Policiales

Cruces entre Fiscalía y querella

Causa Trasante: “Los carteles en los que se termina centrando la información no son importantes”

La difusión de fotos detonó nuevas críticas de la querella a la pesquisa por el crimen de Eduardo Trasante, para la que este acto revictimiza al entorno del pastor evangélico. A eso se suma que los fiscales indagan en el episodio que determinó el apartamiento del religioso de su banca de concejal


Los avances conocidos este jueves en la causa del crimen del ex concejal Eduardo Trasante, luego de la imputación de tres sospechosos como partícipes necesarios del homicidio, quizá quedaron opacados por el desglose de una parte de la evidencia citada por los fiscales. Son las fotos recuperadas de un celular incautado que muestran carteles con las leyendas “X violador” y “nunca más vas a violar a una mujer”. Para Ciudad Futura, partido por el que el pastor evangélico fue concejal, esos elementos volcados al expediente no hicieron más que revictimizar al entorno de Trasante. “En los delitos complejos los autores siempre van a querer procurarse la impunidad, y esto podría ir en ese sentido”, dijo la abogada de la familia Trasante.

Para los fiscales Matías Edery y Gastón Ávila la hipótesis de venganza por una cuestión personal es una línea a explorar, y por eso anunciaron que solicitarán un oficio a Ciudad Futura al que perteneció la víctima hasta ser desplazado por un sumario interno por acoso sexual a una militante a fines de 2018. Trasante no posee ninguna causa judicial por violencia de género u violación. Pero los investigadores descartan que el crimen haya sido motivado por la actividad política. “No hay ninguna evidencia que hable de un crimen institucional”, dijo Ávila, de la Fiscalía de Homicidios.

Ocurre que ese episodio que terminó con su carrera política-partidaria es el único antecedente –no penal ni judicializado– de índole sexual que se conoció públicamente sobre Trasante. “Tenemos la obligación de preguntar cuáles fueron los elementos, si existió una persona víctima y ver si tiene o no tiene relación. Vamos a mandar un oficio para solicitarle al partido que nos explique cuáles fueron los extremos de esa situación”, adelantó el funcionario de la Agencia de Criminalidad Organizada.

Las fotos de los carteles fueron tomadas, según la imputación, el 13 de julio, un día antes del crimen, en un domicilio de Moreno al 3900, donde Alejo “Patón” Leiva, vivió hasta quedar detenido. Sobre el joven de 22 años, los fiscales dijeron que tienen acreditado que conocía a la familia Trasante por ser vecino, e incluso testimonios incorporados al legajo lo señalan “alardeando de haber matado a Trasante” por corrillos del barrio.

Si esos carteles, que no fueron hallados en la escena del crimen ni secuestrados –sólo existen como imágenes–, tenían el objetivo de realizar una operación de falsa bandera para embarrar el móvil del asesinato está por verse. “Estos dos carteles en los que se termina centrando la información no eran importantes ni entiendo que al momento lo sean a los efectos de dilucidar qué ocurrió”, opinó sobre el entuerto la abogada querellante Gabriela Durruty.

La letrada expuso: “Ninguna hipótesis debe descartarse; entendemos que estos dos carteles representan más de lo mismo: en este tipo de delitos complejos siempre van a intentar procurarse de impunidad y esto podría ir en ese sentido. Lo que motivó nuestra intervención fue el proceso de revictimización que –entendimos– estaba sufriendo Carolina Leones (viuda de Trasante), porque la prensa tenía esos carteles que estaban circulando por las redes mientras se desarrollaba la audiencia”.

Para la letrada militante de Ciudad futura los carteles constituyen “una cuestión menor frente a otras de indudable trascendencia como el hecho de las fotos de la casa de Eduardo, que fueron valorados por la fiscalía y cuya valoración nosotros compartimos”.

“Todo está a disposición de la fiscalía, que investigó desde todas las aristas posibles al entorno de Eduardo y en cuanto a lo ocurrido en diciembre de 2018 fue todo público, transparente e informado en su momento. Y si evalúan que necesitan algo más con mayor nivel de detalle estamos esperando que lo soliciten”, aclaró ante la consulta de El Ciudadano.

“Fiscales corruptos, fiscales basura”

El principal referente de Ciudad Futura, Juan Monteverde, fue más allá con las críticas a los fiscales por dar a conocer esas imágenes. “Además de fiscales corruptos, Rosario tiene fiscales basura capaz de prestarse a cualquier operación inmunda del poder político sin importarle que haya familias destruidas atrás”, fustigó.

“Estamos ajenos a las lecturas políticas. Somos funcionarios y tenemos elementos en una investigación y tenemos que hacerlos públicos sobre todo en una audiencia que se pide que gente vaya presa”, replicó a las críticas el fiscal Edery.

Por su parte el fiscal Ávila, en declaraciones radiales, dijo que se explayó sobre la posible nueva hipótesis y el rol del mencionado Leiva, acusado y preso por el plazo de ley junto al peruano Julio Andrés Rodríguez Granthon y Facundo Sebastián López. “Tenemos ahora una nueva línea de investigación que hay que desandar, respetar, con los recaudos y que ayer fue puesta en conocimiento. El hecho es muy grave. Una persona que vivió toda la vida a la vuelta del domicilio histórico de Trasante, que lo conocía, y que ahora tiene una participación tan fundamental en el hecho. Tenemos que establecer por qué esta persona tendría intenciones de matar al ex concejal”.

Comentarios