Política

En un apart hotel de Rosario

Causa fotocopias: detuvieron a ex ministro de Santa Cruz

Es Juan Manuel Campillo, quien estuvo a cargo de Hacienda cuando Néstor Kirchner gobernaba la provincia. El juez Bonadio lo acusa de lavado de dinero. Fue pareja del fallecido diseñador Carlos Di Doménico. También cayó el sobrino del ex funcionario. Creen que tenían varias propiedades en la ciudad

Fotos: Juan José García

La Policía Federal montó este martes en Rosario un operativo al cabo del cual detuvo, por orden del juez Claudio Bonadio, al ex ministro de Hacienda de Santa Cruz Juan Manuel Campillo. El magistrado lo involucra en presuntas maniobras de lavado de dinero que surgen, argumenta, de la causa basada en las fotocopias de los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

Campillo fue capturado en el apart hotel de Urquiza al 1400 –casi Paraguay– por orden de Bonadio y a pedido del fiscal federal Carlos Stornelli. También hay orden de captura para el sobrino del ex funcionario, de nombre Gastón. Fuentes policiales señalaron que ambos tenían entre seis y siete domicilios en Rosario, sobre los cuales pesan pedidos de allanamiento.

El operativo fue ordenado por el juez Bonadio a pedido del fiscal Carlos Stornelli. Surge del testimonio de una “imputada colaboradora”.

 

Campillo está acusado de supuestas maniobras de lavado de dinero en base a los dichos de la imputada colaboradora Elizabeth Ortiz Muñicoy, ex socia de Carolina Pochetti, la viuda del ex secretario del matrimonio Kirchner Daniel Muñoz.

La mujer declaró que Campillo y su sobrino viajaron a Miami en 2016 para vender propiedades de Pochetti, tras la muerte de Muñoz, y enviar ese dinero a bancos europeos. Algunos de estos bienes, según la denunciante, quedaron a nombre del sobrino de Campillo y éste último –siempre según la misma declaración– cobró una comisión por encargarse de todas las operaciones de lavado de dinero. Bonadio calcula que son 70 millones de dólares los involucrados en las maniobras.

Bonadio también ordenó la detención de Gastón Campillo, sobrino de Juan Manuel a quien apresaron, poco después que a su tío, durante un allanamiento en Italia y Salta. Lo mismo cursó el juez para el gestor Osvaldo Parolari.

Quién es Campillo

El apart hotel donde detuvieron al ex secretario de Hacienda de Santa Cruz.

 

Campillo es viudo del diseñador Carlos Di Doménico. Los familiares de éste último ya lo habían denunciado en otra causa que investigan en los tribunales federales de Retiro.

En forma paralela, Miguel Plo, el abogado de Pochett –viuda de Muñoz que sigue detenida–, denunció al juez Bonadio y a Stornelli por “violación de secretos”. Esa causa quedó a cargo del juez federal Daniel Rafecas.

Campillo comandó la Secretaría de Hacienda de Santa Cruz durante la gobernación de Néstor Kirchner y luego fue titular de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ex Onnca) a nivel nacional.

La “colaboradora” Ortiz Muñico fue detenida en Mar del Plata pero quedó excarcelada cuando se firmó el acuerdo como arrepentida en la causa de las fotocopias. Pochetti sigue presa, y el pedido de su libertad fue rechazado por la Cámara Federal porteña.

Durante un allanamiento posterior en Italia y Salta, detuvieron al sobrino de Campillo.

Otra causa

En febrero de 2018, la abogada Florencia Arietto denunció por lavado de dinero al diseñador Stéfano Di Doménico y su pareja, Campillo.

Di Doménico falleció el jueves 17 de mayo pasado. Dos días después, Arietto se presentó ante una comisaría del barrio porteño de Chacarita para solicitar que se demore la cremación del cuerpo hasta tanto se despejen las dudas de sus hijos y ex empleados. La abogada representa, con su estudio, a ex trabajadoras despedidas de locales que eran manejados por Di Doménico. No les habían pagado las indemnizaciones y contrataron a la letrada para que las represente.

Una sospecha, fundada en cambios de los negocios del Di Doménico a partir de que, en 2012, forma pareja con el ahora detenido Campillo, es que el ex secretario de Hacienda utilizó esos comercios para lavar plata proveniente de la corrupción. La razón: los vestidos de diseño no tienen un valor de referencia y su precio se puede “dibujar” para blanquear dinero sucio. Los dos no convivían desde hacía un tiempo, pero mantenían las relaciones comerciales.

Los familiares del diseñador dejaron sentadas sus dudas sobre su muerte, que en principio fue atribuida a causas naturales. Ponen la lupa sobre Campillo, lo que argumentó la abogada Arietto en su pedido de autopsia previa a la cremación.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios