Edición Impresa, Policiales

Justicia

Carbón Blanco: otro expediente para Salvatore

Fue procesado por enviar otra tonelada de cocaína a Europa en 2005.


El abogado porteño Carlos Salvatore, condenado a 21 años de cárcel por el caso Carbón Blanco, fue procesado ahora por el contrabando de otra tonelada de cocaína escondida en dos cargamentos del mismo producto descubiertos en 2005 en el puerto de la ciudad española de Valencia, caso que en su momento también fue llamado Carbón Blanco y que tiene a dos condenados.

La medida fue dispuesta por el juez federal Nº 2 de Lomas de Zamora, Federico Villena, quien también dictó el procesamiento con prisión preventiva para otro de los acusados, Félix Manuel Bejar (55), y dio por extinguida la acción penal por muerte de un tercer imputado. El Ministerio Público Fiscal (MPF) informó que el juez embargó a Salvatore (59), quien permanece internado por problemas de salud, por 100 millones de pesos y por 10 mil a Bejar.

En su resolución, el magistrado consideró que a partir del análisis integral de los distintos procesos judiciales que se le siguen a Salvatore pudo “comprender con mayor claridad la organización que había montado” el imputado ya que, cuando la Justicia comenzó a investigarlos, “aparecían como hechos aislados en función del desconocimiento que entonces se tenía acerca del contexto en el que se estaban realizando”.

En la causa también interviene el fiscal federal de Lomas de Zamora, Leonel Gómez Barbella, con la colaboración de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar). Ambos representantes del MPF le atribuyeron a Salvatore “haber estructurado, dirigido y financiado una asociación de carácter estable, con soporte estructural, división de roles, regulación interna de las facetas de organización, liderazgo y con la capacidad para permear las agencias de control formal de modo de sostener el desarrollo de la actividad ilícita”. De acuerdo con la acusación, esta organización estaba formada por “más de tres personas dedicadas al transporte internacional de sustancias estupefacientes al Reino de España, acondicionadas en bolsas de carbón vegetal, trasladadas en contenedores por vía marítima”.

Para el MPF, Salvatore era el líder de la banda y llegó a montar una serie de maniobras a través del emprendimientos cinematográficos e inmobiliarios y acciones para lavar casi mil millones de pesos provenientes del tráfico de cocaína.

La imputación a Salvatore fue presentada por los fiscales Silvia Ruth Cavallo y Diego Iglesias tras la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 2 de La Plata que en diciembre de 2014 condenó por el mismo caso a Roberto Miguel Casares y al exportador japonés Akira Taira a 8 y 6 años de prisión, respectivamente.

El caso comenzó a investigarse en 2005 luego de que el 10 de mayo y el 4 de junio de ese año las autoridades españolas descubrieran una tonelada de cocaína oculta en dos cargamentos de carbón vegetal en el puerto valenciano. Por otra parte, Salvatore fue condenado a 21 años de prisión en septiembre de 2015 por el Tribunal Oral Federal de Resistencia al cabo de un juicio en el que se ventiló el contrabando de otra tonelada de cocaína enviada a Portugal entre fines de 2011 y principios 2012 también oculta en bolsas de carbón de una planta ubicada en la localidad chaqueña de Quitilipi. Por ese caso, el segundo en ser conocido como Carbón Blanco, también fueron condenados el empresario arroyense Patricio Gorosito (65), a 19 años de prisión; el comerciante Héctor Roberto (62) y el intermediario Héctor Pérez Parga (61), a 17, y al capataz de la planta de Quitilipi, Rubén Félix Esquivel (57), a 12.

Condena ratificada

Un mes atrás Casación confirmó una condena a 2 años y 2 meses de cárcel contra Salvatore por estafa procesal y falsificación de documento en un caso de 2002. Lo penaron por haber inducido a error a un juez federal porteño, quien le hizo entrega de 26 mil dólares y 3 mil euros, y por haber falsificado tres certificados judiciales que lo autorizaban a tramitar el pasaporte y salir del país.

Comentarios