Edición Impresa, Política

Casi sin debate, Diputados aprobó el Presupuesto 2014

Por Ezequiel Nieva / Corresponsalía Santa Fe.- La crisis policial apuró la sanción del cálculo de ingresos y egresos del orden de $54 mil millones, que se convirtió en ley.


debatedentro

Sobre tablas y sin debate, en una sesión que duró menos de media hora, la Cámara de Diputados de la provincia convirtió en ley el Presupuesto 2014 con cifras récord de 54 mil millones de pesos: 28 por ciento más que el año en curso. La votación fue por unanimidad, aunque la oposición se abstuvo al momento de la aprobación en particular del proyecto.

La crisis policial apuró la sanción definitiva: los diputados del PJ, que controlan la Cámara, entendieron que la actual coyuntura no permite dilaciones y que lo mejor era entregarle al Ejecutivo la herramienta presupuestaria antes de fin de año. Así, además del cálculo general de gastos y recursos, quedaron aprobados también los aumentos de impuestos (ver aparte) que correrán a partir de 2014.

El proyecto del Poder Ejecutivo había sido levemente retocado, la semana pasada, por el Senado, donde se aceptaron las subas impositivas pero se eliminaron dos nuevos tributos que pretendía crear el gobierno: el impuesto “verde” y el régimen simplificado de Ingresos Brutos (ambos se discutirán como leyes a partir del año próximo). La Cámara de Diputados votó el mismo despacho, que ahora es ley.

La rápida sanción fue posible por la decisión de la mayoría justicialista. “Los legisladores tenemos diferentes observaciones sobre este presupuesto pero colaboramos igual para su aprobación”, remarcó Roberto Mirabella, vocero de la oposición. “Desde mañana el gobernador Antonio Bonfatti no tiene excusas para gobernar la provincia en forma plena y enfrentar la crisis con soluciones definitivas”.

Trazo grueso

El presupuesto prevé un total de recursos por 53.892 millones de pesos y gastos por 53.609 millones, lo que da un superávit financiero de 282.459.000 pesos. Se estima un crecimiento de 4,4 por ciento  y una inflación anual del 16 por ciento. La variación interanual estimada de recursos corrientes, respecto de 2013, es mayor que la de gastos corrientes: 34,6 contra 32,1 por ciento.

Para la administración central (poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial) los gastos corrientes (salarios) llegarán a 37.636.672.000.

Se destinarán 5.212.765.000 pesos para los organismos descentralizados (direcciones de Vialidad, Vivienda y Administración Provincial de Impuestos) y 10.760.397.000 pesos para los Institutos de Seguridad Social (Iapos y cajas de Asistencia Social y de Jubilaciones y Pensiones).

Se contempla además un incremento en el gasto de funcionamiento de hospitales y centros de salud, respecto a lo presupuestado en 2013, del 46 por ciento.

Para la implementación del nuevo Código Procesal Penal –con la puesta en marcha del Ministerio Público de la Acusación y del Servicio Provincial de la Defensa Penal– se destinan otros 78.200.000 pesos.

El aumento para la Policía y el Servicio Penitenciario –unos 500 millones, según el primer cálculo del gobierno– y los incrementos que se otorguen en las próximas paritarias para docentes y estatales, como ocurre todos los años, quedaron fuera del presupuesto.

Para afrontarlos, el Ejecutivo depende de que la recaudación propia y la coparticipación federal se ubiquen por encima de las cifras presupuestadas.

Una votación inédita

En un rápido acuerdo entre los diez sub-bloques del PJ y los dos del PRO, la Cámara de Diputados dio quórum y votó sobre tablas el proyecto de presupuesto. No hubo análisis ni debate. El diputado Mirabella argumentó: “Desde el peronismo, más allá de las diferencias y observaciones que teníamos desde los distintos sub-bloques, priorizamos facilitar el tratamiento del presupuesto para que el gobernador contara con esta herramienta tan necesaria para poder administrar los recursos públicos”.

El legislador explicó: “La coyuntura que está viviendo la provincia es inédita, como así también lo son la crisis que atraviesa y sus consecuencias, por eso decidimos que el gobernador tenga todas las herramientas para actuar en consecuencia. No quisimos especular con esta situación porque estamos convencidos de que la prioridad hoy es enfrentar y solucionar esta crisis que golpea a la provincia”.

El diputado Mirabella, quien defendió la postura del interbloque peronista en el recinto, también hizo hincapié en “lo inédito” que resulta que la oposición haya votado en forma unánime el presupuesto del gobierno y remarcó que así “el gobierno puede comenzar 2014 sin tener ninguna piedra en el camino que le impida gobernar y dar respuesta a los santafesinos en todas sus necesidades, y eso lo facilitó el peronismo”.

Aval a varios incrementos

Con el objetivo de poner en sintonía a Santa Fe con los regímenes tributarios de provincias limítrofes como Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos, el presupuesto elaborado por el ministro de Economía Ángel Sciara incluye una actualización de los mínimos del impuesto Inmobiliario Urbano (que pasa de 45 a 120 pesos anuales) y del Inmobiliario Rural (que sube de 144 a 250 pesos anuales). Además, habrá aumentos de entre el 22 y el 28 por ciento según la categoría.

En el cálculo de ingresos y egresos para el año próximo también se contempla una actualización del módulo tributario de Sellos, que pasará de 10 a 20 centavos.

Otro aspecto a “armonizar” es la alícuota de Ingresos Brutos para el sistema financiero (del 6 al 7,5 por ciento) y para la telefonía celular (del 6 al 7 por ciento), como ocurre en las provincias de Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires.

Se implementará además el Instituto de la Mera Compra, que no implica un aumento de tributos sino la redistribución de los Ingresos Brutos que tributan las empresas de otras jurisdicciones que compran productos de origen agropecuario en Santa Fe.

Comentarios