Edición Impresa, Política, Últimas

Causa Díaz Bessone: piden más control para imputados

Para Daniel Boccoli la medida es muy “laxa” y genera preocupación en los testigos y querellantes.

La Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe solicitó al Tribunal Oral Federal Nº 2 (TOF2) que disponga medidas restrictivas para cinco de los seis imputados en la causa Díaz Bessone, quienes aguardan en libertad el reinicio del juicio oral, previsto para el 7 de febrero próximo. El fundamento de la presentación “es garantizar la seguridad y los derechos de los testigos y querellantes”, muchos de los cuales han ingresado al programa provincial de protección de testigos por delitos de lesa humanidad.

“Estamos muy preocupados”, dijo ayer a Télam el titular del Programa de Acompañamiento y Protección a Testigos y Querellantes, Daniel Boccoli. El funcionario explicó que el 30 de diciembre el programa recibió una notificación del TOF2, que señala que los imputados en la causa sólo deberán presentarse a la Dirección Provincial de Control y Asistencia Pos Penitenciaria para su control una vez por semana durante el mes de enero.

“A nuestro juicio tienen que fijarse más controles o ser más estrictos”, apuntó Boccoli, y agregó que a su entender “la medida es muy laxa”.

La disposición establecida por el TOF2 dispone que los imputados José Rubén Lo Fiego, Mario Alfredo Marcote, Ramón Rito Vergara, José Carlos Scortechini y Ricardo Chomicky, quienes están en libertad mientras se tramita el juicio oral, se presenten al ex Patronato de Liberados semanalmente para registrar que están en la ciudad.

“Estamos muy preocupados, causa mucha inquietud en los testigos que están incorporados al programa”, dijo Boccoli, quien informó que el mismo 30 de diciembre la Secretaría de Derechos Humanos respondió la notificación con un escrito reclamando “medidas restrictivas”. El fundamento de la presentación “es garantizar la seguridad y los derechos de los testigos y querellantes”.

El escrito –firmado por el titular del programa, Daniel Boccoli, y por el subsecretario de Derechos Humanos zona sur, Ángel Ruani– señala que la decisión del tribunal “ha provocado un estado creciente de inquietud entre los testigos-víctimas, muchos de los cuales han ingresado a nuestro Programa de Acompañamiento y Protección a Testigos y Querellantes”.

Y agrega que “esta nueva situación puede afectar su seguridad y su integridad física y psíquica, impidiendo o restringiendo la posibilidad de brindar libre y autónomamente su declaración testimonial durante el desarrollo del juicio”.

Este requerimiento se suma a otros anteriores efectuados por la Secretaría de Derechos Humanos para que el tribunal disponga medidas restrictivas en relación con los imputados, incluso la detención, de modo de garantizar la realización del juicio.

En esta oportunidad las autoridades provinciales citaron en el escrito un reciente fallo de la Corte Suprema de la Nación, del 28 de diciembre pasado, que en la causa por delitos de lesa humanidad caratulada “Morales, Domingo” ordena revocar la excarcelación por las características personales del imputado y las circunstancias de los hechos juzgados.

En el juicio por la causa Díaz Bessone, que se inició el 21 de julio del año pasado y donde ya declararon 40 testigos hasta fines de diciembre, se juzga delitos de homicidio, violación y torturas a cuatro ex policías, un civil y al ex comandante del II Cuerpo de Ejército Ramón Díaz Bessone.

Comentarios