Policiales

Derecho a réplica

Causa Franco Casco: consideraciones de familiar de uno de los policías procesado

El hermano del jefe de la seccional 7ª procesado en el caso que investiga la desaparición forzada seguida de muerte de Franco Casco solicitó aclarar algunos puntos de la nota publicada este martes que hace referencia al comunicado de la Multisectorial sobre la prisión domiciliaria de dos implicados


Hugo Álvarez, hermano del ex jefe de la seccional 7ª Diego Álvarez –procesado en la causa que investiga la desaparición forzada seguida de muerte de Franco Casco–, solicitó el derecho a réplica respecto de la nota publicada por este diario el martes pasado titulada “Franco Casco: repudian la prisión domiciliaria de dos policías procesados”. Se trata del joven que fue visto por última vez el 6 de octubre de 2014 y su cuerpo apareció 22 días después en las aguas del río Paraná. Están bajo proceso 18 policías en un caso federal que se investiga como desaparición forzada seguida de muerte.

Hugo, quien además aclaró que quiere ejercer su derecho también en representación de todos los familiares de los policías procesados en la causa, indicó que “no es correcta” la información que indica que la querella del padre de Franco Casco no fue notificada sobre la audiencia de apelación para tratar la prisión domiciliaria otorgada a los policías Enrique Gianola Rocha y Guillermo Gysel.

“La decisión sobre esto fue el viernes 22 de febrero; estuvimos en la audiencia de apelación en la Cámara. El querellante por Ramón, papá de Franco, es Andrés Pennisi, de la Defensoría General de la Nación. Estuve en la audiencia de apelación y Andrés Pennisi presentó un memorial, que significa que se opuso a que se otorgue el beneficio. Significa que sí fue notificado y que tuvo la posibilidad de concurrir y de recurrir esa decisión. Esto que están expresando en este momento no es correcto, porque sí fueron notificados”, dijo Hugo.

Además, otro punto donde el hermano del comisario de la 7ª manifestó su oposición fue en el que el documento de la Multisectorial contra la Violencia Institucional menciona un elevadísimo riesgo procesal de entorpecimiento de la investigación y peligro de fuga, por parte de los imputados en el expediente que investiga la desaparición forzada seguida de muerte de Franco Casco.

“Quería agregar que todos estos chicos –por los policías encausados–, diez días antes de que los detengan, ya sabían que los iban a apresar. Inclusive durante toda la investigación, con la instrucción que empezó en 2014, fueron reiteradas las noticias donde contaban que la investigación seguía. Cuando los van a detener en 2017, el 25 de agosto salió una noticia en el diario La Capital que dice que se van a ordenar las detenciones de los 30 policías, de los cuales 18 fueron procesados. Sin embargo, todos los chicos siguieron trabajando en sus comisarías y en sus lugares, jamás en ningún momento se fueron a ningún lado. También una noticia en Página 12 que decía que se iban a ordenar las 30 detenciones. Esto fue diez días antes de que realmente los detuvieran el 4 de septiembre. Por lo cual, el peligro de fuga no considero que esté consolidado, porque se habrían podido ir. Todos estos chicos –por los policías– fueron voluntariamente a entregarse a Gendarmería y sinceramente no tuvieron ningún problema en colaborar con la investigación. Y también quiero recordarles que los chicos que están en prisión domiciliaria están en prisión domiciliaria, controlados. Hay mucha gente que están en prisión domiciliaria desde el inicio –hace un año y medio– y que cumple con la prisión domiciliaria de manera seria”, señaló el familiar del comisario procesado en esta causa.

En tanto, Hugo quiso aclarar sobre la advertencia que realizó la Multisectorial, el organismo que asiste y ayuda a las víctimas y familiares de violencia institucional, en el comunicado donde alerta que la liberación de estos policías significa “una amenaza para la vida, la integridad y la tranquilidad de la familia de Franco, ya que han sido sistemáticamente molestados, amedrentados y hostigados, desde su desaparición hasta el día de hoy”.

“Esto es importante. Hoy en día hay 10 chicos –por los uniformados– procesados que están en libertad. No hubo ningún incidente. Desde los familiares quisiéramos que si esto es verdad que informen y que digan el cómo, dónde y el cuándo. Que expliquen y que hagan una denuncia. Sino esto queda en potencial y ensucia a todas las familias que hace un año y medio venimos incorporando prueba tras prueba, que hacen a la verdad real de lo que pasó. Todo lo que dije está basado en el expediente. Es un trabajo de muchísimo tiempo que venimos haciendo los familiares”, dijo Hugo.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios