Región

Cataratas de Santa Fe: el temporal dejó evacuados, pueblos bajo agua y rutas cortadas

La zona más afectada resultó el departamento San Jerónimo, especialmente Coronda, Arocena y Gálvez, donde familias debieron ser evacuadas. En pocas horas llegaron a caer más de 200 milímetros en algunos puntos y había desvíos de tránsito por calzadas inundadas. En Rosario también se padeció


En poco tiempo, cuestión de horas, cinco departamentos de los 19 que tiene Santa Fe se volvieron pantanos por el intenso temporal que arreció entre la madrugada del miércoles y la mañana de este jueves, y que también afectó a la ciudad de Rosario con anegamientos de calles en distintos barrios y el ingreso de agua a las casas en el flamante barrio Olímpico, con 640 viviendas en la zona de Salvat y Circunvalación.

Personal de la Secretaría de Protección Civil del gobierno santafesino recorrió este mismo jueves zonas afectadas a las que debió asistir. “En total, durante las últimas horas, se registraron 8 alertas meteorológicas para el territorio centro sur de la provincia. Por este motivo, el secretario de Protección Civil, Roberto Rioja, dispuso que se activen los protocolos de actuación para emergencias”, informó la repartición en un comunicado.

“Los equipos de Operaciones fueron interiorizándose de la situación en cada localidad focalizándose en el estado sanitario de los habitantes de las mismas y en los daños producidos por los fenómenos en cada distrito. Se entregaron materiales y elementos para evitar la entrada de agua a los hogares, coordinando en todos los casos con las distintas áreas y organismos del Estado provincial las medidas para llevar solución a los requerimientos”, agregó la información oficial.

Y marcó que una de las localidades más afectas era Arocena, en el departamento San Jerónimo, donde funcionarios de la Secretaría se reunieron con el presidente comunal local, Osvaldo Lombardi. La población, a 100 kilómetros de Rosario, estaba anegada en un 95 por ciento y se evaluaba el lugar para disponer un centro de evacuados para las familias cuyas viviendas estaban más afectadas por el temporal. Se había determinado articular con el Ministerio de Desarrollo Social medidas de asistencia.

Una situación menos apremiante pero también grave se registró en San Fabián, en el mismo departamento: “Se saturaron las calles, pero no hay ingreso de agua en los domicilios particulares. Se provee de bolsas y rollo de nailon al presidente comunal y se recorre la zona. La localidad puede quedar aislada por el agua que ingresa de los campos a su alrededor”, advirtió Protección Civil. En ese marco se resolvió la conformación de un Centro de Operaciones de Emergencia con autoridades locales y provinciales.

En Gálvez en tanto, el secretario Rioja se reunió con el intendente local, Mario Fissore, y avanzaron en la decisión de abrir un centro para evacuados, ya que había varias familias severamente afectadas por el temporal.

En Coronda, la cuarta localidad del departamento que también quedó bajo el agua, se informó la caída de 150 milímetros de lluvia en pocas horas, que dejaron un 70 por ciento de la ciudad con problemas de anegamiento, también con ingreso de agua en viviendas y comercios. “En el Club de Leones hay 14 personas evacuadas y con posibilidades de que se incrementen. Se coordinó con el Ministerio de Desarrollo Social la ayuda de colchones, frazadas y alimentos más una partida especial económica. Se dejan 1.000 bolsas”, se informó oficialmente.

En el departamento San Martín, la tormenta afectó también a varias localidades. En Colonia Belgrano no había personas evacuadas, pero se había acumulado agua en el casco urbano, que tenía calles anegadas y los ingresos principales bloqueados. “La comuna asiste 250 familias con bolsas y arena para evitar el ingreso de agua en los domicilios”, se informó.

En el departamento Castellanos una de las poblaciones más afectadas era Colonia Margarita, donde cayeron 160 milímetros de lluvia en pocas horas y el agua ingresó al club Unión, a la sede comunal, y a dos viviendas en una población de menos de 500 habitantes. La presidenta comunal, María Muratore, informó que habilitaron un nuevo puente en forma provisoria, ya que el puente alternativo ya fue superado por el nivel del agua que desemboca en el canal Romero Corralito y fluye hacia el arroyo Colastiné.

 

Tránsito flotante

El intenso temporal también afectó caminos y rutas, que quedaron anegadas por sectores o bloqueadas por el paso de cursos de agua sobre la calzada. La Agencia Provincial de Seguridad Vial confirmó que había un corte total en la ruta provincial

La Agencia también reportó inconvenientes sobre la propia autopista a la altura de Arocena, con reducción de calzada por agua: el tránsito liviano fue redireccionado por la ruta nacional 19 hasta la ruta nacional 34, para luego reingresar al corredor por la ruta provincial 65 a la altura de Monje.

“Sólo desde las 3 de la mañana y hasta las 9.30 cayeron aproximadamente 210 milímetros”, describió el intendente Fissore. En la ciudad, a unos 130 kilómetros al norte de Rosario, se movilizaron agentes de Defensa Civil y de Bomberos Voluntarios para prestar asistencia inmediata en distintos barrios, especialmente en las zonas más deprimidas, que rápidamente quedaron cubiertas: “El agua comenzó a ingresar por arriba y por abajo”, describió el secretario de Gobierno del municipio, Gustavo Parissi.

 

Laguna en el norte rosarino

En Rosario la zona más afectada, aunque se registraron anegamientos temporarios en varios barrios, resultó la zona norte, en especial el barrio Olímpico, donde todavía se están concretando obras complementarias.

Familias que residen en el lugar, algunas desde hace pocas semanas e incluso días soportaron filtraciones: “El agua entra por las ventanas, los techos y las paredes”, aseguraban.

“A una chica del primer piso le entró una catarata de agua por la pared”, describió una vecina.

Comentarios