Edición Impresa, Policiales

Terminaron las declaraciones

Caso Jonatan Herrera: declaró una vecina que fue testigo del tiroteo

El joven quedó en medio de un tiroteo que protagonizaron distintas fuerzas de seguridad que perseguían a un adolescente que había robado en una juguetería.


Finalizó la etapa probatoria en el juicio oral que se sigue contra 5 policías por el crimen de Jonatan Herrera. Este lunes fue el turno de las últimas testimoniales, entre ellas la de una vecina de la víctima que fue testigo ocular del hecho, que fue reticente a prestar declaración y debió ser obligada a sentarse en el recinto para cumplir con la carga pública. La mujer dijo no recordaba nada y que tiene miedo. Sostuvo que la citación fue notificada por la Policía a un familiar a las 2 de la mañana ayer y allí se enteró de que a las 7 la llevarían a Tribunales. Finalmente, y luego de un arduo trabajo fiscal, la mujer sostuvo que le gritó a Jonatan que se resguardara y que cuando los policías de la PAT bajaron del colectivo, el presunto ladrón ya estaba reducido.

“No quiero declarar porque no me acuerdo y tengo miedo, sigo viviendo en el mismo lugar, tengo familia”, sostuvo la mujer apenas ingresó escoltada por el jefe de seguridad del Tribunal tras la orden del juez Juan Carlos Curto. Desde las querellas le preguntaron si tenía miedo a la Policía y la mujer respondió “puede ser”. Ante ello los abogados querellantes prefirieron no profundizar y tomó el mando del interrogatorio el fiscal Adrián Spelta.

La mujer declaró que el día del crimen de Jonatan Herrera estaba en la estación de servicio ubicada en la esquina de bulevar Seguí y Ayacucho cuando escuchó detonaciones y corrió a su casa. Tras reiterar la frase “no me acuerdo” a cada pregunta del fiscal, reconoció su firma en una declaración que realizó ante el abogado querellante y terminó leyendo el documento para refrescar la memoria.

La lectura también fue dificultosa, por lo que finalmente el fiscal solicitó autorización al tribunal para leer la parte que la mujer susurraba. Su latiguillo fue que ingresó a su casa tras correr y lo que vio lo hizo desde su vivienda. Finalmente, de la lectura de su declaración surgió que la mujer escuchó las detonaciones, corrió a su casa, le gritó a Jonatan para que se resguardara, vio al presunto ladrón reducido en el piso y a entre 4 o 5 policías que bajaron del colectivo y dispararon.

Ante la pregunta del defensor oficial Mariano Bufarini aceptó que vio a Jonatan en cuclillas desde una columna ubicada en pasaje Villar y Ayacucho, donde se resguardó, y luego siguió corriendo. Las declaraciones finalizaron con algunos testigos técnicos que fueron aportados por una de las defensas. El próximo lunes tendrán lugar los alegatos finales.

Joanatan Herrera fue asesinado el 4 de enero de 2015 cuando lavaba el auto en la puerta de su casa en el barrio Tablada. El joven quedó en medio de un tiroteo que protagonizaron distintas fuerzas de seguridad que perseguían a un adolescente que había robado en una juguetería.

Los principales acusados son miembros de la PAT que hacía pocos días habían egresado de la escuela de Policía donde sólo se capacitaron durante seis meses. Los acusados se bajaron de un colectivo cuando el ladrón estaba reducido, y tiraron, provocando la muerte de Jonatan.

Comentarios