Edición Impresa, Política

Ruta del dinero K

Casanello procesó a Lázaro Báez

El juez federal le dictó además prisión preventiva al empresario kirchnerista y a su contador Pérez Gadín en la causa por presunto lavado de dinero con fondos públicos. También procesó a Martín Báez y a Fabián Rossi, el ex de Iliana Calabró.


El juez federal Sebastián Casanello procesó ayer con prisión preventiva al empresario vinculado con el kirchnerismo Lázaro Báez y al contador Daniel Pérez Gadín en la causa por presunto lavado de dinero con fondos públicos, citó a indagatoria al ex director de la Afip Ricardo Echegaray, a quien le prohibió la salida del país.

En su resolución, el magistrado también procesó a Martín Báez, hijo del empresario; a César Fernández, quien figuraba al frente de la financiera SGI; a Fabián Rossi, ex marido de la vedette Iliana Calabró; a Walter Zanzot, presidente de la empresa de taxis aéreos Top Air; y al hijo del contador de Báez, Sebastián Pérez Gadin.

Las imágenes de los videos de “La Rosadita”, donde los imputados contaban millones de dólares en efectivo, fueron determinantes para construir la acusación: Báez habría lavado mediante la financiera SGI plata de la evasión fiscal de Austral Construcciones, por lo que Casanello investiga una maniobra con  facturas apócrifas que involucraría a la Afip, por presunto encubrimiento del accionar del empresario patagónico.

En la misma resolución, el titular del Juzgado Federal 7 trabó embargo a Lázaro Báez y al resto de los imputados por cien millones de pesos cada uno, salvo Sebastián Perez Gadín, cuyo embargo fue por 1 millón de pesos, informó el Centro de Información Judicial (CIJ).

A su vez, el juez Casanello dispuso el congelamiento de cuentas y ordenó la captura nacional e internacional de Jorge Chueco “a fin de recibirle declaración indagatoria”: se trata del abogado vinculado a Báez que se encuentra desaparecido desde hace varios días, por lo que era intensamente buscado en Misiones, donde fue visto por última vez tras abandonar el hotel donde se alojaba, aunque se sospecha que podría haber cruzado la frontera a Brasil o Paraguay.

Remarcando la necesidad de recuperar activos, Casanello ordenó el secuestro y embargo de los vehículos y bienes registrales de todos los imputados y de la firma “Top Air”, como así también la inmovilización y congelamientos de todos los fondos de las cuentas bancarias de aquellos.

Casanello dispuso asimismo la tasación de más de cincuenta inmuebles pertenecientes a los procesados (principalmente atribuidos a la familia Báez) conformados por viviendas, lotes y chacras: igual medida adoptó respecto de las firmas SGI Argentina SA, Helvetic Services Group SA y Oaci SA.

En otro orden de medidas, el juez federal designó veedores informantes en la empresa Austral Construcciones, propiedad de Báez, a fin de que controlen su giro comercial y su patrimonio: tendrán derecho a asistir a las reuniones de directorio con facultades para pedir toda la información necesaria para llevar a cabo la función asignada.

Paralelamente, Casanello ordenó citar a declaración indagatoria a Echegaray y al ex titular de la Dirección General Impositiva de la Afip Rubén Ángel Toninelli, para el 3 y 4 de mayo respectivamente, y decretó además la prohibición de salida del país para ambos.

También entendió el juez que debe convocarse a que presten declaración indagatoria al empresario chaqueño y mano derecha de Báez, Julio Mendoza; al abogado de cabecera de Austral Construcciones Claudio Bustos; a Eduardo César Larrea y al directivo de la firma Helvetic Group Néstor Marcelo Ramos, respecto de los cuales asimismo prohibió la salida del país e inhibió sus bienes.

En línea con aquellas convocatorias, el magistrado ordenó además que se amplíen las declaraciones indagatorias de Lázaro y Martín Báez, fijando audiencias para el 5 y 6 de mayo, respectivamente.

Casanello también requirió la colaboración de la Unidad de Información Financiera (UIF) con el objeto de “identificar y localizar” todo tipo de bienes que los imputados, como así también las empresas que integran o de las que se beneficiaron, puedan registrar en otros países, “en miras de articular la recuperación de activos, productos o instrumentos de las actividades ilícitas”.

De igual manera, el juez federal libró nuevamente exhortos a Suiza, Belice, Panamá, Estados Unidos, Uruguay y España.

Finalmente, el juez Casanello dispuso la extracción de testimonios para investigar “distintos hechos vinculados con las declaraciones prestadas por los empleados de SGI, como así también lo informado por el Servicio Penitenciario Federal y el Ministerio de Seguridad de la Nación en el marco de unos sucesos ocurridos en el ámbito de las detenciones de Báez y Pérez Gadín”.

Ordenan captura de Chueco

El juez Casanello ordenó ayer la captura nacional e internacional del abogado Jorge Chueco y dispuso la inhibición general de sus bienes, tras su desaparición hace varios días en Misiones. Chueco, como apoderado de la firma Helvetic y socio del contador preso Daniel Pérez Gadín, fue identificado en la causa como una pieza clave en las maniobras de lavado de dinero que habría encabezado el empresario Lázaro Báez a través de la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”. Por ese motivo, Chueco fue citado en la causa.

Comentarios