Edición Impresa, Política

Sobre llovido, mojado

“Catástrofe” en el campo

Las lluvias de abril superaron los 700 milímetros en el norte de la provincia y promedian los 500 en el centro. Estiman que hay más de 2,3 millones de hectáreas perjudicadas en esa zona y la Bolsa de Comercio de Rosario emitirá hoy un informe.


El temporal que azota al Litoral y que se estima que ya afectó a unas 15 mil personas en las provincias de Santa Fe, Corrientes y Entre Ríos tiene su correlato en el campo. El presidente de la Sociedad Rural de Santa Fe, Hugo Iturraspe, aseguró ayer que la situación “es catastrófica” tras las lluvias de abril, que superaron los 700 milímetros en el norte de la provincia y promedian los 500 milímetros en los departamentos del centro.

El viernes pasado, el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe estimaba en más de 2,3 millones las hectáreas perjudicadas por las precipitaciones en el centro-norte provincial. En tanto, la Bolsa de Comercio de Rosario emitirá hoy un informe, afirmaron a >>El Ciudadano<< fuentes de la entidad bursátil.

Los departamentos más afectados son Vera, 9 de Julio, San Cristóbal, San Justo, Garay, San Javier, La Capital y parte de Las Colonias. Toda la producción agrícola está sufriendo pérdidas, pero el sector más afectado es el ganadero y, en particular, los productores lácteos.

En declaraciones a LT10, el titular de la Sociedad Rural trazó el panorama del sector rural: “Los caminos y los suelos están imposibles; el agua brota de la tierra. No hay pasto que aguante por el pisoteo. El barro es el peor enemigo para el tambo”.

Iturraspe señaló que la situación es “desesperante para la producción”. Y agregó: “No vi nunca una situación similar. El gobierno va a tener que ayudar al campo tras este desastre natural”.

Además de la producción perdida, tanto la Bolsa de Comercio de Rosario como la de Santa Fe estiman que se espera una disminución de los rindes en las plantaciones que aún faltan trillar.

Para colmo, el pronóstico no es para nada alentador. Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) continuará lloviendo hasta el jueves, día en que se producirá una mejora del clima. Para el viernes y el sábado también se anuncian lluvias.

La zona de cobertura del alerta incluye norte, centro y este de la provincia de Buenos Aires, este de Chaco, este de Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, este de Formosa, Misiones, Santa Fe y Capital Federal.

Crecida en Santa Fe

La ciudad de Santa Fe atravesaba anoche el pico de las crecidas de los ríos Paraná y Salado, alimentados por las incesantes lluvias de los últimos días. Según datos del Centro de Operaciones municipal, el Salado alcanzó ayer el pico de 6,82 metros y se mantenía estable al cierre de esta edición. El Paraná registraba una altura de 6,28 metros en el puerto de Santa Fe, en la segunda onda de crecida (la primera fue entre diciembre y enero). Hasta anoche, permanecían evacuadas 618 personas en la capital provincial.

Con más de 200 milímetros de lluvias en doce días –los últimos tres muy intensos–, ayer desde la Municipalidad de Santa Fe ratificaron sus preocupaciones. Con pronósticos de inestabilidad hasta mañana, nadie se arriesga a vaticinar en cuánto tiempo se superará la situación de emergencia.

Según indicó la secretaria de Comunicación del municipio, Andrea Valsagna, el río Salado “debería comenzar a descender aunque será lentamente, ya que eso está determinado por las lluvias que continúan aconteciendo en el centro-norte de la provincia. Por su parte, el Paraná continúa creciendo aunque los valores que arrojan los registros de la cuenca norte indican que el nivel está bajando, por lo tanto debería comenzar a hacerlo en poco tiempo más en nuestra región”.

Comentarios