El Hincha, País, Policiales

Muerte del Diez

Causa Maradona: llegó el turno de una médica, el psicólogo y la psiquiatra en las indagatorias

Al igual que los otros cuatro imputados que tiene el expediente; la médica de la prepaga, el psicólogo y la psiquiatra están acusados por homicidio simple con dolo eventual y desde el lunes próximo comenzarán a ser indagados por los tres fiscales de la investigación


Los fiscales que investigan la muerte de Diego Armando Maradona iniciarán este lunes la segunda semana de indagatorias en la causa con las declaraciones de la médica que coordinaba para la empresa de medicina prepaga la supuesta internación domiciliaria del astro futbolístico, del psicólogo Carlos Ángel “Charly” Díaz y de la psiquiatra Agustina Cosachov, una de las más comprometidas en el expediente.

Al igual que los otros cuatro imputados que tiene la causa, los tres están acusados por homicidio simple son dolo eventual, un delito que prevé una pena de 8 a 25 de cárcel, y que podría haber llevado a los fiscales a pedir sus detenciones, algo que no sucedió porque se conformaron con que se les prohíba su salida del país.

Esa figura penal fue elegida por los fiscales tras seis meses de investigación en la que concluyeron que el equipo médico de Maradona no solo fue deficiente, sino que sabía que el 10 podía morirse y no hizo nada para evitarlo.

Tal como sucedió la semana pasada cuando declararon los enfermeros Ricardo Omar Almirón, de 38 años, y Dahiana Gisela Madrid, de 36, y su jefe, el coordinador Mariano Ariel Perroni, de 40, las indagatorias serán en la sede de la Fiscalía General de San Isidro, en la calle Acassuso 476, y estarán a cargo del equipo de tres fiscales que firma la causa: Cosme Iribarren, Patricio Ferrari y Laura Capra.

 

El siguiente es el cronograma de las indagatorias a cada acusado y las imputaciones a cada uno de ellos que fue elaborado por el periodista Por Diego Recchini de la agencia de noticias Télam:

-Nancy Edith Forlini (52): médica a cargo de la Gerencia de Cuidados Domiciliarios de la empresa Swiss Medical. Era la coordinadora para la prepaga de la internación domiciliaria de Maradona. Será la cuarta indagada de la causa, el próximo lunes 21 de junio a las 11. Su defensor es Nicolás D’Albora.

Los fiscales le imputan que “omitió cumplir con los deberes mínimos a su cargo, entre los que se encontraba, de conformidad al cuadro del paciente, dotar al lugar, del personal de enfermería especializada en salud mental, acompañamiento terapéutico, nutricionista, y de la aparatología adecuada para RCP avanzada, estudios de laboratorio y electrocardiograma –entre otros– nada de lo cual suministró”.

Además, señalaron que Forlini “omitió analizar si la vivienda cumplía con las condiciones mínimas para un paciente con las limitaciones físicas de Maradona”.

Y agregan que en “pleno conocimiento del deficitario servicio de enfermería omitió tomar medida alguna, siendo de ese modo funcional a las conductas que ejecutaban los restantes imputados, fruto de lo cual se produjo el resultado fatídico antes mencionado, que ineludiblemente debió representarse por la condición que detentaba”.

-Carlos Ángel “Charly” Díaz (29): era el psicólogo de Maradona. Ingresó al staff médico de la mano del abogado y representante del 10, Matías Morla. Es considerado por los fiscales como uno de los integrantes del equipo médico tratante.

Será el quinto indagado, el miércoles 23 de junio a las 12. Su defensor es el abogado Diego Olmedo.

Los fiscales le imputan que “omitió proceder a su internación en un centro de rehabilitación adecuado conforme estipula y lo facultaban leyes vigentes”. A su vez, sostienen que “paulatinamente, fue involucrándose el ámbito de actuación profesional de la psiquiatra Cosachov, y avocándose incluso a tomar decisiones hasta entonces ajenas a su incumbencia profesional”.

Para la acusación el poder de decisión de Charly Díaz “sobre la persona de Diego Armando Maradona trascendió lo puramente médico, para extenderse a las relaciones del paciente con sus familiares”.

Incluso, lo acusan de “manipular a la familia proponiéndoles que todo lo que estaba sucediendo era producto de la libre y espontánea decisión de Maradona, alegando para ello que necesitaba espacio”.

En definitiva, “no hacía más que ocultar la información relativa al verdadero cuadro de salud del causante, eludiendo de ese modo que ajenos al equipo médico hubieran podido adoptar medidas tendientes a revertir las falencias apuntadas y, en consecuencia, a evitar el desenlace fatal, con el que palmariamente colaboró”, sostiene la acusación.

También remarcaron que el psicólogo “omitió realizar las visitas y el seguimiento del paciente en tiempo y forma” y le atribuyen una “palmaria indiferencia de su conducta frente a la situación de emergencia y la posibilidad del resultado muerte”.

-Agustina Cosachov (36): Era la psiquiatra de Maradona. Para los fiscales es, junto al neurocirujano Leopoldo Luque, una de las principales imputadas en la causa. Era la encargada de prescribir la medicación psiquiátrica que tomaba el por entonces director técnico de Gimnasia y fue una de las que firmó la externación de la Clínica Olivos.

Será la sexta indagada, el viernes 25 de junio a las 12. Su defensor es Vadim Mischanchuk.

La Fiscalía le imputa, de acuerdo al llamado a indagatoria, que “teniendo pleno conocimiento de la patología cardíaca” de Maradona, la psiquiatra “no adoptó los recaudos adecuados” que “el cuadro del paciente exigía” y le atribuyen “no imponer límites al doliente”.

“No aseguró la correcta administración de la medicación y psicotrópicos que había indicado a Diego Armando Maradona, desentendiéndose de los efectos adversos y eludiendo los controles y/o estudios apropiados a los fines de su evolución”, agregaron.

“Evitó la asistencia correspondiente mediante el apartamiento expreso de los acompañantes terapéuticos, a la vez que obstaculizó la concurrencia al domicilio de un médico clínico y un nutricionista”, señalaron.

Para los fiscales, se apartó del lugar donde se encontraba llevando a cabo la internación domiciliaria, sin adoptar un plan de contingencia y seguimiento adecuados al caso.

“La imputada, teniendo la posibilidad real de evitar la situación de peligro objetivo que creaba su comportamiento, ante el resultado que se presentaba como previsible y evitable, permaneciendo indiferente frente a las graves falencias apuntadas que no tendió a revertir, asumió desaprensivamente los riesgos que corría la salud de Maradona, y las consecuencias que ello podía generar”, argumentaron.

También describieron que aquel 25 de noviembre, cuando ella fue de visita y notó que no reaccionaba, “omitió también encargarse personalmente de la reanimación del paciente”.

Aparte del “homicidio con dolo eventual”, Cosachov será indagada por “falsedad ideológica” –delito que prevé una pena de 1 a 6 años de cárcel–, ya que la acusan de haber confeccionado en octubre de 2020 un certificado de aptitud mental de Maradona sin ir a visitarlo.

Comentarios