Policiales

Fusilamiento en la ruta A012

Caso Iván Mafud: piden duras penas por gatillo fácil

En el inicio del juicio contra 15 policías, el fiscal solicitó condenas que van desde ocho años de cárcel hasta prisión perpetua. Los uniformados mataron a la víctima y adulteraron la escena, dice la acusación


Policías en el banquillo acusados de gatillo fácil. Foto: Juan José García.

Diecisiete meses llevó la investigación fiscal que sentó a 15 policías en una audiencia indagatoria en febrero de 2016. Este viernes arrancó el juicio oral: los uniformados fueron acusados de perseguir durante un cuarto de hora a Iván Mafud y asesinarlo en el kilómetro 47 de la ruta A012. Siete de ellos llegaron a la audiencia detenidos, el resto se encuentra con beneficios cautelares. Por un pedido de la querella, sólo la fiscalía alegó. Pidió prisión perpetua para los tiradores, 10 años para el jefe y subjefe del Comando Radioeléctrico, quienes llegaron a la escena después del crimen, y 8 para el resto de los uniformados por encubrir, robar efectos de la víctima y falsificar el contenido del acta policial, la que tildó de “una verdadera vergüenza y una mancha para toda la Policía Santa Fe”. Las audiencias se retomarán el 26 de abril con los alegatos de la querella y de las defensas.

Leonel Iván Mafud tenía 26 años, una pareja y cuatro hijos. La madrugada del 8 de septiembre de 2014 circulaba en un Fiat Marea bordó cuando, a las 3.10, se cruzó con el móvil policial N° 4449 en Ovidio Lagos y Coronel Arnold, explicó el fiscal Miguel Moreno. En la patrulla iban Oscar Martín Jáuregui y Eva Carolina Monzón. Según la versión policial, el auto de Mafud dobló a alta velocidad frente al patrullero del Comando Radioeléctrico y no llevaba la patente trasera, por lo que se inició una persecución.

En el trayecto de la “frenética persecución”, de la que participaron seis móviles policiales, se unió el móvil de Seguridad Vial N° 5777 en el que iban los oficiales Leonardo Fabián Malisani, Víctor Daniel Vélez y Diego Daniel Franco. Posteriormente se sumó la patrulla 5105 a cargo de Alfredo Matías Correa y Matías Ricardo Maidana. Luego el móvil 5094 con los agentes Ayelén Nair Bustamante y Walter Fabián Machuca. Finalmente se acopló el patrullero 5100 en cuyo interior iban Gerardo Javier Amarilla y Jonatan Javier Sánchez, todos del Comando Radioeléctrico.

La persecución transcurrió por el extremo sudoeste de Rosario. Llegaron a Uriburu, de allí a Avellaneda, pasaron por una zona de quintas hasta llegar a Ovidio Lagos. Luego la persecución siguió por ruta 18 al sur hasta la A012, donde Mafud tomó esa ruta hacia el norte, explicó el fiscal. Uno de los móviles policiales de Seguridad Vial, a cargo de Alejandro Fabián Gómez y Gabriel Alberto Sguazzini, desde la ruta A012 y autopista Rosario Santa Fe, hizo el recorrido inverso para hacer un cerrojo y cortar el paso del Fiat Marea.

A las 3.25, a la altura del kilómetro 47, el vehículo de Mafud, que quedó encajado en un zanjón, fue acribillado a balazos. En el auto impactaron 19 balazos policiales y 6 plomos entraron en el cuerpo de la víctima. Para la fiscalía, los tiradores fueron: Sguazzini, Jáuregui, Amarilla, Correa, Maidana, Gómez y Machuca, para los que pidió pena de prisión perpetua por homicidio calificado por la participación de dos o más personas y por abuso de función como integrante de una fuerza de seguridad, robo calamitoso agravado, incumplimiento de los deberes y falsedad ideológica. Para el fiscal hubo dolo homicida, un acuerdo previo y delito que cometieron abusando de su función de policías.

La versión policial

Moreno aseguró que para justificar el inicio de la persecución la Policía dijo que el auto hizo una maniobra brusca y no tenía patente y argumentó que sostienen la versión policial sobre cuatro puntos: que desde el Fiat Marea se hicieron disparos al primer móvil, que respondió. Afirmaron que una vez detenido el auto, dos personas salieron por la parte derecha y dispararon contra la Policía para cubrir su huida a pie. También que a pesar de un operativo de búsqueda de estos dos prófugos no pudieron hallados. El último punto que resaltó el fiscal es que el conductor, desde el interior del auto, disparó y los siete uniformados repelieron a los tiros matando a Mafud. Moreno dijo que esta versión está cuestionada por todos los elementos probatorios que recopiló la Fiscalía y comprueban la falsedad del acta.

El resto

Tras el crimen, llegaron otros uniformados al lugar. Para Moreno, Monzón, Franco, Sánchez, Malisani, Vélez y Bustamante ayudaron a los tiradores a eludir las investigaciones cuando tenían la obligación de denunciar el hecho por su calidad de funcionarios públicos, recalcó que se trataba de un delito grave y, aun así, omitieron dar cuenta inmediata al gabinete criminalístico, al fiscal de turno y a la comisaría 6ª de Roldán, con jurisdicción en el lugar. Para ellos pidió 8 años de prisión por los delitos de robo calamitoso agravado –sustrajeron una silla de bebé que estaba en la parte posterior del auto de Mafud y 3 mil pesos de la guantera–, falsedad ideológica, incumplimiento de los deberes y encubrimiento agravado por su condición de funcionario público.

Finalmente llegaron a la escena del hecho Norberto Fabián Dilda y Fabián Andrés Díaz, jefe y subjefe del Comando Radioeléctrico, quienes también ayudaron a los tiradores, omitieron dar cuenta y, abusando de su autoridad y jerarquía, impidieron que el personal de la comisaría 6° hiciera su trabajo dentro del perímetro de la escena del hecho, dijo Moreno. Para ellos pidió 10 años de cárcel por los mismos delitos que los anteriores uniformados. Las audiencias se reanudarán el próximo 26 de abril, con el alegato de la querella.

Si te gustó esta nota, compartila