Edición Impresa, Política, Últimas

Carrió tiró la piedra y puso en debate la Constitución

Sin que estuviera en agenda, los partidos comenzaron a discutir el sistema de gobierno argentino.

A pesar de los pobres resultados obtenidos por su candidatura presidencial en las primarias de agosto, Elisa Carrió sigue incidiendo en la agenda político-mediática. Con una denuncia sobre de una posible reedición del Pacto de Olivos, pero ahora entre Hermes Binner y Cristina Fernández de Kirchner para facilitar la reelección indefinida de la presidenta, la líder de la Coalición Cívica desató la discusión sobre el sistema presidencialista en el país y un posible tránsito hacia un régimen parlamentario.

En ese contexto, Carrió, motor de la denuncia opositora, pidió al electorado que vote a sus candidatos a legisladores para impedir una reforma que propicie una eventual “reelección indefinida” de la presidenta.

En respuesta, el candidato a senador por el Frente Amplio Progresista (FAP) en la provincia de Buenos Aires, Jaime Linares, rechazó que Binner pueda respaldar un proyecto de “reelección indefinida” y le recordó a Carrió que “ella comienza a militar en política como consecuencia del Pacto de Olivos”, en referencia al acuerdo entre Raúl Alfonsín y el entonces presidente Carlos Menem que posibilitó la reforma constitucional de 1994.

El candidato bonaerense advirtió que las acusaciones de Carrió “no tienen ningún tipo de sentido” aunque consideró que es “absolutamente importante” discutir la posibilidad de limitar un “presidencialismo fuerte” y un “cambio al parlamentarismo”.

Por su parte, la diputada nacional por Santa Fe del FAP Alicia Ciciliani indicó: “No somos tan ingenuos como para habilitar una reforma constitucional promovida por un sector político que ni siquiera respeta la actual. Lo único que le interesa al kirchnerismo es perpetuarse en el ejercicio del poder”.

“Debemos cambiar la cultura política antes de una nueva reforma. Para respetar el federalismo, el Congreso yla Justicia, no se necesita ninguna modificación constitucional”, abundó la legisladora socialista.

“Todo cargo electivo debe ser por cuatro años y permitir una sola reelección. Desde la universidad, pasando porla AFAo cualquier puesto político ya sea ejecutivo o legislativo”, concluyó.

En tanto, el candidato a diputado del FAP en Capital Federal Claudio Lozano sentenció: “No propiciamos ninguna reforma constitucional de orientación monárquica cuyo objetivo sea la re-reelección eterna. Sí entendemos imprescindible una reforma que democratice las instituciones”.

A su turno, el jefe del bloque de diputados nacionales de la Unión Cívica Radical (UCR), Ricardo Gil Lavedra, consideró que el oficialismo no tiene “autoridad moral” para impulsar una posible reforma constitucional, porque “no cumple ni siquiera mínimamente las reglas actuales”.

El legislador radical consideró que “el presidencialismo es un sistema de muy baja calidad democrática, es un sistema muy malo”, pero advirtió que para avanzar en una reforma constitucional “tiene que haber un consenso muy extendido, muy fuerte”.

En tanto, el candidato a gobernador bonaerense por Unión para el Desarrollo Social (Udeso), Francisco de Narváez, también se manifestó en contra de una posible reforma y sostuvo que “hay que dejar de cambiar las reglas”.

“Los regímenes parlamentarios funcionan bien en algunos países y en otros no tanto. Los regímenes presidencialistas, como el nuestro, también. Creo que tenemos que dejar de cambiar las reglas y ponernos a cumplirlas; es un problema cultural: siempre tenemos una excusa”, señaló el candidato bonaerense.

En medio de la campaña electoral, la discusión sobre una posible reforma constitucional sólo ocupa hasta el momento a la oposición, dado que el gobierno no ha hecho referencia al tema y mantiene silencio de radio frente a estas especulaciones.

Sólo el diputado y referente dela CGT HéctorRecalde quebró el silencio establecido dentro del oficialismo. “Seguramente lo deben haber llamado para tirarle de las orejas”, señaló a Noticias Argentinas una fuente oficialista respecto de Recalde.

El dirigente gremial ironizó sobre Carrió: “Para elucubrar antes de la elección (general de este mes) qué va a pasar en 2015, hay que tener una mirada de oráculo muy profunda”. “Me parece que a este oráculo le va a ir como la segunda parte”, bromeó.

“Los abogados, cuando queremos saber la suerte de un derecho, vemos la jurisprudencia y, si uno analiza los pronósticos de los últimos años, en todos los pronósticos dramáticos y apocalípticos que hizo (Carrió) no tuvo suerte en las predicciones”, agregó.

De todas formas, Recalde recordó en declaraciones a radio La Red que el juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni “hace muchos años que está diciendo que sería necesario una reforma de la Constituciónpara ir a un sistema parlamentario”, aunque evitó dar su opinión al respecto.

Comentarios