Edición Impresa, Policiales

Zona oeste

Caso Lucas Escalante: penado por crimen

Un hombre de 30 años fue condenado ayer a 13 años de prisión luego de que el tribunal de primera instancia lo encontrara culpable de ser el partícipe necesario en el homicidio de Lucas Escalada ocurrido en junio de 2014, en la zona oeste.


Un hombre de 30 años fue condenado ayer a 13 años de prisión luego de que el tribunal de primera instancia lo encontrara culpable de ser el partícipe necesario en el homicidio de Lucas Escalada ocurrido en junio de 2014, en la zona oeste. En tanto, el sindicado autor de los disparos fue asesinado en enero de 2015 en el mismo lugar.

Alrededor de las 20 del 22 de junio de 2014, Lucas Escalada caminaba con su hermana por calle Felipe Moré y al doblar por Ocampo fue baleado en dos oportunidades y falleció. A pesar de que la víctima no tenía problemas con nadie, el móvil se desató un día antes cuando se sucedió un incidente que protagonizaron tanto familiares de la víctima como del condenado. Esto detonó la venganza, explicó la pesquisa.

Unos meses después, el sindicado homicida fue asesinado a balazos el 16 de enero de 2015 en la misma esquina donde recibió los disparos fatales Escalante.

En el transcurso del debate oral que comenzó el 14 de este mes, el fiscal Miguel Moreno, de la Unidad Fiscal de Homicidio Dolosos, sindicó a López como la persona que el 22 de ese año le contó a Germán C. que la víctima se encontraba en la esquina de Felipe Moré y Ocampo para que lo matara. En ese marco, Germán, quien fue sindicado como el encargado de apretar el gatillo, le propinó a Escalada dos disparos que le provocaron la muerte. La fiscalía sostuvo que sin el aporte del imputado la víctima aún seguiría con vida y solicitó 16 años de prisión para el acusado.

Por su parte, Gonzalo Armas y Nancy Zulli del Servicio Público de la Defensa Penal reclamaron que la acción que se le achaca a su defendido no encuadra dentro de un delito penal. A su vez, la defensa resaltó que el imputado fue un testigo ocular del hecho y requirió la absolución.

En el juicio, López hizo uso de la palabra y dio su versión de los hechos. Sostuvo que en 2013 conoció a su mamá y se fue a vivir con ella. La noche del 22 de junio estaba en Felipe Moré y Ocampo con su mujer y unos amigos tomando unas gaseosas cuando pasó la víctima, su hermana y otro muchacho a comprar “porquerías”. Enfrente estaba Germán C. con Eduardo S., el cual estaba todo el tiempo armado. La víctima y sus acompañantes salieron de la vía y en ese momento Eduardo le dio un arma a Germán y éste último corrió. En eso, otra persona le gritó que era el hermano del quien baleó a su familiar. La víctima escuchó, se dio vuelta y el homicida –por Germán C. – le dijo: “Esto es por mi hermano”, le pegó un tiro en el pecho y después le efectuó otro disparo, sostuvo López, quien refirió que junto a su pareja se metió en la casa de su vecina, por una cuestión de seguridad. El acusado agregó que tras la muerte de Germán C., se fue a vivir a Bigand donde el 12 de febrero de 2015 fue detenido.

Tras escuchar las argumentaciones de las partes, el tribunal de primera instancia de la Sala N° 2 integrado por Gonzalo López Quintana, Carlos Rubén Leiva y Delia María Paleari, resolvió condenar ayer a David López a 13 años de prisión efectiva por el delito de homicidio en calidad de partícipe necesario.

Comentarios