Edición Impresa, Policiales

Paula desapareció en 2011

Caso Perassi: comisario va a juicio por aborto seguido de muerte

El comisario Daniel Puyol enfrenta posible dura pena en el caso Perassi.


La Cámara Penal confirmó la ampliación de la acusación al ex jefe policial Daniel Puyol en la causa por la muerte de Paula Perassi. El tribunal le dio el visto bueno a la presentación de la querella, que agravó la acusación contra el entonces jefe de la Agrupación Cuerpos de San Lorenzo. Por lo que irá a juicio bajo hipótesis alternativa: por un lado encubrimiento y por el otro coautoría de la privación ilegítima de la libertad y aborto no consentido seguido de muerte.

El 18 de septiembre de 2011 Paula Perassi desapareció. La mujer estaba embarazada; tenía un vínculo amoroso con el empresario Gabriel Strumia. Su cuerpo nunca apareció aunque la investigación determinó que se la privó de su libertad y sufrió un aborto seguido de muerte. Por el hecho hay nueve imputados: Strumia, su esposa Roxana Michl, y Mirta Rusñisky (sospechada de haberle practicado el aborto) por privación ilegítima de la libertad y aborto no consentido seguido de muerte. También los policías Jorge Kretz, María Galtelli, Aldo Gómez, Gabriel Godoy y Daniel Puyol por encubrimiento agravado. En el caso del último uniformado, que revistió un cargo mayor que el resto, la querella que representa a la familia Perassi –a cargo de José Ferrara y Adrián Ruiz–, solicitó una ampliación de indagatoria para el ex jefe policial por el delito de privación de la libertad y aborto seguido de muerte.

Cuando se presentó la acusación, la defensa del uniformado, a cargo de Víctor Corvalán, sostuvo la nulidad del documento. El planteo llegó a la Cámara Penal, donde el vocal Carlos Carbone sostuvo la trascendencia de evitar sorpresas para el imputado: a partir de la acusación, “sabe lo que le espera”. El camarista refirió que el caso se encuentra en una etapa intermedia y estimar cumplida la instrucción en ningún modo se puede interpretar como “nada más queda por realizar”. Afirmó que en esta etapa se pueden proponer diligencias probatorias. Por ende, una ampliación de indagatoria para imputar algún hecho alternativo es posible, dijo. Agregó que se está “viendo un claro conocimiento de la defensa, que no puede argumentar sorpresa”, y concluyó que “es válido el pase a la etapa de juicio con hipótesis subsidiarias o alternativas que se excluyan entre sí”. Y dijo que se respeta el derecho a la defensa.

Si te gustó esta nota, compartila