Edición Impresa, Policiales

Justicia

Caso Perassi: elevan la causa para que comience el juicio

El juez de San Lorenzo elevó la causa a Sentencia, donde se determinará si el debate por el caso es escrito o bien oral y público.


El juez de San Lorenzo Juan José Tutau quien entiende en el caso por la desaparición de Paula Perassi, elevó la causa al Juzgado de Sentencia de Rosario para determinar el magistrado que encabezará juicio. En esta nueva instancia se definirá si será un juicio escrito u oral y público, debido a que la pesquisa fue iniciada en el viejo sistema.

En esta nueva etapa el juez de Sentencia evaluará lo recibido, y en base a lo pedido por las partes tomará la determinación respecto de si se adopta el juicio oral o no.

Paula Perassi mantenía una relación amorosa con Gabriel Strumia, dueño de una empresa de transporte de San Lorenzo. Según la investigación, Paula se encontraba embarazada cuando desapareció el 18 de septiembre de 2011. Hasta el día de hoy su familia busca conocer la verdad de lo que pasó con Paula. La sospecha de los investigadores es que la mujer murió como consecuencia de un aborto clandestino, pero su cuerpo nunca fue encontrado.

El último detenido en esta causa fue Antonio Díaz, chofer del empresario del transporte Gabriel Strumia que es el principal involucrado en la desaparición y muerte de Paula Perassi. El camionero fue detenido, liberado y nuevamente arrestado en la causa. Luego de varias idas y vueltas en el proceso, que implicaron incluso su sobreseimiento, el chofer fue procesado en enero pasado por el juez Tutau, quien además dictó la prisión preventiva en su contra.

Con Díaz, actualmente son 9 las personas involucradas en este caso que conmueve a San Lorenzo. Los acusados son Strumia, su esposa Roxana Michl, y Mirta Rusñisky, sindicada como la persona que realizó el aborto a Paula, todos acusados del delito de aborto no consentido seguido de muerte del que Perassi resultara víctima.

También hay una pata policial en la causa: Jorge Kretz, María Galtelli, Aldo Gómez, Daniel Puyol y Gabriel Godoy, todos ellos policías de distinto rango, fueron procesados por encubrimiento agravado por su condición de uniformados y omisión de los deberes de funcionario público.

El camionero

Antonio Díaz era chofer de Strumia al momento de la desaparición. De la pesquisa surgió que Paula se reunió con Strumia y Díaz en un bar de Timbúes. Desde el inicio, su nombre apareció en la investigación e incluso fue detenido e imputado de homicidio junto con su entonces patrón Strumia, pero luego fue sobreseído. Esa decisión fue revocada por la Cámara Penal y el juez de primera instancia decidió archivar la causa.

Una vez más la Fiscalía y la querella solicitaron la revisión de esta decisión por un superior y en noviembre pasado el vocal Carlos Carbone revocó el archivo. Tras esta resolución, la querella, a cargo de Adrián Ruiz y José Ferrara, solicitó la indagatoria y detención de Díaz, lo que se concretó a fin de ese mes. Algunos días después el juez dispuso su procesamiento y los fiscales Donato Trotta y Ramón Moscetta presentaron acusación en su contra al igual que con los otros 8 procesados.

Ante ello, los defensores de Díaz, Pablo Morosano y Ariana Rearte, apelaron la prisión preventiva dictada en el procesamiento por el juez Tutau y solicitaron habilitación de feria para su discusión, lo que fue admitido por la Justicia. En dicha audiencia la defensa discutió la medida cautelar impuesta a su cliente ante el vocal de Cámara en feria Daniel Acosta.

Comentarios