Edición Impresa, Política

Carrió se va para no repetir “el fracaso de la Alianza”

Aunque la decisión final será en 20 días, la diputada de la CC envió una carta de ruptura al radicalismo.

Si bien aclaró que la resolución formal la tomará dentro de 20 días la conducción nacional de la Coalición Cívica, la diputada Elisa Carrió avanzó ayer en su alejamiento del Acuerdo Cívico y Social (ACYS) mediante una carta dirigida a los dirigentes radicales Gerardo Morales, Ricardo Alfonsín, Ricardo Gil Lavedra y Mario Negri. La misiva de Carrió llegó luego de que el titular de la UCR, Ernesto Sanz, hiciera declaraciones sobre su posible alejamiento: “Quien se quiera ir o ya lo haya decidido tiene las puertas abiertas”, había dicho Sanz antes de que la líder del ARI le retrucara que no estaba dispuesta “a transitar el fracaso estrepitoso de la Alianza”.

Al profundizar el distanciamiento del frente electoral que hasta ahora compartía con la UCR, el socialismo y el GEN, Carrió se refirió a los cruces que mantuvo en las últimas semanas con los principales dirigentes del Acuerdo, principalmente con el gobernador Hermes Binner y con la líder del GEN, Margarita Stolbizer, y pidió “terminar con la lamentable disputa pública”.

Pese a que aseguró estar dispuesta a mantener la unidad lograda en la Legislatura nacional, la líder del ARI dijo que no quería “tapar bajo la alfombra las grandes complicidades que en el proceso de destrucción de la Argentina han tenido actores concretos, tanto del peronismo como del radicalismo, como de terceras fuerzas que quedaron fagocitadas”, en clara alusión al Partido Socialista.   

En ese sentido, agregó que no estaba “dispuesta a volver a transitar el fracaso estrepitoso de la Alianza fundada en la traición electoral, la corrupción, la impunidad y la irresponsabilidad”.

“Hoy, los gerentes que manejaron la UCR durante años, tienen razón, yo no les sirvo, tampoco la Coalición Cívica, formada por una generación de jóvenes con principios que no toleran ni el cinismo, ni el pacto ni la corrupción”, afirmó Carrió, en otro párrafo de su misiva.

En ese sentido, agregó que “lo que fundamos para ganar las elecciones del 28 de junio, basado en conductas, principios y programas no puede caer en las manos de los que manejan los hilos desde atrás para que nada cambie”.

Y agregó que “a (el ex presidente Néstor) Kirchner no lo va a derrotar el pasado, sino el futuro. El futuro que se expresa en la transparencia, la república, el desarrollo económico y la justicia social y no en los viejos pactos corporativos”.

Carrió sostuvo además que “quiera Dios y nuestro trabajo que podamos formar parte de una coalición gobernante que cambie la Argentina, pero no nos pidan arriar las banderas, la conducta y menos aún que le mintamos al pueblo de la Nación”.

Finalmente, tras señalar que la confederación de la Coalición Cívica tendrá en veinte días la decisión final sobre el alejamiento del Acuerdo, sostuvo: “Estoy convencida de que finalmente triunfarán los valores y la concordia, pero debo recordarles que no sabemos vivir en la ambigüedad permanente y en la especulación eterna”.

El detonante

Según indicaron a Télam fuentes cercanas a la titular de la CC-ARI, Carrió decidió alejarse del ACyS luego de conocerse las declaraciones del titular de la UCR, Ernesto Sanz, en las que se entusiasmó con la posibilidad  de que Binner integre una fórmula presidencial con Ricardo Alfonsín o el vicepresidente Julio Cobos. Sanz además había sostenido en declaraciones a Radio Dos que “quien se quiera ir o ya lo haya decidido tiene las puertas abiertas”, en alusión a la salida de Elisa Carrió del frente opositor. Sanz también había asegurado que las duplas Ricardo Alfonsín-Hermes Binner o Julio Cobos y el gobernador de Santa Fe serían “dos fórmulas previsibles y de gente decente, que es lo que el país necesita”.

Comentarios