El Hincha

El Ciudadano en Costa Rica

Caruzzo: “Quería conocer Central”

El experimentado Matías Caruzzo habló de este nuevo desafío que se plantea en su carrera profesional.


Fue el primer refuerzo que pidió Edgardo Bauza. Sí o sí, el Patón quería sumar a Matías Caruzzo al plantel Canalla. Y le dieron el gusto. Ahora, con un defensor que conoce muy bien por haberlo dirigido en San Lorenzo, Bauza tendrá su mensajero dentro de la cancha, en la última línea.

Consciente de las obligaciones que conlleva este nuevo desafío, Caruzzo apuesta por adaptarse rápidamente a las necesidades del equipo. “La responsabilidad, por lo que refiere el club, es grande; por eso hay que asumirla de la mejor manera”, dijo el defensor auriazul, uno de los tres refuerzos que llegaron en este mercado,

—¿Cuánto incide en un jugador que el técnico lo quiera como primer refuerzo para potenciar la defensa, como fue tu caso con el Patón Bauza? ¿Qué te genera esta situación a nivel lo personal?

—A nivel confianza es muy bueno. El primer conocimiento que tuve del cuerpo técnico fue en San Lorenzo, donde estuve un año con ellos y las cosas salieron muy bien. Ahora en este segundo club que coincidimos, al margen del pedido del cuerpo técnico, se trata de un equipo en el que uno también tenía ganas de llegar, quería conocerlo y vivirlo desde adentro. Más en esta etapa de mi carrera. Por eso la decisión fue querer venir y conocer. Las responsabilidades son las lógicas. Ojalá que las cosas salgan bien y empecemos teniendo como primer objetivo un buen semestre.

—¿Cómo lo viste al equipo en el primer amistoso de la pretemporada ante Alajuelense?

—Fue un primer partido. Muy amistoso. Es lindo ganar, pero nosotros preparamos nuestra cabeza para el conocimiento dentro del campo de juego. Además, es importante hacer noventa minutos de fútbol porque es la larga la pretemporada y es bueno jugar amistosos. Es un primer partido, que es lindo jugarlo, pero hay que tomarlo con tranquilidad.

—Se te veía ordenar mucho la última línea ante Alajuelense. ¿Es como tenés la responsabilidad de la organización de la defensa?

—La comunicación adentro de la cancha es muy importante. Dar dos pasos hacia un lado o hacia otro es vital en algunas jugadas. Y mientras se ataca hay que estar cerca de nuestras marcas. Al margen de lo que hagamos en la individual dentro de la cancha en lo colectivo tenemos que tener esa comunicación para estar mejor ubicados.

—Te tocó jugar con Oscar Cabezas, ¿cómo lo viste a tu compañero de zaga?

—No voy a descubrir yo las cualidades físicas de Oscar, es un chico muy joven, con mucho futuro. Físicamente le sobra y en ese sentido es muy bueno. También hay varios chicos en esa posición que tienen futuro y lo pueden hacer muy bien. Hay que trabajar, estar tranquilos y luego el cuerpo técnico tomará la decisión y al que le toque estar tratará de hacerlo de la mejor manera.

—Central fue uno de los equipos más goleados en la última Superliga, uno imagina que el Patón debe estar permanentemente haciendo hincapié en mejorar en esta faceta del juego. ¿Es así?

—Sí. Es que el tema del orden es fundamental. Se puede hablar de que le hicieron muchos goles en el torneo pasado y eso puede recaer sobre la defensa. Pero no pasa sólo por la defensa. A veces las situaciones a nivel grupal dentro de la cancha defensivamente no salen bien como equipo. Hay momentos en que las cosas no van bien y hay que sobrellevarlas de la mejor manera. Hoy es otra situación. Se terminó un torneo en el cual esta pretemporada nos sirva para encarar el nuevo semestre de la mejor manera.

—Todavía te quedan años como jugador, pero qué pensás para el futuro, ¿te gustaría seguir ligado al fútbol desde otro lugar?

—No lo sé. Sigo teniendo todavía mi cabeza de jugador de fútbol, y quiero seguir disfrutando de eso. Lo que me queda de tiempo en cancha quiero vivirlo de la mejor manera. Y este desafío de venir a Central es muy importante para mí, clave, muy lindo en esta etapa en que me encuentra. Por eso también están mis ganas de vivir este desafío. Después veremos. Estoy a punto de arrancar el curso de técnico porque es algo que me gusta, que me apasiona, y ojalá pueda seguir ligado al fútbol que es lo que me ha dado trabajo durante mucho tiempo y lo que uno siempre soñó desde chico, cuando pateaba una pelota.

—En los últimos días se está moviendo activamente el mercado de pases. Cómo se hace desde un club del interior para pelear económicamente contra los clubes que tienen mayor presupuesto y así no perder competitividad?

—Trabajando, teniendo humildad, es la única forma. De todos modos, creo que a nivel plantel nosotros estamos muy bien. Hay muy buenos jugadores, con mucho recorrido. Hay chicos del club que me sorprendieron para bien. Ahora vuelve Lovera (NdR. estaba en Rusia como espárrin de la selección argentina), que tiene un futuro enorme, no lo voy a descubrir yo. Desde ese lado, tenemos que hacernos fuerte como grupo, eso sería algo buenísimo, porque cuando uno consigue eso, más allá de ganar o perder un partido, el grupo va. Entonces, en ese sentido sería ideal esto de fortalecernos. Después, es cierto que hay presupuestos altos en algunos equipos del fútbol argentino, pero nosotros vamos a dar pelea. Ojalá que estemos preparados para lograr un buen arranque, porque eso sería importantísimo para tomar confianza y cerrar un buen semestre como principal objetivo.

“Me pone muy mal lo que pasó en el Mundial”

Participó en un solo partido de la última eliminatoria, el 28 de marzo del año pasado, en el último juego del ciclo Bauza, cuando Argentina perdió en La Paz ante Bolivia por 2 a 0. Ese día, Matías Caruzzo ingresó a los 36 minutos del primer tiempo en lugar del lesionado Ramiro Funes Mori.

Antes el defensor había jugado un puñado de amistosos con la celeste y blanca. Eso fue entre 2009 y 2010, con Diego Maradona como entrenador, cuando Caruzzo participó en cinco juegos.

—¿Cómo viste a la selección en el Mundial de Rusia?

—Me pone muy mal lo que pasó. Me da bronca primero como argentino, porque somos así, todos futboleros y pasionales; y desde ese lado me da bronca. Después, en los tiempos que vivimos a nivel país, seguir en el Mundial hubiera sido lindo. Y esto no lo digo sólo por los muchachos que han demostrado muchas cosas durante este tiempo al margen de las críticas que recibieron y demás. En ese sentido hubiera sido una alegría enorme, primero para el país, y segundo para ese grupo de jugadores que dio muchas alegrías durante un montón de tiempo, y hubiera sido muy lindo coronar todo eso de una buena manera.

—¿Te sorprendió todo lo que se dijo del plantel de Argentina durante el tiempo que le tocó estar en el Mundial?

—Mirá, opinar sobre ese tema es medio complicado porque se habla mucho, y soy de pensar que el 50 por ciento de las cosas que se dicen son mentira y el otro 50 se inventan. Es un pensamiento que tengo y, a veces, con el paso del tiempo creo más en que las cosas son así. Me molestan sí diferentes situaciones, porque avalamos o creemos que los demás hacen bien las cosas, y por otro lado criticamos las que hacemos acá. En los últimos días, más allá de la eliminación en primera ronda, en Alemania confirmaron que el técnico se quedará al menos hasta el Mundial 2022. Y leo a muchos periodistas argentinos que avalan eso como una medida seria. Pero si lo mismo sucede en nuestro país, dicen que está mal. Ya quieren que se vaya el técnico (por Sampaoli), y otras cosas.

—Te parece contradictorio…

—Es que no puedo entender qué es lo que se pretende con estas cosas. Pero parece que todo lo que hacemos en el plano futbolístico, en el plano deportivo, está mal. Pero a veces hay que lidiar con estas cosas. Hay mucho oportunismo, muchos intereses creados, y se hace muy difícil entrar en ese juego y tratar de dejar la cabeza sólo en lo que se refiere a lo deportivo, al menos desde nuestro lugar.

“Está muy bueno a nivel grupal”

Desde hace varios años, Central venía realizando las pretemporadas en Arroyo Seco, La última fuera del predio se llevó a cabo en 2012, con Juan Pizzi como entrenador, que se llevó el grupo a la ciudad balnearia de Necochea. Ahora, por primera vez en mucho tiempo, el plantel lo hace lejos de casa.

—¿Desde afuera da la sensación de que en lo grupal es bueno salir del lugar de entrenamiento habitual para realizar la pretemporada?

—Sí. Está bueno a nivel grupal. Después del entrenamiento nos juntamos a tomar unos mates. Nos conocemos desde lo humano. Y el doble turno ayuda mucho para lo que es el conocimiento dentro del campo de juego. Es importante saber las cualidades del compañero. Todo aporta para la conformación del equipo.

—Se ven las charlas en la concentración y además de fútbol uno intuye que se habla de cuestiones de la vida. ¿Es así?

—Sí. Se habla de la familia. Y algunos que ya jugamos como compañeros en otros clubes o en partidos que nos hemos cruzado como rivales. Después con el tiempo el fútbol te termina juntando, uniendo. Hoy estamos todos acá en el hotel en Costa Rica durante varios días para fortalecer el tema grupal y mediante ese conocimiento, sumado a una buena base en lo física, tener un buen semestre.

—En los últimos duelos que hubo entre San Lorenzo y Central, se dieron partidos vibrantes, de alta tensión, y tuviste varios cruces con Marco Ruben. ¿Se cargan un poco con eso en estas rondas de mate?

—No, no…. Marco y yo estamos grandes ya. Si hablamos de los partidos buenísimos que se dieron en este tiempo entre San Lorenzo y Central. Salieron partidazos porque los dos teníamos buenos equipos, y Central con Coudet era muy directo, había poca transición, atacaban mucho. Además tenían jugadores sobrados, como Cervi y Lo Celso, más buenos momentos de otros jugadores que estaban de mitad de cancha hacia adelante. Por eso creo que salieron lindos partidos y a veces se charla de esto. Pero los cruces que se dan en un partido son jugadas típicas que, para mí y los que estamos más grandes, mueren ahí dentro de la cancha. Nunca pasan de eso.

La tercera vez de Ortigoza

“Con Orti es el tercer club que compartimos lo que es un poco atípico; coincidir tres veces en un club con un compañero que nos conocemos desde los nueve años la verdad que es algo lindo”, confiesa Caruzzo, que antes de Central compartió plantel en Argentinos y en San Lorenzo, y fueron campeones en los dos clubes

“Hicimos infantiles e inferiores en Argentinos, desde entonces nos conocemos, y lo charlamos cuando llegué a Rosario; desde ese lado los dos estamos contentos”, contó sobre el tema el defensor, feliz por el reencuentro. “Tengo un cariño muy especial para con él (por Ortigoza) y su familia también; el fútbol nos vuelve a encontrar en un club precioso y con responsabilidades grandes, pero lindas”, agregó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.