Coronavirus, Mundo

Río de Janeiro

Cavan tumbas en una playa de Copacabana, en protesta contra la política sanitaria de Bolsonaro

Activistas de la ONG Río de Paz abrieron las fosas durante la madrugada de este jueves en la playa del sur de Río de Janeiro frente al emblemático Hotel Copacabana Palace, y difundieron la intervención a través de su cuenta en Twitter para exponer la indiferencia presidencial ante la pandemia


Activistas brasileños cavaron este jueves un centenar de tumbas en la playa de Copacabana, uno de los principales puntos turístico de Río de Janeiro, en una acción de protesta contra la política oficial del gobierno de Jair Bolsonaro frente a la pandemia de coronavirus, en el país en el que se espera que este jueves los muertos por Covid-19 superen los 40.000.

Los activistas de la ONG Río de Paz comenzaron a cavar las tumbas alrededor de las 4 de la mañana de este jueves en la playa del sur de Río de Janeiro, frente al Hotel Copacabana Palace, y difundieron la intervención al amanecer a través de su cuenta en Twitter.

“Los más necesitados están siendo golpeados de frente, están muriendo, siendo enterrados en tumbas poco profundas”, explicó Antonio Carlos Costa, presidente de la ONG, en relación a la impactante protesta que es parte de una serie de intervenciones que esa organización realizó durante las últimas semanas en diferentes puntos del país.

Entre las demandas de Río de Paz está la necesidad de que se provea la asistencia a familias vulnerables durante la crisis del coronavirus, que accedan a un profesional médico a cargo del Ministerio de Salud y una hoja de ruta con objetivos por parte de los gobiernos federal, estatal y municipal para la lucha efectiva contra la pandemia.

Además de las fotos y videos de la acción, la ONG difundió imágenes de cruces y acusaciones entre personas que defendían la acción y quienes la rechazaban y quería retirar las cruces de las fosas comunes montadas en la playa carioca.

Brasil registra más de 750.000 casos positivos de coronavirus y casi 40.000 muertos desde el estallido de la pandemia.

Comentarios