía pedido de captura de la Justicia de Cipolletti por una causa de defraudación por uso de tarjeta de crédito hurtada, según consignaron fuentes policiales.

Comentarios