Ciudad, Edición Impresa

Carta a Cristina por una reserva natural

Piden un plan de recuperación en el marco de las obras del Bicentenario

Quieren que en la reserva se cumpla con “sus fines específicos”. (Foto: Marcelo Masuelli)
Quieren que en la reserva se cumpla con “sus fines específicos”. (Foto: Marcelo Masuelli)

Los que propician el mantenimiento de la Reserva Natural Playa Granadero Baigorria no dejan de trabajar en pos de su objetivo y ahora llegaron a la Presidencia de la Nación. En tal sentido, le entregaron una carta a la titular del Poder Ejecutivo, Cristina Fernández de Kirchner, en la que tras consignar la historia del lugar piden que se incluya entre las obras del Bicentenario a través de la Administración de Parques Nacionales a la Reserva de la vecina localidad por intermedio de un Plan de Recuperación.

Quienes conforman la Campaña Nacional en Defensa de la Reserva Natural solicitan que se le sugiera al intendente de Granadero Baigorria, Alejandro Ramos, de prosperar la iniciativa, se coloque un cartel en el que se anuncie el plan de recuperación de la reserva, “para el cumplimiento de sus fines específicos como área de conservación, educación ambiental y espacio de recreación y esparcimiento abierto a la comunidad”.

Posteriormente expresan que “resulta llamativo que, mientras están impulsando en el Congreso de la Nación la sanción de una ley para crear el primer Parque Nacional de la provincia de Santa Fe, se hayan desinteresado totalmente de la Reserva de Granadero
Baigorria, que es la primera reserva urbana del país, anterior a la Reserva Ecológica Costanera Sur de la ciudad de Buenos Aires”.

Asimismo consignan desde la comisión que entre otros integra el arquitecto Jorge Scrimaglio, que la Reserva de la vecina localidad es la “única área protegida del departamento Rosario, integrante del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de la Argentina, fiscalizado por la Administración de Parques Nacionales”.

También destacan que la Reserva fue reconocida por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como área protegida de flora y fauna autóctona y refugio anual de aves migratorias.

Por otra parte, recuerdan un fallo ratificado por la Corte Suprema de Justicia de la provincia, del 16 de junio de 2005, por el que se le ordena al municipio “el retiro de los alambrados que fraccionan la costa de este reserva en beneficio de un club privado”.

Más adelante precisan que en lugar del cumplimiento del fallo “pusieron en marcha obras de relleno en el sector sur de la costa de la reserva, destinadas a un megaproyecto de boating” y precisan que “el proyecto –aún en ciernes– contempla la pavimentación de la bajada silvestre de la reserva, correspondiente a la calle Estrada”.

Para quienes defienden la existencia del sitio, la efectiva realización de las obras “equivaldría lisa y llanamente a la desaparición de esta reserva natural y una burla total del fallo destinado a su preservación”.

Por otra parte, también recordaron quienes promueven la reserva que a fines del año anterior se realizó una presentación judicial a favor de los pescadores artesanales afincados en el sector costero de la Reserva, en el sector sur de la misma, a partir de la calle Rosario. Tal presentación se efectuó con el objetivo de “evitar el desalojo” de los pescadores del sitio que actualmente ocupan.

Comentarios