Edición Impresa, Política

Candidato es lo que sobra

En esta semana dos dirigentes del peronismo manifestaron su intención de pelear por la Casa Gris el año próximo. Mercier primero y Spinozzi después dijeron que aguardan la definición de Reutemann.

En el seno del justicialismo santafesino, la que pasó fue una semana de lanzamientos. Primero el senador por el departamento La Capital Juan Carlos Mercier y luego su par del departamento General López Ricardo Spinozzi hicieron públicas sus intenciones de suceder a Hermes Binner en la Casa Gris. El primero ató su candidatura a la –cada vez más fría– posible candidatura de Carlos Reutemann a la presidencia de la Nación. El segundo admitió que el justicialismo se está reorganizando para recuperar el poder en la provincia. Los dos responden al Lole y comparten bloque en el Senado provincial; sus declaraciones hacen visible la interna dentro de la interna: es decir la interna del reutemismo, sector que a la vez está enfrentado –en alianza con el obeidismo– al kirchnerismo santafesino cuyo referente, Agustín Rossi, también parece lanzado (ver página 8).

El contador entusiasta

Mercier fue el primero en hacer explícito su deseo de gobernar la provincia. En una entrevista radial reconoció: “Diez años de mi vida política los hice al lado de Carlos Reutemann. Mi trabajo entonces fue ayudar a consagrarlo dos veces como gobernador y acompañar su gestión. Y a partir de sus dos mandatos, mi visión es que él debería ser candidato a presidente de los argentinos, y para eso trabajo cotidianamente”.

En ese contexto lanzó  su candidatura. “Si (Reutemann) se consagra como candidato, algunos de los que lo hemos acompañado pensaremos en postularnos. Yo tengo mis aspiraciones. Si Reutemann es presidente y yo lo puedo acompañar como gobernador, sería la culminación de mi vida política”, se ilusionó Mercier.

“Pero si él requiere de mis servicios dentro de ese proyecto, iré donde sea útil”, amplió su oferta, mirando otra vez hacia la cartera económica, el lugar desde donde edificó técnicamente su carrera política.

El pollo de General López

Un día más tarde, también en diálogo con la emisora santafesina LT9, Spinozzi hizo lo propio. “El justicialismo está reorganizándose para poder recuperar el gobierno de la provincia”, comenzó advirtiendo el senador y presidente del partido a nivel provincial. “Mentiría si digo que descarto la posibilidad de postularme a la gobernación. Todos los que estamos en política sabemos que cuanto más arriba se está, más posibilidades de resolver los problemas se tienen”, aseguró.

Spinozzi se metió de lleno en la interna partidaria: “Viene un recambio generacional en el PJ, del cual varios dirigentes más jóvenes somos concientes de la posibilidad de plantear una provincia diferente donde no haya que andar mendigando de rodillas en Buenos Aires para poder obtener lo que nos pertenece. Y el Senado dio ejemplos de que el peronismo puede aún, después de la derrota (en las elecciones de 2007), reorganizarse, trabajar en unidad y llevar adelante de manera responsable su posición de oposición”.

Aunque no lo dijo, el “recambio generacional” deja afuera al tercer precandidato autopostulado del PJ santafesino, el dos veces gobernador y actual diputado nacional Jorge Obeid, quien también en su momento manifestó su intención de volver a la Casa Gris, siempre en un escenario con Carlos Reutemann disputando la Presidencia de la Nación.

El senador por General López también quiere ver al Lole en la Casa Rosada. “Confiamos en que Carlos Reutemann pueda ser una buena noticia para la política nacional en caso de definir afirmativamente su candidatura a presidente. Nos interesa su decisión. Estoy muy preocupado porque la sociedad parece admitir que el kirchnerismo ejerce un estilo de gobernar de darles a los amigos y a los adversarios nada, cuando en realidad somos todos argentinos. Desde Santa Fe se hacen aportes y lo que reclamamos es lo que es nuestro”, agregó Spinozzi.

Los dos precandidatos tienen una larga historia al lado de su jefe político. Mercier fue ministro de Hacienda en las dos ocasiones que el Lole estuvo al frente de la provincia, entre 1991 y 1995 y entre 1999 y 2003. Desde el Senado, fue aliado del obeidismo en su segunda gestión y, tras la victoria del Frente Progresista, se encargó de hacer una férrea oposición al gobierno de Binner.

Spinozzi, actual presidente del PJ provincial, también es un acérrimo reutemista. Fue secretario Legal y Técnico de la última gestión del Lole y codirige el partido fronteras adentro de la provincia, en un tembloroso equilibrio con el sector de Rossi, quien impuso como vicepresidente a Jorge Fernández.

Como es habitual, el inspirador del sector interno del peronismo en cuestión, el senador Carlos Reutemann, no abrió la boca al respecto. De hecho, las posibles candidaturas tanto de Mercier cuanto de Spinozzi están supeditadas a una decisión que no los tiene como protagonistas: que el Lole lance finalmente su postulación a la presidencia de la Nación. Lo cierto es que, aprovechando el mutismo del líder, las segundas líneas comienzan a ubicarse en los andariveles de largada pensando en los comicios del año que viene que en Santa Fe, y ahora también en todo el país, se dirimen primero en elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias.

Comentarios