Edición Impresa, Política, Últimas

Candidato es lo que sobra

Comienza a despejarse el panorama sobre los postulantes de las distintas fuerzas políticas que aspiran a acceder al gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Los afiches, un clásico en las calles de la capital. A fines de enero se conocerán los resultados de la negociación con el Club de París

Con la incertidumbre sobre las elecciones en la ciudad de Buenos Aires, si se adelantarán o no, varios aspirantes a suceder al jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri ya presentaron oficialmente sus candidaturas para los comicios de 2011 y otros comenzaron a empapelar la ciudad con afiches.

La eventual anticipación de la elección porteña había dejado la puerta abierta a la posibilidad de una doble candidatura de Macri: primero postulándose para un nuevo mandato en la ciudad, y después compitiendo por la Presidencia de la Nación, con el aval de los votos recibidos en el distrito porteño.

La posibilidad de que el líder del PRO busque la reelección en la ciudad afecta a los candidatos de su partido que aspiran a reemplazarlo: la ex vicejefa de gobierno y actual diputada, Gabriela Michetti, y el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, están supeditados a la definición de Macri.

En tanto en el kirchnerismo, el primero en lanzarse oficialmente fue el ministro de Economía, Amado Boudou, quien sorprendió días atrás al presentar su precandidatura con un acto en el gremio Smata, donde recibió el aval del líder de la CGT, Hugo Moyano, y del ministro de Planificación, Julio De Vido. Los otros posibles precandidatos oficialistas son el senador y ex ministro de Educación, Daniel Filmus; y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quien es impulsado por la agrupación Martín Fierro. Tanto Boudou como Tomada empapelaron estos días el centro porteño con afiches de campaña.

También los ex jefes de gobierno porteño Aníbal Ibarra (por el Frente Progresista Popular) y Jorge Telerman coquetean con el kirchnerismo porteño y buscan no quedarse afuera de la pelea por la sucesión en la ciudad de Buenos Aires.

Por su parte, el Peronismo Federal alienta la candidatura del ex titular del Banco Central, Martín Redrado, cuyo rostro apareció también en afiches pegados en las calles de la ciudad, firmados por “Renovación Federal Peronista” y con el lema “Lo que viene”. Otro dirigente que busca competir desde este espacio es José Pepe Scioli –el hermano del gobernador Daniel Scioli–, quien aspira a ser el postulante de Francisco De Narváez en la ciudad.

Desde la Coalición Cívica, ya se hizo la proclamación formal de la candidatura de la senadora María Eugenia Estenssoro, con un acto en un teatro del barrio del Abasto. Cada vez más alejada de sus ex socios radicales y socialistas, la líder de la fuerza y candidata presidencial Elisa Carrió, ungió a Estenssoro y afianzó de esta manera su estrategia de presentar candidatos propios en los principales distritos del país.

En el radicalismo, los principales aspirantes son los diputados Ricardo Gil Lavedra, Silvana Giúdici y Enrique Olivera, quien ya ocupó ese cargo durante el gobierno de Fernando de la Rúa. El partido centenario también competirá con candidatos propios en la ciudad, sin alianzas con otras fuerzas.

Un ex radical que también buscará dar la pelea es el ex ministro de Economía de De la Rúa, Ricardo López Murphy, quien se propone desde su espacio Convergencia Federal.

El Partido Socialista, en tanto, lanzó en el barrio de La Boca la candidatura del diputado nacional Roy Cortina, con fuertes críticas al macrismo. Cortina hizo pública su voluntad de competir en las próximas elecciones y ratificó su vocación de seguir trabajando en la conformación de un Frente Progresista con la UCR, el GEN y otras fuerzas políticas y sociales afines.

Comentarios