Edición Impresa, Policiales

Balacera fatal

Caso Savani: cuatro imputados

A dos años del asesinato del trabajador de aguas gaseosas durante una emboscada en el camping del sindicato de Camioneros en Pérez tres integrantes del grupo agresor y uno del bando atacado fueron encausados por homicidio en riña.


A dos años del crimen de Nicolás Savani en el marco de una asamblea del sindicato de Camioneros en la localidad de Pérez, cuatro hombres están imputados, desde el mes pasado, por homicidio en riña, portación de arma de fuego y lesiones. Todos fueron acusados por el fiscal Adrián Spelta en la sede del Ministerio Público de la Acusación, ya que por la calificación legal no corrían riesgo de quedar detenidos.

El 12 de abril de 2014, la facción oficialista del entonces secretario general local de Camioneros, Marcelo Dainotto, llegó en cuatro colectivos a la sede del camping del sindicato en la localidad de Pérez y cayó en una emboscada. La investigación del fiscal Spelta sumó un video que muestra a un hombre identificado como delegado de base cuando encabeza un corte en la calle y da órdenes al resto. Y también el momento en que arriban los ómnibus y al menos tres integrantes de la facción que los esperaba abren fuego con armas cortas. Agresión que según testigos al menos un miembro del bando atacado respondió con más plomo, lo que no se observa en la filmación porque la cámara de la empresa Transener, ubicada en las cercanías, apuntaba en dirección a los agresores.

Como resultado, Nicolás Savani, trabajador de aguas gaseosas y afines de 27 años, murió dos días después de recibir un impacto en la nuca. Su hermano Mauricio fue herido de un tiro en un brazo. Diego C., de 31 años, perdió un riñón, mientras que su hermano José C., de 36, fue baleado en una pierna, y otro joven recibió una herida cortante en la cabeza. Según la pesquisa, fueron tres los tiradores mientras que siete personas integraban el grupo atacado. Tras la balacera, la acusación sostiene que uno de los imputados, Cristian A., fue hasta la puerta de la sede del sindicato, en Pasco al 1000, y guardó en el baúl de un auto elementos usados en el hecho, como remeras identificatorias que fueron incautadas.

Recién en julio de 2014, cuando habían pasado casi tres meses de homicidio, la Policía allanó la vivienda de otro sospechoso, Darío C., de 44 años, en Colegiales al 2300, y halló una pistola nueve milímetros, un revólver 32 largo y dos escopetas, armas que no se pudieron vincular con el ataque. La sede sindical también fue allanada, aunque no fueron incautados elementos para la pesquisa.

Tras el cimbronazo que provocó el ataque fatal, la federación nacional decidió la intervención del gremio, que en la asamblea desarrollada el mismo día de la balacera había votado el desplazamiento de Dainotto y la entronización de Rubén López.

Sin embargo, a fines de julio de 2014 un fallo de la Justicia federal en lo laboral ordenó cesar la intervención. En septiembre, las denuncias por desmanejos económicos contra Dainotto por parte de los opositores, que lo habían llevado a renunciar en mayo, tuvieron un eco judicial: el gremialista acordó en un juicio abreviado avalado por el juez Gustavo Pérez de Urrechu dos años de prisión condicional por retención indebida de fondos y mal desempeño en su cargo. De cuentas bancarias a su nombre fueron decomisados 1.750.000 dólares, 700 mil pesos y unos 3.300 euros que pertenecían al sindicato, que se normalizó tras las elecciones del 20 de marzo pasado, a las que se presentó una lista única encabezada por Sergio Aladio.

Un año atrás, al cumplirse el primer aniversario del asesinato, la federación nacional liderada por Hugo Moyano había pedido que se acusara a López en la causa por el crimen de Savani. A mediados de marzo pasado, el fiscal Spelta decidió imputarle a Cristian A., ya acusado por encubrimiento, el homicidio en riña de Savani, las lesiones sobre los cuatro heridos y la portación de arma, al igual que a otros tres hombres, dos de ellos del grupo agresor y el restante, un delegado de base, del bando atacado. Todos fueron notificados de la acusación en Fiscalía y volvieron a sus casas, ya que el tipo penal elegido para imputarlos no permite que fueran sometidos a prisión preventiva. Según fuentes de la pesquisa, al menos tres de ellos fueron identificados en la filmación y se los observa con armas de fuego y disparando. El resto de los implicados no pudo ser identificado.

A esta causa se sumó otra vinculada con la interna del sindicato. Según denunció Juan Chulich, quien dijo ser líder de una facción opositora, encabezaba el 5 de marzo pasado una reunión de 15 personas en el club Arroyo Seco Athletic Club, en Irigoyen y Garibaldi de la localidad de Arroyo Seco, cuando llegaron desconocidos que los cuadruplicaban en número y que comenzaron a agredirlos a golpes de puño y patadas. En su caso, le produjeron fractura del tabique nasal y le rompieron el auto. Por este caso, está acusado por amenazas, lesiones y daño Fernando M., uno de los tres hombres que ya fue imputado por ser parte del grupo agresor en el caso Savani, y se investiga si los otros dos también participaron de la paliza denunciada por Chulich.

Comentarios